Quintana Roo

CORRUPCIÓN Y OPACIDAD

*Erick Gustavo Miranda García se ha convertido de legislador a bufón de un grupo de políticos que mueven sus hilos a su antojo, dejándolo como un verdadero pelele de quienes en verdad manejan el Congreso de Quintana Roo

*En la XVI Legislatura aún están cerradas las sesiones a la prensa. No se ha avanzado en la rendición de cuentas desde hace un año y ha realizado toda clase de adjudicaciones directas sin pasar por ningún proceso de licitación

*No ha dado a conocer quiénes conforman el comité de administración ni tampoco se han hecho públicas las compras: No hay un padrón de proveedores público, no ha rendido cuentas de los ahorros que dijo haría por el recorte a “aviadores”

Redacción/Sol Quintana Roo

Chetumal.- Erick Gustavo Miranda García, el novel diputado local, ha perdido por completo la dimensión de la política quintanarroense y en especial cuál es su trabajo. El querer tener el mundo a sus pies ha hecho que el presidente de la Junta de Gobierno del Congreso cometa error tras error.


No conforme con ser el diputado más flojo y dador de corrupción, Gustavo Miranda García ahora muestra su falta de madurez en las redes sociales.


Miranda García se ha convertido de legislador a bufón de un grupo de políticos que mueven sus hilos a su antojo, dejándolo como un verdadero pelele de quienes en verdad manejan el Congreso de Quintana Roo.
En internet se difunde él mismo como el más transparente, con trabajo real, siendo el más opaco y falso. Hace días posteó en Facebook que son los ciudadanos quienes lo fiscalizan y revisan. Dijo, que es un compromiso que prueba con hechos.


En la XVI Legislatura del Congreso del Estado aún están cerradas las sesiones a la prensa. No se ha avanzado en la rendición de cuentas desde hace un año. Ha realizado toda clase de adjudicaciones directas sin pasar por ningún proceso de licitación como había prometido.


No ha dado a conocer quiénes conforman el comité de administración ni tampoco se han hecho públicas las compras. No hay un padrón de proveedores público. No ha rendido cuentas de los ahorros que dijo haría por el recorte a “aviadores”, lo que resultó ser una mentira más.


La lista se queda corta con los temas que Gustavo Miranda García ha incumplido. A ello puede sumarse el nulo trabajo de las comisiones especiales que ha creado: Para la violencia contra las mujeres; para la agresión de periodistas baleados en Cancún, para la ayuda a los comerciantes cuyos comercios se quemaron en Isla Mujeres.


El diputado se ha callado y se ha quedado sin argumentos ante los señalamientos probados de encabezar una red de corrupción con su madre y sus amigos, empleados estos del Congreso, quienes se dedican a hacer fraudes para quedarse a la mala con propiedades de lujo en Quintana Roo.


El presidente de la Junta de Gobierno del Congreso ratifica lo que el refrán popular señala: Dime de qué presumes y te diré de qué careces.


Así con el novel diputado que, a pesar de haber transcurrido ya la mitad de la legislatura, sigue aplicando las técnicas de hace 40 años de la política mexicana. Es un político vejete, encerrado en una mente obtusa con prácticas de la peor época de corrupción en el estado.

Gustavo Miranda presume transparencia total y rendición de cuentas, cuando en realidad el político miente y opaca aún más el Congreso, poder al que han tomado por asalto él y sus amigos quienes continúan el saqueo de las arcas del dinero público, sin rendirle cuentas a nadie.


Miranda García pasará a la historia como uno de los peores legisladores de Quintana Roo no sólo por su corrupción y opacidad, sino por su ineptitud la cual queda demostrada en hechos públicos que son de todos conocidos. El nombre de Gustavo Miranda es ya en el estado, sinónimo de fraude y corrupción.

DESVIÓ DINERO


El legislador desde su llegada al Congreso inició una serie de tropelías que lo llevaron a obtener dividendos, motivo por el cual cerró su círculo vicioso. Sin embargo, lo que más sorprende es saber, a ciencia cierta, donde queda el dinero que no reporta el Poder Legislativo.

En diversas ocasiones Sol Quintana Roo ha publicado, con pruebas y documentos, la cerrazón general de las autoridades en turno para transparentar contratos, compras y/o adquisiciones que realizan los integrantes de la XV Legislatura del Congreso del estado.


Y es precisamente por este motivo, y ante la insistencia de esta Casa Editorial, que la Comisión Anticorrupción del Poder Legislativo en su momento señaló que lo investigará –cosa que hasta el momento no ha pasado- de manera personal Gustavo Miranda García, pagó cinco millones de pesos a una empresa que no ha hecho trabajo alguno en el recinto.

Artículos Relacionados

…LO DECIMOS EN CINCO PÁRRAFOS

Arceus

COSMIN NICOLAE: SOCIO Y CÓMPLICE PRINCIPAL DE TUDOR

Yael Lizama

ORDENA TEQROO SANCIONAR A LAURA BERISTAIN

Bombón

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: