Internacionales Narcoavionetas

ASEGURAN NARCOAVIONETA CON CARGAMENTO DE DROGA EN HONDURAS

*Las Fuerzas Armadas de Honduras aseguraron una narcoavioneta con droga en las cercanías de Brus Laguna, departamento de Gracias a Dios

*Apenas el domingo, otra narcoavioneta que se estrelló en las cercanías de Wampusirpi, zona de la Mosquitia hondureña

Redacción/Sol Quintana Roo

Tegucigalpa.– La madrugada de este martes, las autoridades hondureñas aseguraron una narcoavioneta con droga en las cercanías de Brus Laguna, departamento de Gracias a Dios, zona de La Mosquitia.

Mediante un operativo en el escudo aéreo, se identificó una aeronave sospechosa que ingresó al espacio aéreo del país centroamericano, activando los protocolos de seguridad Nacional establecidos en la Ley de Espacio Aéreo con vigilancia y seguimiento a través de contacto visual con la aeronave tipo traza de origen desconocido la cual trasportaba narcóticos.

Los hechos ocurrieron a las 2:30 hora local, producto del seguimiento a la aeronave. La avioneta aterrizó en una área clandestina de aterrizaje ubicada a nueve millas al sur de Brus Laguna. En el lugar de los hechos, se reportó un enfrentamiento con grupos delictivos que pretendían descargar la droga.

Tras repeler a los presuntos narcotraficantes, se procedió a asegurar la avioneta tipo Cessna 340 con nueve fardos conteniendo la supuesta droga, otro paquete conteniendo alucinógeno y se detuvo a un ciudadano de origen guatemalteco.

Varias horas luego del aseguramiento, se hallaron tres fardos más conteniendo supuesta droga y un pipante (embarcación de pequeño calado). El total de la droga asegurada fue de 12 bultos. Cabe destacar que apenas el domingo, otra supuesta narcoavioneta que se estrelló en las cercanías de Wampusirpi, departamento de Gracias a Dios, zona de la Mosquitia hondureña.

HISTORIAL

Alrededor de una decena de narco-aviones son los que han sido incautados y/o incinerados, con o sin droga, en el nuevo triángulo dorado, lo que ha hecho que en los primeros tres meses de 2021 sean muy activos para esta práctica ilícita.

En opinión de expertos, las aeronaves no son un fenómeno nuevo. En los narco-vuelos los aterrizajes forzosos y los accidentes son frecuentes, pero sin detenidos. No obstante, autoridades de gobierno, señalan que gracias a la permanente coordinación existente entre las diferentes organizaciones policíacas, se ha logrado disminuir el tráfico aéreo de narcóticos. Pero todavía existen.

Pese a la reiterada coordinación gubernamental, lo cierto es que la presencia de ese tipo de naves, procedentes de Centro y Sudamérica, no cesa y siguen llegando a la frontera sur mexicana.

Si bien las autoridades militares, navales, estatales y locales han demostrado su participación activa y coordinada en operativos para combatir el narcotráfico aéreo, las autoridades federales guardan silencio en torno a los casos registrados.

Las aeronaves cargadas con toneladas de drogas que llegan a México no son un fenómeno nuevo, pero su creciente frecuencia sí, debido en ocasiones a la falta de controles efectivos por la carencia de instrumentos y herramientas necesarias, como radares, aunque en otras ocasiones por la corrupción de las autoridades.

SURESTE MEXICANO

Sin duda alguna, uno de los problemas más alarmantes que enfrenta muestro estado es la creciente ola de actividad delincuencial de las células del narcotráfico, tanto nacionales como extranjeras, las cuales son bien conocidas por utilizar las rutas aéreas de Centroamérica y del sureste del país para el trasiego de droga; y de modo llamativo, Quintana Roo se ha convertido en la entidad con más casos registrados en avistamientos, aterrizajes forzosos, quema de aeronaves y decomiso de enervantes.

En el caso más reciente, una avioneta fue hallada destruida en campos de la comunidad de Nuevo Tabasco, Zona Limítrofe con Campeche. Aparentemente la aeronave era utilizada para el transporte de droga. La aeronave fue interceptada por los radares de la Fuerza Aérea Mexicana a las 01:00 horas del 5 de febrero. Operativos terrestres fueron implementados en dicha zona. Aparentemente se trata de una avioneta tipo Cessna cuya matrícula fue borrada. Su capacidad era de una tonelada de peso.

CENTROAMÉRICA

El 26 de enero del presente año fue detectada la primera narcoavioneta en el Nuevo Triángulo Dorado luego de que una supuesta narcoavioneta fuese asegurada después de sufrir un accidente en Honduras.

La aeronave ingresó a La Mosquitia, Gracias a Dios, y se accidentó en unos árboles, ocasionando que se incendiara por el combustible derramado. Los militares aseguraron la zona, no sin antes protagonizar un enfrentamiento armado, que dejó con varias perforaciones uno de los helicópteros de las autoridades. Un ciudadano originario de Maraita fue detenido a 60 metros donde se accidentó la narcoavioneta y se encontraba en compañía de un aproximado de 60 personas quienes pretendían descargar la droga.

Tres días después, durante la madrugada un avión fue asegurado con 25 costales de cocaína en el territorio de Belice y nueve personas fueron detenidas. La avioneta cayó en las inmediaciones de Crokeed Tree, enfrente de la comunidad de Álvaro Obregón del lado mexicano. Al parecer, la aeronave intentaba aterrizar cerca de una zona conocida como Lemonal, pero por un desperfecto se desplomó lo que impidió que se pudiera concretar el aterrizaje.

El 1 de febrero, se aseguraron tres pacas de cocaína que fueron recuperadas del avión que fue localizado entre los distritos de Orange Walk y Belice el 29 de enero. La recuperación se dio después de una búsqueda en las aguas de la laguna, en donde se sospechaba que los detenidos las arrojaron para huir, después de que las autoridades frustraran su operación y los arrestaran.

El 18 de febrero, se localizó una narcoavioneta completamente quemada en suelo guatemalteco, en la región de El Petén, lugar donde también se encontraron dos lanchas abandonas, presuntamente para transportar la droga que venía dentro de la avioneta. Los hechos ocurrieron cuando radares de la fuerza aérea de Guatemala identificaron una avioneta ingresando a territorio nacional y su posible ubicación de aterrizaje, por lo que comenzó el rastreo vía terrestre para dar con la narcoavioneta, sin embargo el crimen organizado colocó púas por todo el camino para impedir el paso de las autoridades.

En otro hecho, el ejército de Guatemala aseguró dos narcoavionetas que aterrizaron de forma ilegal en distintos puntos del país el 21 de febrero, y cerca de una de ellas se localizaron 3 bultos de posible droga.

La primera aeronave aterrizó a 8 kilómetros de la frontera con México, en San Luis. Los elementos del ejército localizaron a tan solo 3 kilómetros de la nave los posibles ilícitos, pero al parecer la carga era más grande y se tuvo que distribuir para continuar su desplazamiento. La segunda, a unos 5 kilómetros al sur de la aldea Rosa Jamaica en Sayaxché, El Petén, aproximadamente a las 3 de la madrugada.

Tan sólo en Guatemala se han detectado al menos cinco narcoavionetas en lo que va del año. La primera, el 10 de enero, en La Libertad; la segunda, el 31 de enero, en Petén; la tercera y cuarta, el 18 y 21 de febrero, respectivamente, en San Andrés, y la última, también el 21 de febrero, en Sayaxché, añadió Téllez.

El pasado 2 de marzo, una narcoavioneta ingresó al espacio aéreo hondureño y fue asegurada por la Fuerza Armada de Honduras en el sector de Tabacunta, cerca de Brus Laguna, un departamento de Gracias a Dios. Las autoridades fueron alertadas acerca de una aeronave que procedía de América del Sur y, al llegar al lugar donde aterrizó, las dichas autoridades confirmaron que la avioneta había sido destruida.

Elementos de la policía beliceña localizaron, la tarde del 7 de marzo, una aeronave que se presume fue usada para el transporte de drogas: el avión podría haber transportado cocaína u otro enervante que, posiblemente, fue descargado en tierras beliceñas.

El avión fue hallado de manera siniestrada en la zona de Pine Ridge, cerca de un vertedero de basura del distrito de Plascencia, en el sur de Belice. Alrededor del sitio fueron encontrados 12 contenedores de combustible, los cuales ya estaban vacíos, por lo que se presume que la probable droga localizada había sido descargada con éxito por los narcotraficantes.

Aunado al caso anterior, se recibió el reporte por parte de fuentes internacionales de Belice, de tres tracto camiones sospechosos procedentes de América del Sur, lo cual llevó de manera conjunta a las autoridades de Belice a generar un operativo conjunto para ubicar puntos de aterrizaje posibles en todo el territorio beliceño.

Mediante un operativo aéreo se detectó un avión que había aterrizado en la zona sur del país cerca de la frontera Chiapas-Guatemala, sobre la cual se sabe, es una zona extremadamente remota y de difícil acceso.

Alrededor de las 6:30 am, fuerzas aéreas homólogas de aquel país informaron acerca de un nuevo de un aterrizaje más en el área de Guatemala en ésta la misma área. Unas horas después se confirmó la presencia de dos aviones quemados en el suelo, uno en el lado beliceño y el otro en el lado guatemalteco de la frontera.

En el caso más reciente, el pasado 28 de marzo, otra supuesta narcoavioneta se estrelló en Wampusirpi, departamento de Gracias a Dios, Honduras. Las Fuerzas Armadas informaron el hallazgo de una avioneta incinerada la cual estaba aparentemente cargada con droga.

SUDAMÉRICA

La primera narcoavionera que descendió en tierras sudamericanas en 2021 fue registrada el 3 de enero del presente año en una estancia llamada Ybycaí, a unos 35 kilómetros del centro de San Estanislao, lugar al que arribaron efectivos de la Policía Nacional de Paraguay, donde se enfrentaron contra una banda de narcotraficantes horas después del descenso de una narcoavioneta en la zona.

El 22 de enero, fue detectada en espacio aéreo venezolano una aeronave proveniente de Colombia la cual aparentemente era usada por el crimen organizado para transportar drogas. Siguiendo los protocolos nacionales e internacionales, se detectó y neutralizó la aeronave bimotor usada por narcotraficantes colombianos, la cual se encontraba ilegalmente en el Espacio Aéreo Venezolano.

Un día después, el 26 de enero, dos brasileños fueron procesados por la justicia Colombiana, al incautarle una narcoavioneta que entró ilegalmente a territorio colombiano, con varios kilogramos de cocaína en su interior.

La narcoavioneta fue interceptada de manera coordinada por autoridades colombianas cuando estaba viajando por la costa del río Orinoco sobre la Inspección de Casuarito en el mismo municipio, luego de haber ingresado de forma irregular a territorio colombiano.

Una avioneta fue derribada el 4 de febrero en el espacio aéreo de Venezuela. La aeronave fue derribada por autoridades venezolanas cuando volaba por el sector La Ciénaga del municipio Torres de manera ilegal, sin haberse anunciado a la torre de control. La avioneta venía de territorio mexicano con alguna droga en su interior, o estaba traficando algo en específico, pero no se pudo corroborar, ya que la avioneta quedó incinerada en su totalidad.

Las fuerzas armadas del Ecuador detectaron el ingreso de una avioneta por la frontera norte y que había aterrizado en una pista clandestina el 19 de febrero en los sectores de Bornón, Maldonado y Concepción, provincia de Esmeraldas. Un grupo de personas no identificadas sacaron varios bultos de la aeronave accidentada para después incinerarla, presuntamente para eliminar las evidencias.

Más de 200 kilogramos de cocaína y armas de fuego fueron encontradas en un operativo por inmediaciones de la reserva forestal de Ríos Blancos y Negro, en provincia Guarayos, Bolivia, el pasado 26 de febrero. Se encontraron dos pistas clandestinas, una carpa de lona camuflada entre la vegetación y 275 paquetes tipo ladrillo de clorhidrato de cocaína dispersas por la zona con un peso total de 279 kilos y 100 gramos y cinco armas de fuego y munición de diferentes calibres.

En otro hecho, el 2 de marzo, se localizó una narcoavioneta en una pista privada en Manglaralto, provincia de Santa Elena, Ecuador. En su interior había 400 kilogramos de cocaína. La aeronave fue detectada por autoridades de Ecuador, por lo que implementaron un fuerte operativo para localizarlo, utilizando radares en aguas internacionales a unas 100 millas náuticas del perfil costanero. Alrededor de 400 kilogramos de cocaína fueron asegurados. En el lugar también se encontraron bultos, bidones de gasolina y otros objetos de uso común.

Artículos Relacionados

MÁS DE 15 MIL MUERTOS EN TODO EL MUNDO

Daniel Tuz

EFEMÉRIDE DEL 12 DE ABRIL, ¿ QUÉ  PASÓ UN DÍA COMO HOY?

LA OTRA ENFERMEDAD QUE VIENE DETRÁS DEL ALTA POR COVID-19

Daniel Tuz

Deja un Comentario