Portadas Yucatán

ALCALDES, ALIADOS DE ROBATIERRAS

*Han contado desde hace mucho tiempo con la complicidad de alcaldes que les dan la firma para la construcción de más viviendas y están acabando con las pocas hectáreas que quedan

Redacción/Sol Yucatán

Kanasín, Yucatán. – Sujetos desconocidos enviados por sus patrones ladrones de tierras, quieren despojar de 18 hectáreas de tierras a don Luis, esto en el fraccionamiento Dzoyolá en este municipio. Sin embargo, este humilde campesino ya dijo que con su propia vida defenderá lo que les pertenece a él y a sus hermanos.

Este municipio ha crecido considerablemente, de hecho es el segundo más poblado del estado, por lo que bandidos de tierras se han aprovechado de algunos campesinos, robándoles sus parcelas para construir más fraccionamientos.

Desde luego que los ladrones de tierras han contado desde hace mucho tiempo con la complicidad de alcaldes que les dan la firma para la construcción de más viviendas y por ello están acabando con las pocas hectáreas que quedan.

Don Luis pidió a Sol Yucatán acompañarlo a sus parcelas en donde sujetos desconocidos llegan y tratan de intimidarlo para que se salga de sus propias tierras.

Con un nudo en la garganta, cuenta al reportero de esta casa editorial lo que está viviendo.
“No nos dejan sembrar, mi hermano ya chapeó pero no sé cómo se llama él (el que les quiere robar las tierras), manda a sus trabajadores y les pregunto, pero sólo me contestan que no me pueden dar su nombre”, denuncia este humilde hombre del campo.

Sin embargo, los desconocidos le han dicho que compraron las tierras pero no le muestran ningún documento.

“Dicen ellos que su patrón compró las tierras desde el 2010, pero estas parcelas eran de mi abuelo que ya murió y se las dejó a mi papá, también ya fallecido, y ahora nos pertenecen a mis hermanos y a mí, por eso yo digo que voy a defenderlas con mi propia vida y si me las quieren quitar también voy a darle al que sea”, señaló enojado don Luis, quien también está decepcionado de las autoridades que no intervienen.

“Nosotros seguimos viniendo a trabajar el campo, tenemos para un lado 540 metros y para el otro 360, aquí somos los dueños mi hermano y yo, nosotros somos ejidatarios tenemos nuestro certificado, pero eso no los respetan estos sujetos. No importa que me maten, pero yo también les voy a dar, pero no nos van a quitar las tierras que nos pertenecen porque son para nuestros hijos, para nuestras familias”, agregó este campesino.

Es preciso señalar que en esta localidad son pocas las tierras ejidales que quedan, toda vez que muchos de los campesinos han cedido a venderlas a inmobiliarias que construyen casas, en su mayoría de mala calidad, sin que autoridad alguna intervenga en beneficio de los campesinos.

Por el contrario, los alcaldes que han estado al frente del Ayuntamiento, han vendido sus firmas para permitir el saqueo del ejido, beneficiando su bolsillo, mientras que los pobres campesinos siguen viviendo en la miseria, en la marginación por los malos gobiernos a los que no les importa su gente.

Artículos Relacionados

TRIBUNAL ELECTORAL DA LA RAZÓN A SOL YUCATÁN SOBRE MEGAFRAUDE ELECTORAL EN YUCATÁN

Arceus

SIN MOVIMIENTOS, CASO GÓNGORA

Bombón

LÍDER SINDICAL POSEE MÁS DE 70 PROPIEDADES

Información

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: