*Utiliza empresas factureras, la presidente municipal de Solidaridad, Laura Esther Beristain Navarrete, para justificar gastos millonarios bajo el supuesto de “atender la contingencia provocadas por el coronavirus

*Con al menos tres funcionarios municipales, la alcaldesa infla precios de medicamentos, gel antibacterial, cubrebocas, entre otros

STAFF SOL QUINTANA ROO

Playa del Carmen.- Con la muerte de al menos funcionarios municipales a cuestas, la presidente de Solidaridad, Laura Esther Beristain Navarrete, acude a las empresas factureras para justificar gastos millonarios bajo el supuesto de “atender la contingencia sanitaria y económica” provocadas por el Covid-19.

Con información obtenida en el micrositio Covid-19 de Quintana Roo, la alcaldesa contrató por la vía de la adjudicación directa a empresas dedicadas al mantenimiento de maquinaria y al comercio inmobiliario para justificar el gasto de al menos $7,895,904.00 (Siete millones ochocientos noventa y cinco mil novecientos cuatro pesos 0/100 MN).

El documento que se presenta en la página web, es notorio que los precios están inflados. Por ejemplo, una pastilla de paracetamol de 500 la compró en más de 15 pesos, cubre bocas plegables azules en 9 pesos, o un litro de gel en cerca de 100 pesos.

Lo más lamentable y vergonzoso es que no se sabe a dónde fueron a parar todos esos productos y medicamentos, pues a la fecha la sociedad playense no recibió ninguno de estos beneficios, además de que los enfermos con coronavirus fueron tratados en los hospitales de zona del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el General de la Secretaría de Salud Estatal (Sesa).

Y mientras la alcaldesa buscaba la forma de como justificar los millonarios gastos, los funcionarios estatales Martha Caballero, de 40 años, y Jonathan Arana Chan, de 27, reportero y camarógrafo de Comunicación Social del Ayuntamiento de Playa del Carmen, en Quintana Roo, fallecieron por covid-19. Otra de las víctimas mortales fue Manuel de Jesús Espinosa Flores “Comandante Puma”, director de Tránsito Municipal de Playa del Carmen, también falleció por coronavirus.

La compra más cuestionada es la que le adjudico a la empresa “Marjos Ingeniería, S. de R.L. de CV”, bajo el número de contrato DPM/AD/ADQ/011/2020 por la cantidad de $3,132,000.00 (Tres millones ciento treinta y dos mil pesos 0/100 MN), para la adquisición de 300 mil máscaras quirúrgicas o de aislamiento para personal médico (cubrebocas) con un precio de nueve pesos más IVA que supuestamente fueron entregados a la población en general.

Esta compañía, supuestamente está dedicada a arrendar, comprar, construir, vender, diseñar, instalar, operar, administrar, supervisar, dar mantenimiento, o en cualquier otra forma negociar con maquinaria, herramienta, materiales, y equipo y servicios para ser usados en instalaciones eléctricas y/o mecánicas, instrumentación, telecomunicaciones, edificios, obras civiles y otros trabajos generales de ingeniería.

Otro de los contratos más lucrativos fue el otorgado a la empresa Medipsa, S. de R.L. de C.V., dedicada a la industria farmacéutica. Por un monto de $3,392,420.00 (Tres millones trecientos noventa y dos mil cuatrocientos veinte mil 0/100 MN), el contrato DPM/AD/ADQ/006/2020 se le asignó para la adquisición de cuatro mil frascos de gel antibacterial de galón; 16 mil botellas de gel de un litro, y 50 mil cubrebocas plisado.

Por cada galón de gel, el municipio pagó 344 pesos más IVA con recursos fiscales del ayuntamiento, y por cada litro $86 pesos más IVA, y por cada cubreboca plisado supuestamente pago 3.45 más IVA, mismos que según el documento fueron entregados a la población.

A esta misma empresa le compró el ayuntamiento de Solidaridad varios lotes de medicamentos. Bajo el contrato número DPM/AD/ADQ/012/2020 y por un monto de $732,664.00 (Setecientos treinta y dos mil seiscientos sesenta y cuatro pesos 0/100 MN). Medipsa, S. de R.L. de C.V. le vendió medicamentos para la atención de pacientes de Covid-19 a precios inflados. Un  ejemplo es de ello es que una tableta de paracetamol la compró en $15.12 pesos más IVA; una tableta de Iboprufeno de 400 gramos 33.60 pesos más IVA; una pastilla de eritromicina 91.57 pesos más IVA; sobre de suero oral 7.60 pesos más IVA, etc.

Llama la atención el contrato que le otorgó la alcaldesa Laura Esther Beristain Naverrete, a la empresa “Consultoría, Ingeniería y Construcción Civil del Norte, S.A. de C.V.”. Bajo la adjudicación directa, el entregó $370,016.80 (Trescientos setenta mil diez y seis mil pesos 80/100 MN) bajo el contrato número DPM/AD/ADQ/015/2020, para la adquisición de 2 mil cubrebocas 159.49 más IVA.

Sin embargo, esta empresa nada tiene que ver con la fabricación de cubrebocas. Está dedicada a la compra, venta, adquisición y enajenación de todo tipo de bienes inmuebles, así como su fraccionamiento y urbanización y la construcción y edificación de todo tipo de obras habitacionales, civiles, comerciales y recreativas, y la compra, venta, arrendamiento, uso, construcción y en general la administración de toda clase de bienes muebles e inmuebles y la urbanización y fraccionamiento de los bienes inmuebles adquiridos, arrendados o administrados.

Los funcionarios que fallecieron por presunta negligencia de la alcaldesa fueron dos funcionarios de Comunicación Social del Ayuntamiento de Playa del Carmen, en Quintana Roo, así como el director de Tránsito Municipal de Playa del Carmen: Martha Caballero, de 40 años, y Jonathan Arana Chan, de 27, reportero y camarógrafo, así como Manuel de Jesús Espinosa Flores “Comandante Puma”, respectivamente.

El total de las personas fallecidas por Covid-19 en el municipio de Solidaridad hasta el 16 de junio sumaban unos 60 casos, con 379 contagiados y 227 recuperados, mientras que la alcaldesa brillaba por su ausencia en las calles.

Lo declarado por la presidente municipal de Solidaridad en el micrositio covid-19 Quintana Roo es apenas una parte de los que realmente trata de justificar la alcaldesa, pues asegura que la comuna ha gastado hasta 35 millones en despensas y comidas en los comedores populares, lo que resulta un insulto ya que las únicas despensas que llegaron a las familias fueron las que proporcionó el gobierno del estado.

Los $7,895,904.00 (Siete millones ochocientos noventa y cinco mil novecientos cuatro pesos 0/100 MN) que supuestamente gastó el ayuntamiento solidarense es apenas una pequeña muestra de los millonarios recursos que se embolsan en complicidad con empresas factureras en detrimento de la empobrecida sociedad.

Anuncios

Dejar respuesta