José María Morelos Portada

CORRUPCIÓN IMPERANTE

*A unos cuantos meses de abandonar la presidencia municipal de José María Morelos, Sofía Alcocer Alcocer intenta lavar sus culpas y en cierta forma salvar de posibles problemas legales a un grupo de seguidores

*De acuerdo con una tabla de remuneraciones, la esposa de Pedro Pérez Díaz dice que sólo cobra mensual 69 mil 754.82 pesos, cuando Sol Quintana Roo ha demostrado que puede ganar más que hasta el presidente mexicano

Redacción/Sol Quintana Roo

José María Morelos.- La presidenta municipal Sofía Alcocer Alcocer se ha convertido en la reina de la corrupción y de las mentiras. Se desprende de la nueva estrategia política que quiere aplicar a los morelenses para intentar poner como sucesor a su cuñado Carlos Miguel Pérez Díaz.

En el ayuntamiento de José María Morelos impera la corrupción, el tráfico de influencias y el absolutismo. Nadie tiene voz ni voto y la única voz cantante, hasta el momento, es la de Sofía Alcocer Alcocer. Ella decide quién gana más y quién gana menos.

A unos cuantos meses de abandonar la presidencia municipal de José María Morelos, Sofía Alcocer Alcocer intenta lavar sus culpas y de cierta forma salvar de posibles problemas legales a un nutrido grupo de seguidores que podrían estar ligados a ella en el tráfico de influencias.

De acuerdo con una tabla de remuneraciones que presentará Sol Quintana Roo en esta entrega informativa, la esposa del diputado local Pedro Enrique Pérez Díaz señala que solamente cobra la cantidad de 69 mil 754.82 pesos mensual. Este medio informativo ha demostrado que puede ganar más que el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El cinismo no tiene límites. Un funcionario público es capaz de besarle los pies a un superior con tal de conseguir el tan anhelado trofeo. De bolearle los zapatos hasta a quien no los usa, por tal de conseguir su voto. De hasta trabajar en las calles o hacer el espectáculo para demostrar que está comprometido con el pueblo.

Pero una vez en el poder, se olvida por completo de todo. Se muestra con apatía y ya no recibe a nadie. Ordena, no pide. Se olvida de caminar por las calles sin importarle la lluvia, el sol o el mal tiempo.

Cuando llegan al puesto que anhelan se vuelven invisibles, de esos a quienes en su vida les ha pegado el aire o tocado los rayos del sol. Así es Sofía Alcocer Alcocer de Pérez.

Quien ahora intenta reivindicarse con el pueblo al que le ha hecho tanto daño, y ahora saca a la luz pública que cobra como obrera, cuando se ha hecho público que gana más que el gobernador de Quintana Roo y el presidente de México. Que está comprando tierras a diestra y siniestra en el municipio que gobierna con el apoyo de su esposo, Pedro Pérez Díaz, diputado local.

Sofía Alcocer Alcocer percibe un sueldo de 102 mil 138 pesos. Sin contemplar sus compensaciones y “gastos” de representación. Con ellos, podría triplicar la cifra.

Pese a que gobierna uno de los municipios más pobres de Quintana Roo, la esposa del también ex presidente municipal se da una vida de lujos y excentricidades a cargo del erario municipal.

Se moviliza en un vehículo de lujo con valor cercano al millón de pesos, en tanto que los elementos de la policía municipal de José María Morelos perciben sueldo que rondan los cinco mil pesos mensuales.

Para dicho vehículo y las actividades personales de Alcocer Alcocer, la tesorería del municipio tiene designado 2 mil 500 pesos diarios de gasolina. Lo que suma 75 mil pesos al mes aproximadamente.

Coincidencias

Coincidentemente quien maneja la obra pública percibe un salario menor a ella, pero mayor a cualquier otro empleado. Es Enrique Várguez Moo, auxiliar de obras públicas que cobra 46 mil 697.44 pesos. Gana más que el director de obras públicas Jesús Baltazar Suárez Yah, quien percibe 41 mil 287.08 pesos; que el oficial mayor Asís Rahiv Segoviano Reyes, que cobra 30 mil 071.3 pesos; o que la tercera regidora Heydi Guadalupe Yam Quijano, que recibe 29 mil 988.04 pesos mensuales.

Sofía Alcocer, en este sentido y en muchos otros de orden personal y como titular municipal, tiene mucho que explicar a los funcionarios y a los propios ciudadanos en relación con sus cuentas.

Sus “obras” emblemáticas

Sofía Alcocer intenta tapar el sol con un dedo al entregar la obra pública a amigos o empresas “locales”. Como fue el caso de la construcción del comedor escolar en el preescolar Manuel Acuña.

Para dicha obra que está en ejecución, se entregará la cantidad de 1 millón 600 mil pesos a la empresa de Jesús Florentino Huchín Ucán. De acuerdo con el contrato JMM-DOP-FISM-55-19, la construcción del comedor escolar ubicado en la calle Chichankanab sin número, entre la calle Rojo Gómez y Tepich, se realizó de acuerdo con un contrato vigente del 9 de septiembre al 22 de noviembre de 2020.

Pero Sofía Alcocer Alcocer ha demostrado que no trabaja para el pueblo de José María Morelos, sino para un grupo selecto de amigos, parientes o socios a quienes está dirigida la “riqueza” del municipio. Mientras, la sociedad continúa viviendo sumergida en el fango.

Ella entrega la obra pública al mejor postor y gasta a manos llenas el dinero del erario público. Pero el personal de servicio público, como los policías, tiene sus uniformes desgastados. Y más que imponer con una imagen, lo único que dan es pena ajena.

Artículos Relacionados

¡QUIERE MÁS PODER!

Arceus

OLA DE “NARCO-VUELOS” EN NUEVO TRIÁNGULO DORADO 

Arceus

MÁS OBRA FANTASMA DE LAURA BERISTAIN

Jaqueline De la Portilla

Deja un Comentario