Internacionales

APRUEBAN EL JUICIO POLÍTICO CONTRA DONALD TRUMP, LA DECISIÓN PASA AL SENADO

Redacción / Sol Quintana Roo

Estados Unidos.- Donald Trump se convirtió este miércoles en el primer presidente de Estados Unidos en ser sometido dos veces a juicio político, luego de que la Cámara de Representantes votara a favor de la acusación de que incitó a asaltar el Capitolio una semana atrás. La decisión final estará ahora en manos del Senado, que dará inicio al proceso.

Los demócratas, con mayoría en la Cámara Baja, fundamentaron la acusación al mandatario del cargo de “incitación a la insurrección” y lograron aprobar la Resolución 24 de “juicio político a Donald Trump, presidente de los Estados Unidos, por altos crímenes y delitos menores” por 232 votos contra 197 en contra.

Entre los votos a favor hubo 222 de parte de legisladores demócratas y 10 de republicanos. Mientras que los votos en contra fueron en su totalidad de republicanos, entre los cuales se registraron además 4 abstenciones.

La Cámara de Representantes de EE.UU. aprobó este miércoles la apertura de un nuevo juicio político contra el presidente saliente, Donald Trump, en esta ocasión bajo la acusación de «incitación a la insurrección» tras el asalto de la semana pasada al Capitolio por parte de una turba de sus seguidores, que dejó cinco muertos.

Con un total de 231 votos a favor, 221 demócratas y 10 republicanos, la Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó la medida, la segunda vez contra el presidente Donald Trump.

Diez republicanos votaron por el juicio político, entre los que destacan Dan Newhouse de Washington; John Katko de Nueva York, Jamie Herrera Beutler de Washington, Adam Kinzinger de Illinois, Fred Upton de Michigan, Liz Cheney de Wyoming y Peter Meijer de Michigan.

Mientras, la oficina del líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, informó que los senadores no regresarán a sesionar antes del 19 de enero; con lo que se anula la posibilidad de llamar a una sesión para tratar el tema del juicio político contra el presidente Donald Trump.

La oficina añadió que McConnell aún no ha decidido si votará a favor de enjuiciar a Donald Trump, pero señaló que él estará dispuesto a escuchar los argumentos que presenten en el Senado cuando se aborde el tema.

La Cámara de Representantes de EU inició este miércoles su sesión en la que prevé votar por el nuevo juicio político contra el presidente Donald Trump tras el violento asalto al Capitolio de hace una semana perpetrado por una turba de sus seguidores, en el que murieron cinco personas.

Los demócratas, con mayoría en la Cámara Baja, buscarán hoy acusar al mandatario del cargo de «incitación a la insurrección».

El proceso iniciado en la Cámara Baja promete obligar al Senado a someter a Trump a un juicio político que se desarrollará cuando el presidente electo, el demócrata Joe Biden, ya esté en el poder, y que por tanto no tendrá como principal objetivo la destitución del mandatario sino su posible inhabilitación para ejercer futuros cargos políticos.

La presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, lanzó que Trump es «un peligro para la nación» y por ello se tiene que ir, durante su intervención en la que pugnó por someter al magnate a juicio político.

A su vez, congresistas republicanos señalaron que el impeachment es «temerario» e «insensato» y por ello debe ser rechazado «por el bien común».

El congresista republicano Andy Biggs dijo a los demócratas que llevar a juicio político a Trump será contraproducente. «Lo convertirán en un mártir», lanzó.

El representante líder de la mayoría demócrata Steny Hoyer se apoyó en las palabras de la republicana Liz Cheney, quien es la única republicana en el liderazgo que ha pedido la destitución del presidente Trump.

«Este juicio político debe ponerse en la perspectiva de lo que dijo el presidente republicano de la conferencia republicana», dijo Hoyer, refiriéndose a Cheney.

«Ella dijo que el presidente … convocó a la turba, reunió a la turba y encendió la llama de ese ataque», continuó. «Nunca ha habido, dijo, una mayor traición por parte de un presidente … de su cargo y su juramento a la Constitución».

El líder de los republicanos de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, dijo este miércoles que enjuiciar e impugnar al presidente Donald Trump sería un error.

«Un voto a favor de un juicio político dividiría aún más a esta nación. Un voto a favor de un juicio político avivaría aún más las llamas de la división partidista», afirmó McCarthy, quien advirtió además que eso no significa que el presidente esté libre de culpa.

«El presidente es responsable del ataque del miércoles al Congreso», dijo.

El presidente saliente de EU, Donald Trump, pidió a sus seguidores no incurrir en «violencia» ni romper la ley en los próximos días, ante las múltiples informaciones que apuntan a nuevas concentraciones violentas antes de la investidura dentro de una semana del mandatario electo, Joe Biden.

Ayer martes, el vicepresidente de EU, Mike Pence, envío una carta a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi para notificarle que no invocará la 25a Enmienda contra el presidente Donald Trump. La Cámara Baja, por su parte, decidió solicitar al vicepresidente recurrir a la legislación para concluir con el mandato del republicano.

«Es momento de demostrarle a los estadounidenses que la unidad es posible en el Congreso», consideró el político.

Pelosi había dado el día de ayer a Mike Pence 24 horas para invocar la enmienda o en su caso someterían a votación un artículo de «impeachment».

Con 223 votos a favor y 205 en contra, la Cámara de Representantes avaló la resolución para instar a Pence a invocar la Enmienda que permite declarar que el presidente en funciones no es apto para el cargo.

La resolución, presentada por el representante demócrata Jamie Raskin, también pedía a Pence asumir los deberes del cargo hasta que el presidente electo Joe Biden asuma como mandatario.

Este lunes, el Partido Demócrata en la Cámara de Representantes de Estados Unidos presentó la acusación «incitación a la insurrección» que plantea el único artículo de la resolución para imputar en juicio político (impeachment) al presidente Donald Trump.

La resolución presenta cómo Trump se dirigió a una multitud de seguidores poco antes de que decenas de ellos asaltaran el Capitolio violentamente el pasado 6 de enero.

Los firmantes acusan al mandatario de hacer declaraciones que «alentaron y previsiblemente resultaron en las acciones ilegales que ocurrieron en la sede del Congreso».

Está previsto que el documento para iniciar el proceso de juicio político sea sometido a votación el miércoles en el pleno de la Cámara de Representantes, donde sólo necesita mayoría simple para ser aprobado.

De ser así, Trump se convertiría en el único presidente en la historia de Estados Unidos en recibir un segundo impeachment de la Cámara de Representantes.

Además, esto se llevaría a cabo a pocos días de que Trump deje la Casa Blanca (el 20 de enero), por lo que se habla de que el juicio político propiamente dicho, que compete al Senado, podría definirse después de su salida del poder.

El mandatario calificó la iniciativa como «absolutamente ridícula».

Trump hizo este martes sus primeras declaraciones sobre lo que está sucediendo justo cuando abandonaba la Casa Blanca para viajar a la frontera entre Estados Unidos y México.

«No queremos violencia, absolutamente nada de violencia», subrayó antes de comentar la iniciativa de impeachment emprendida por los demócratas.

Las peticiones para que Trump sea sacado de la presidencia tras el asalto al Capitolio por parte de sus seguidores el pasado miércoles han ido en aumento conforme han pasado los días.

Demócratas y algunas voces en el campo republicano demandan que se haga responsable a Trump de acciones y palabras que, dicen, dieron lugar a los alarmantes disturbios en el Congreso.

Los legisladores son conscientes de que puede ser demasiado tarde para sacar a Trump de la presidencia antes de que expire el mandato, pero aun así quieren aprobar el impeachment y, en su caso, condenarlo potencialmente también para quitarle los beneficios de los que gozan los expresidentes e inhabilitarlo para desempeñar cargos públicos en el futuro.

Para alcanzar sus objetivos, los demócratas emprendieron este lunes dos vías en paralelo en la Cámara de Representantes: presentaron la resolución de impeachment y antes de eso insistieron en pedirle al vicepresidente Mike Pence que invoque la enmienda 25 de la Constitución.

Expertos constitucionalistas no se ponen de acuerdo sobre si es posible que un impeachment avance al juicio en el Senado una vez que el presidente ya no esté en el poder.

El artículo II sección 4 de la Constitución dice:

La Constitución le otorga al Congreso la autoridad para hacer un juicio político y retirar del poder al presidente, vicepresidente y todos los cargos civiles del gobierno federal de EU por traición, soborno u otros altos crímenes y delitos

Al no aparecer nada explícito sobre límites de fechas para llevar adelante el juicio político, juristas optan por interpretar los artículos constitucionales en uno u otro sentido.

Hay expertos que consideran que si la Cámara de Representantes aprueba acusar formalmente al mandatario mientras está en el poder, el Senado puede juzgarlo, aunque ya haya abandonado el cargo.

Lo más probable es que no tengamos una respuesta definitiva hasta que se presente la situación y el asunto se dirima en los tribunales.

Artículos Relacionados

AUMENTAN LOS MUERTOS POR COVID-19 A 1,526

Arceus

PFIZER ANUNCIA ÉXITO EN SU VACUNA CONTRA COVID-19

Arceus

EL SOLSTICIO DE INVIERNO PODRÁ OBSERVARSE EN 6 CIUDADES MAYAS, EN YUCATÁN

Arceus

Deja un Comentario