Hoy Escribe La Columna Jurídica

COLUMNA JURÍDICA DEL SOL

LOS ERRORES DE LA FISCALÍA GENERAL DEL ESTADO

Hay errores que cuestan muy caro, en ocasiones, los políticos piden que se les dé un voto de confianza para poder demostrar lo contrario; Sin embargo, para los sectores de seguridad pública y procuración de justicia, el tiempo ha llegado, los resultados no han sido lo esperado y por el contrario el quintanarroense mantiene una percepción de inseguridad ante estas dependencias, hasta ahí, existe un gran problema que debe valorarse.

Sin embargo, adicional a lo anterior, sumamos que los mismos trabajadores de las instituciones tienen temor de realizar sus labores y no cuentan con las medidas y aditamentos necesarios para el desempeño de sus funciones.

Entonces, ahora sí, debemos tomar cartas en el asunto, hacer eco de lo que está mal y sobre todo, aceptar el error que se ha cometido, un gran error fue el nombramiento del Fiscal General del Estado, Óscar Montes de Oca Rosales, un funcionario gris que ha visto en Quintana Roo sólo una forma de beneficio personal y de colocación a sus grandes amigos, afectando de manera frontal al Quintanarroense, denostándolo con el olvido y la indiferencia laboral, con el acoso y el hostigamiento para poder crear espacios para los suyos, para los recomendados del Fiscal.

La contratación de poblanos y chilangos, como algún viejo trabajador de la FGE decía, realmente no es el problema, el problema es que los que han sido contratados en el tiempo de Óscar Montes de Oca Rosales cuentan con mejores beneficios salariales, vía compensación y otros de una manera más descarada, vía nómina directa.

Prueba de ello, es el paro de labores que realiza la Policía Ministerial, ya que se dieron cuenta de lo antes señalado ¿Cómo es posible que algunos trabajadores puedan tener mejores beneficios, si desempeñan las mismas funciones? ¿Por qué algunos tienen viáticos y aditamentos para laborar como armas y vehículos y otros se le es negado?

Estas interrogantes hacen eco con el paro de labores, pero como lo señaló el periódico Sol Quintana Roo, la FGE está siendo mal administrada y existen niveles de apoyo otorgados por el mismo Fiscal General a las personas que si considera “amigos”, sin embargo la transparencia en sus datos, personal y gastos no es muy clara.

Si hacemos un análisis a fondo de la dependencia, podremos ver el origen y destino de dos cosas; primero la orientación del presupuesto y cuáles son sus proporciones, también, un desempeño irregular, sin embargo, ningún diputado ha pedido el informe del desglose de los gastos y su ejecución, ninguno se atreve a señalar lo que está mal, ahí la complicidad de la omisión.

Esperamos que el Fiscal General del Estado, Óscar Montes de Oca Rosales pueda demostrar lo contrario, transparentar su rendición de cuentas y señalar cuánto ganan las personas que llegaron a Quintana Roo al momento o después de su designación y que en verdad no les paga más, que no otorga viáticos, gasolina, vehículos, apoyo con vales a los suyos y que el manejo discrecional es mentira, estaremos ahí para reconocer su labor en caso de que la discriminación al viejo trabajador quintanarroense.

Al chetumaleño, al cancunense, sea un error de percepción mediática, lamentablemente desde Cancún o la Ciudad de México, las cosas se ven muy diferentes.

FGE, CUEVA DE CONTAGIOS POR COVID-19

La falta de insumos y capacitación por el tema del COVID ha convertido a la FGE en un tipo de escuadrón de la muerte.

La cantidad de contagiados por esta pandemia va en demasía, las cifras oficiales no las dicen, uno que otro deceso se ve por las esquelas o condolencias que se postean en redes sociales.

Sin embargo, Chetumal, Bacalar, Tulum y ni que decir de zona norte (Cancún), las cifras alarman totalmente, la pregunta no va si hay contagios, la pregunta es ahora, quien no se ha contagiado, pues de esa manera se identifican los números de manera más sencilla.

Artículos Relacionados

DIARIO EJECUTIVO

Daniel Tuz

LOS CAPITALES

Daniel Tuz

ISEGORÍA

Eduardo Arias

Deja un Comentario