Nacionales

COVID-19: DESIDIA EN EL GOBIERNO DE YUCATÁN COBRA 3 MIL MUERTES

*La impunidad solapada por el Gobernador Mauricio Vila Dosal es tal que funcionarios alteran las cifras con tal de minimizar la situación en el Estado, como lo hace el Director del Indemaya, Eric Eber Villanueva Mukul

*El desinterés del titular de la Secretaría de Salud está a punto de provocar un rebrote de la enfermedad en la Entidad y quienes pagarán las consecuencias son los mayas yucatecos, el grupo étnico más afectado por el Covid-19, debido al abandono

*Yucatán se mantiene como el Estado con el mayor número de indígenas contagiados y ocupa el primer lugar de defunciones de autóctonos. 27 mil contagiados

Redacción/Sol Yucatán

Mérida. – La falta de voluntad política del Secretario de Salud de Yucatán (SSY), Mauricio Sauri Vivas, impidió un mejor control del Covid-19 en el Estado, motivo por el cual las pérdidas son millonarias e irremplazables, al mismo tiempo que costó la vida de cerca de tres mil personas.

La impunidad solapada por el Gobernador Mauricio Vila Dosal es tal que otros funcionarios alteran la información correspondiente a la letal patología, con tal de minimizar la situación que prevalece en el Estado, tal el caso del director del Instituto para el Desarrollo de la Cultura Maya (Indemaya), Eric Eber Villanueva Mukul.

Debido al nuevo Coronavirus, fueron cientos los comercios que se vieron obligados a cerras sus puertas, por lo que fueron miles los empleos que se han perdido y sólo un mínimo porcentaje se han recuperado.

Entre las peores «estrategias» del Gobierno del Estado es el Plan de Mejora a la Movilidad Urbana para el Centro Histórico de Mérida, pues además del derroche de recursos, las personas se vieron en la necesidad de caminar más para poder llegar a su paradero.

En las calles del primer cuadro de la ciudad se colocaron macetas con diversos tipos de flora de la región, cuyos costos dependieron del tipo de vegetación, pues algunas de ellas son de difícil plantación, situación que nunca tomaron en cuenta y, por eso, muchas se han secado.

El director del Instituto de Movilidad y Desarrollo Urbano Territorial (IMDUT), Aref Karam Espósitos, pagó tres mil 500 pesos por cada ceiba colocada en su respectiva maceta, las cuales necesitan un gran espacio para poder desarrollarse.

La diferencia sobre el tema entre el Gobierno Estatal y el Federal provocó que Sauri Vivas hiciera caso omiso a las recomendaciones, motivo por el cual Yucatán nunca logró pasar al semáforo verde y la mayor parte del tiempo se mantuvo en naranja.

La desidia de Sauri Vivas provocó que en el Estado se registren más de 27 mil contagios por Covid-19 y, desafortunadamente, costó la vida de tres mil personas.

PINOCHO QUEDÓ CHICO

El desinterés del titular de la SSY está a punto de provocar un rebrote de la enfermedad en la Entidad, y quienes pagarán las consecuencias son los mayas yucatecos, pues es el grupo étnico más afectado por el Covid-19.

De acuerdo con el décimo análisis epidemiológico de Covid-19 en la población, que se reconoce como indígena, Yucatán se mantiene como el Estado con el mayor número de indígenas contagiados por Coronavirus, así como también ocupa el primer lugar de defunciones de autóctonos.

Según la Secretaría de Salud Federal también es la Entidad con mayor número de embarazadas indígenas positivas a la mortal enfermedad infecciosa de rápida propagación.

Para minimizar la problemática del Covid-19, Villanueva Mukul afirmó que, debido a que Yucatán es el Estado con la más alta densidad de población indígena, por eso es actualmente la Entidad con el mayor índice de contagio y defunciones por Covid-19.

Sin embargo, el Gobierno Federal desmintió la postura del exdiputado federal emanado del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

El funcionario señaló que en México los náhuatl son la etnia más grande del país, cerca de seis millones de indígenas, pero están muy dispersos en los estados del centro del país; sin embargo, en Yucatán son más de un millón 400 mil.

Enunció el caso de la Ciudad de México, el Estado de México, Querétaro, Puebla, Tlaxcala, Guerrero e Hidalgo, motivo por el cual no están densamente concentrados en un Estado.

«Pero, en el caso de los mayas yucatecos, en términos de porcentaje y número, es la primera Entidad (con mayor densidad), porque están concentrados en el Estado», subrayó.

Incluso, casi el 70 por ciento de los yucatecos se reconoce como de origen maya, «por lo que se vuelve en la primera etnia por Estado».

El funcionario comentó que, «cuando la Secretaría de Salud Federal hizo el análisis, Yucatán aparece con un número como mayoritario, porque es el primer Estado con número del país y con el porcentaje más alto de mayahablantes».

De acuerdo con la encuesta intercensal realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2015, se cuantificó una población indígena de 25 millones 694 mil 928 personas, cantidad que representa el 20.1 por ciento de la población total del país.

Las personas hablantes de lenguas indígenas representaron el 6.5 por ciento del total de población de tres años y más de edad en el país; de ellos, el 12.3 porcentual son monolingües.

Las entidades que concentraron el mayor número de población indígena fueron: Oaxaca, el 14.4 por ciento; Chiapas, el 14.2 por ciento; Veracruz, el 9.2 por ciento; el Estado de México y Puebla, el 9.1 por ciento, respectivamente; Yucatán, el 8.8 por ciento; Guerrero, el 5.7 por ciento, e Hidalgo, el cinco porcentual.

En conjunto, en estos estados vive el 75 por ciento de la población indígena a nivel nacional.

Actualmente, pese a que una gran proporción de la población indígena vive en zonas urbanas, la mayoría se encuentra en comunidades rurales con una gran dispersión poblacional.

Las principales zonas donde habita la mayoría de la población indígena son la Sierra de Oaxaca y la Sierra Madre Occidental, específicamente Sonora, Chihuahua, Sinaloa, Durango y Nayarit.

De acuerdo con la SS, se han notificado 11 mil 841 casos confirmados de Covid-19 en población que se reconoce como indígena en el país.

Yucatán se posiciona como la Entidad con más casos reportados, con dos mil 207 mayas, el 18.6 por ciento, seguido de Oaxaca, con mil 145 infectados, el 9.7 por ciento, y la Ciudad de México, con 966 contagios, el 8.2 porcentual.

Asimismo, Yucatán tiene la mayor tasa por Entidad Federativa, con 97.7 por cada 100 mil habitantes; seguido de San Luis Potosí, con 32.1; Oaxaca, con 27.6; Quintana Roo, con 27.2, e Hidalgo, con 24.1.

Actualmente, de las mil 461 defunciones reportadas, Yucatán, Oaxaca y la Ciudad de México son los estados con mayor número de notificaciones, con 265, 212 y 128 occisos, respectivamente.

Labor efectuada para la prevención de la pandemia, lo que permite cortar la cadena de transmisión de la patología, con una respuesta cada vez mayor.

PRIMEROS RESULTADOS

El Covid-19 tardó siete meses para estar presente en los 106 municipios de Yucatán, sin embargo, hasta el cierre del reportaje son cuatro los municipios en los cuales ninguno de los contagiados ha perdido la vida a consecuencia de la letal enfermedad.

Asimismo, la mortal enfermedad infecciosa de rápida propagación está presente en la Entidad desde hace 9.8 meses, período en el cual, desde el punto de vista matemático, se han registrado diversas curiosidades, tal como ocurrió en tres municipios, donde falleció el 100 por ciento de los infectados, y diciembre fue el mes con el mayor índice de contagio diario, que fue múltiplo de 10, entre otras peculiaridades.

En México, el primer infectado de Covid-19 apareció el 27 de febrero del 2020, y 17 días después, el 13 de marzo, se registró el primer caso en Yucatán.

La dependencia reveló que los primeros dos fallecimientos registrados en el Estado fue el 3 de abril del 2020, es decir, 21 días después del primer caso confirmado de la pandemia, suceso que ocurrió el 13 de marzo.

La enfermedad tardó seis meses para estar presente en todo el Estado, pues Mérida fue el primer municipio en donde se registró la patología, el 13 de marzo del 2020, y Dzilam de Bravo fue el 106, cuyo caso se confirmó el 8 de octubre.

Por ende, la patología está presente en los 106 municipios del Estado desde hace 84 días, pero hasta el cierre del presente, la geografía de mortalidad sólo abarca 102 poblaciones, es decir, no hay occisos originarios de Chacsinkín, Quintana Roo, Tahdziú y Teya.

A 294 días de la detección del primer caso de Covid-19 en Yucatán, ya son 26 mil 492 las personas infectadas con el letal agente biológico, con un rango de edad de un mes a 99 años.

De acuerdo con el panorama estatal, tan sólo en Mérida hay 15 mil 988 casos, el 60.35 por ciento, es decir, dos de cada tres casos están en la ciudad capital.

El segundo municipio con mayor incidencia es Valladolid, con mil 957 casos, el 7.4 por ciento; seguido de Tizimín, con 937 infectados, el 3.5 por ciento; Ticul, con 787 positivos, el tres por ciento, y Kanasín, 643 personas afectadas, el 2.43 porcentual.

Asimismo, en sexto lugar está Umán, con 641 casos, el 2.42 por ciento; Progreso, con 571 contagios, el 2.16 por ciento; Tekax, con 446 infectados, el 1.68 por ciento; Motul, con 238 positivos, el 0.9 por ciento, y Temozón, con 232, el 0.87 porcentual, respectivamente.

Según la estadística, en estos 10 municipios está 84.7 por ciento del total de casos, es decir, cuatro de cada cinco infectados.

Por lo pronto, ya se recuperaron 22 mil 802 personas infectadas, el 86.07 por ciento del total, las cuales han dejado de ser un riesgo de contagio. Es decir, hay 787 activos, es decir, hay 153 pacientes en hospitales públicos y el resto están en sus respectivos domicilios, ya que sus casos son leves.

El récord diario de contagios ocurridos o de morbilidad se registró el pasado 1 de agosto del 2020, con 456 casos confirmados, así como atrasados dados a conocer ese día.

Cabe destacar que el Covid-19 es una enfermedad infecciosa que en su forma grave puede dañar los pulmones y el sistema respiratorio, principalmente.

En el Estado prevalece la mayor inercia de transmisión y no se prevé una pronta estabilidad, de ahí la importancia de las medidas de control.

DEFUNCIONES

En la Entidad hay dos mil 903 defunciones, distribuidos a lo largo de 272 días, cuyo récord diario de mortalidad, de 35 occisos, se estableció el 15 de julio del 2020 y se repitió el 23, 24 y 30 de dicho mes, así como el 5, 7, 12 y 18 de agosto.

La tasa de letalidad del Estado es del 10.96 por ciento, con respecto al total de casos registrados, y cuyo índice de mortalidad es de 128.5 casos por cada 100 mil habitantes.

Del total de las víctimas de la pandemia registrado en la Entidad, 522 carecían de antecedentes de enfermedades, el 17.98 por ciento, mientras que dos mil 381 tuvo al menos una comorbilidad.

Incluso, en la Entidad sólo una persona ha tenido seis comorbilidades simultáneas, un masculino de 67 años de edad, quien tenía hipertensión arterial sistémica, diabetes, obesidad, asma, tabaquismo y Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

Al menos en Yucatán, los dos principales elementos que complican el estado de salud de un paciente con Covid-19 son la diabetes y la hipertensión, seguido de la obesidad y la insuficiencia renal crónica, entre otras patologías crónico-degenerativas.

Asimismo, en cuanto al género de los fallecidos en el Estado, la SSY informó que mil 820 son hombres, el 62.7 por ciento, y mil 83 mujeres, el 37.3 porcentual. El rango de edad es de un mes a 99 años.

Del total de difuntos registrados en el Estado, víctimas del Covid-19, fueron mil 270 los que perdieron la vida en edad productiva, de 15 a 64 años de edad, el 43.75 por ciento.

Desde hace varias semanas, la geografía de mortalidad se mantiene estable y los occisos son originarios de 102 municipios, con al menos una defunción por Covid-19, es decir, aún no se registraron finados en Chacsinkín, Quintana Roo, Tahdziú y Teya.

Según la SSY, de la cifra total de defunciones por el nuevo Coronavirus, mil 490 son originarios de Mérida, el 51.3 por ciento; 122 fallecidos son de Valladolid, el 4.2 por ciento; 88 occisos son de Umán, el tres por ciento; 82 son de Kanasín, el 2.8 por ciento, y 64 de Ticul, el 2.2 porcentual.

Asimismo, le sigue Progreso, con 61 finados, el 2.1 por ciento; Tizimín, con 60 extintos, el 2.07 por ciento; Motul, con 57 casos, el 1.96 por ciento; Izamal, con 44, el 1.52 por ciento, y Acanceh, con 41, el 1.41 porcentual.

De igual forma, Hunucmá, con 40 defunciones, el 1.38 por ciento, y Tekax, con 33 occisos, el 1.14 porcentual.

En estos 12 municipios está el 75.2 por ciento de la carga acumulada de defunciones confirmados hasta el cierre del presente reportaje, es decir, tres de cada cuatro casos.

Mientras, en el caso de los 103 foráneos, representa el 3.55 por ciento del total de defunciones registradas en poco más de nueve meses.

Incluso, tal sumatoria equivale al total registrado en 40 municipios, con hasta cuatro occisos.

Con cuatro decesos está Bokobá, Chumayel, Dzan, Dzilam de Bravo, Ixil, Kopomá, Maní, Mocochá, Sanahcat, Sinanché, Tetiz y Xocchel, mientras que, con tres finados está Kantunil, Muxupip, San Felipe, Sotuta, Sucilá, Sudzal, Telchac Pueblo, Tixméuac y Uayma.

Asimismo, con dos occisos está Calotmul, Cuncunul, Dzilam de Bravo, Dzoncauich, Santa Elena, Tekal de Venegas, Temax, Tepakán, Tzucacab y Yaxkukul, mientras que el resto se distribuye en Cantamayec, Cenotillo, Dzemul, Mama, Mayapán, Sacalum, Teabo, Telchac Puerto y Yobaín.

CONTAGIOS Y MUERTES

En el transcurso del año pasado, en el Estado fueron cerca de 26 mil 500 las personas contagiadas con Covid-19, de los cuales, poco menos de tres mil perdieron la vida, reveló la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY).

De igual forma, Yucatán fue uno de los estados más afectados por la pandemia, al grado que fue uno de los que no alcanzó el semáforo verde, y en la mayoría del tiempo se mantuvo en naranja.

En promedio, en la Entidad, a diario fueron 90 las personas infectadas, así como 10.7 defunciones, y más del 90 por ciento fueron yucatecos, pues en el Estado también se contagiaron y fallecieron personas de otras entidades, e incluso extranjeros.

En 2020 fueron 26 mil 492 las personas contagiadas por Covid-19 a lo largo de 294 días, en cerca de 10 meses, así como dos mil 903 defunciones, en el transcurso de 272 días, en nueve meses.

Hasta el cierre del reportaje, en la Entidad ya son más de 22 mil 802 las personas que se han recuperado de la pandemia, el 86.07 por ciento, de los cuales, 153 permanecen en hospitales públicos y el resto se recuperan en sus respectivos domicilios.

Tras la aparición de la pandemia en México, es el sexto mes con mayor índice de morbilidad y de mortalidad, pues se superaron las cifras registradas en marzo, abril y mayo del año pasado.

De acuerdo con el comunicado técnico diario de la SSY, el 31 de diciembre del 2020 se registraron 75 casos confirmados activos del Coronavirus 2 del Síndrome Respiratorio Agudo Grave (SARS-CoV-2), causante de la enfermedad Covid-19, distribuidos en 10 municipios, así como también nueve defunciones, de los cuales, siete occisos eran originarios de Mérida y el resto de Bokobá y Tekax.

En México, el primer infectado de Covid-19 apareció el 27 de febrero del 2020, y 17 días después, el 13 de marzo, se registró el primer caso en Yucatán, específicamente fue mujer de 57 años, quien se contagió en España.

A lo largo de 294 días se han registrado 26 mil 492 infectados, con un promedio diario de 90.1 contagios, aunque en cinco ocasiones no se registró caso alguno, con un máximo diario de 276, ocurrido el 14 de septiembre, cifra que incluyó los casos del día, así como los atrasados.

En marzo fueron 46 las personas infectadas con el nuevo Coronavirus y en abril fueron 410 los contagiados, con un aumento del 791.3 por ciento.

Posteriormente, en mayo fueron mil 381 casos, con un incremento del 236.8 por ciento, y en junio la suma fue de dos mil 604 positivos, con crecimiento del 88.5 porcentual.

Mientras, en julio se confirmaron cinco mil 326 infectados, cuya tendencia ascendente fue del 104.5 por ciento, y en agosto se registraron cinco mil 161 contagios, con una disminución del 3.1 por ciento con respecto al mes anterior.

En septiembre, el decremento fue del 30.6 porcentual, pues se contabilizaron tres mil 583.

Ahora, en octubre, fueron tres mil las personas positivas a la pandemia, cuyo decrecimiento fue del 15.5 por ciento, y en noviembre fueron dos mil 341 contagiados, con una reducción del 22.7 porcentual.

Pero, en diciembre la patología aumentó en 11.6 por ciento, al contabilizar dos mil 612 casos.

La transmisión correspondiente a marzo fue de 2.4 casos diarios; en abril fueron 13.6; se acelera en mayo a llegar a 44.5; el incremento continúa en junio, con 86.8; en julio, la intensidad fue de 171.8 casos diarios; en agosto fue de 166.5; en septiembre fue de 119.4; en octubre, de 97.7; en noviembre, de 78, y en diciembre, de 84.2.

En cuanto a la distribución mensual de la epidemia, en marzo es del 0.17 por ciento; en abril, el 1.55 por ciento; en mayo, el 5.21 por ciento; en junio, el 9.83 por ciento; en julio, el 20.1 por ciento; en agosto, el 19.48 por ciento; en septiembre, el 13.52 por ciento, en octubre, el 11.43 por ciento; en noviembre, el 8.84 por ciento, y en diciembre, el 9.86 porcentual.

MORTALIDAD 

Desde que empezó la epidemia en la Entidad, los primeros dos fallecimientos registrados en el Estado fue el 3 de abril del 2020, es decir, 21 días después del primer caso local confirmado de la pandemia.

Hasta el cierre del reportaje, en la Entidad han transcurrido 294 días de presencia de la mortal enfermedad infecciosa de rápida propagación y desde hace 272 días se contabilizan las defunciones.

Hasta entonces, el nuevo Coronavirus ya sesgó la vida de dos mil 903 personas y en diciembre se rompió la notable disminución registrada, dada la velocidad ascendente en el número de defunciones.

En promedio, a diario fueron 10.67 occisos, sin embargo, en nueve ocasiones no se registró defunción, pero el récord diario de mortalidad de 35 occisos se estableció el 15 de julio y se repitió el 23, 24 y 30 de dicho mes, así como el 5, 7, 12 y 18 de agosto, e incluso, el 15 de octubre.

La SSY detalló que en abril fueron 35 las defunciones por Covid-19; en mayo, la suma fue de 173 occisos; en junio fueron 253 los fallecidos; en julio fueron 700 los finados; en agosto fueron 836 los difuntos; en septiembre fueron 306 los extintos; en octubre fueron 216 las lamentables pérdidas; en noviembre llegó a 174 lamentables pérdidas, y en diciembre fueron 210.

De acuerdo con la estadística, el promedio diario de abril fue de 1.3 personas fallecidas; en mayo fue de 5.6 individuos; en junio fue de 8.4; en julio fueron 22.6 ciudadanos; en agosto fueron 27; en septiembre fueron 10.2; en octubre fueron siete; en noviembre fueron 5.8, y en diciembre fueron 6.8.

En cuanto al crecimiento mensual, en mayo fue de 394.2 por ciento con respecto a abril; en junio fue de 46.2 por ciento; en julio fue del 176.7 por ciento; en agosto fue del 19.4.

Sin embargo, en septiembre hubo una disminución, que fue del 63.4 por ciento; mientras, el decremento en octubre fue del 29.4 por ciento, y en noviembre, la disminución fue del 19.4 porcentual.

Pero, en diciembre nuevamente se elevó, en esta ocasión fue del 20.69 por ciento.

Los datos proporcionados muestran que, del total de finados, el 28.8 por ciento corresponde a agosto; el 24.11 por ciento es de julio; el 10.54 por ciento le compete a septiembre; el 8.71 por ciento pertenece a junio; el 7.44 por ciento a octubre; el 7.23 por ciento a diciembre; el seis por ciento a noviembre; el 5.96 por ciento a mayo, y el 1.21 porcentual, a abril.

COMORBILIDADES

Durante 2020, en el Estado, cuatro de cada cinco personas que fallecieron a consecuencia del Covid-19 tuvieron al menos una comorbilidad, la cual complicó su estado de salud, al grado de perder la vida, reveló la Secretaría de Salud de Yucatán (SSY).

Incluso, durante los primeros meses de presencia de la letal patología en la Entidad fueron 41 las comorbilidades o factores de riesgo de los occisos.

Tanto a nivel nacional como estatal, las condiciones de riesgo de cerca del 80 por ciento de las víctimas por Covid-19 fueron las tres pandemias, hipertensión, diabetes y obesidad, en el respectivo orden.

En la Entidad, del total de fallecidos a consecuencia de la pandemia registrado, 522 carecían de antecedentes de enfermedades de riesgo, o no se desconocía el respectivo antecedente médico, el 17.98 por ciento, mientras dos mil 381 tuvo al menos una comorbilidad.

Incluso, en la Entidad sólo una persona ha tenido seis comorbilidades simultáneas, un masculino de 67 años de edad, quien tenía hipertensión arterial sistémica, diabetes, obesidad, asma, tabaquismo y Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC).

En el Estado fueron 41 las alteraciones crónico degenerativas y/o condiciones de riesgo que provocaron la defunción de las personas contagiadas por la mortal enfermedad infecciosa de rápida propagación.

Al menos las cinco primeras condiciones de mayor riesgo o enfermedades relacionadas a casos fatales de personas infectadas por el nuevo Coronavirus, tuvo una proporción similar con respecto a la estadística nacional.

Asimismo, hasta el término del presente, en el Estado, de cada 100 personas que resultó positiva a ésta mortal enfermedad infecciosa de rápida propagación, sólo 11 han fallecido.

En la Entidad, las tres principales causas de muerte por el nuevo Coronavirus son la hipertensión, la diabetes y la obesidad, enfermedades que afecta a la gran mayoría de la población yucateca, y en la mayoría de los occisos son senescentes con alguna comorbilidad asociada.

Yucatán está por arriba del promedio nacional, principalmente, en hipertensión, diabetes y obesidad, aunado a la insuficiencia renal crónica, entre otros padecimientos, las personas infectadas tienen mayor riesgo de desarrollar la forma grave de Covid-19, por medio de la neumonía.

Al menos en el Estado, la hipertensión arterial es la principal comorbilidad asociada a defunciones por Covid-19, pues la problemática sesgó la vida de la mitad de las víctimas de la pandemia.

Incluso, por lo pronto, en segundo término está la diabetes mellitus, pues afectó a dos de cada cinco finados, seguido de la obesidad, a uno de cada cuatro.

Hoy en día, las enfermedades cardiacas y renales, junto con el tabaquismo y la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), se convierten en el segundo grupo de factores de mayor riesgo de mortalidad por Covid-19 en Yucatán.

Del total de defunciones provocadas por la pandemia registrada en Yucatán, el mayor índice de prevalecía es la hipertensión arterial, con mil 485 casos, el 51.1 por ciento, asimismo, mil 184 tenían diabetes, el 40.8 por ciento, y 645 con obesidad, el 22.2 porcentual.

Asimismo, en el Estado, en el segundo grupo está la insuficiencia renal crónica, con 282 personas fallecidas, el 9.7 por ciento; 157 occisos con enfermedades cardiacas, el 5.4 por ciento, y 142 con EPOC, el 4.9 porcentual.

De igual forma, 95 occisos tenían asma, el 3.27 por ciento; 93 con problemas de tabaquismo, el 3.20 por ciento, y 62 con inmunosupresión, el 2.13 porcentual.

La presencia de las 32 patologías restantes es inferior al uno por ciento del total de casos.

Por ende, 14 personas presentaron algún tipo de cáncer, 12 tenían hipotiroidismo, habían 11 casos lamentables de cirrosis hepática.

De acuerdo con la estadística proporcionada, ocho occisos tenían insuficiencia hepática, seis con artritis reumatoide, y cuatro parecieron hepatopatía, hematopatía crónica y dislipidemia, cada uno.

Asimismo, tres personas tuvieron «enfermedades crónico degenerativas» y la Enfermedad Vascular Cerebral (EVC), respectivamente.

Incluso, según los datos otorgados, dos de los fallecidos tenían leucemia, alcoholismo, lupus, desnutrición y Alzheimer, respectivamente.

El resto de los fallecidos padecían la enfermedad autoinmune asociada, la Insuficiencia Pulmonar Crónica, tumor cerebral, VIH/SIDA, demencia senil, Anomalía Congénita Múltiple, esofagitis erosiva, insuficiencia venosa, psoriasis, anemia, nefritis, gastrotomía, neumopatía, osteoartritis, y «enfermedad psiquiátrica».

Artículos Relacionados

ALCALDE DE PUEBLA VIOLA MEDIDAS DE AISLAMIENTO Y HACE FIESTA POR SU CUMPLEAÑOS

RUTA DEL TREN MAYA SERA CAMBIADA SI SITIOS ARQUEOLÓGICOS SE AFECTAN

HALLAN CINCO CUERPOS EN CAMIONETA ABANDONADA EN MICHOACÁN

Información

Deja un Comentario