Narcotrafico Reportajes Especiales

¿CUÁL ES EL VERDADERO MÓVIL DE LA MASACRE DE LOS LEBARÓN?

*¿Una confusión? ¿Narcoterrorismo? ¿Represalias por su activismo? ¿Posibles vínculos con el narco?

Redacción/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche/La Opinión de México

(Primera de dos partes)

Chihuahua.- Mientras que el gobierno federal sostiene que lo ocurrido en la comunidad de los LeBarón se debió a una confusión y un diputado priísta, también perteneciente a la misma familia, afirma que se trató de una acción directa de narcoterroristas, por su activismo de reclamo a la inseguridad que priva en la zona; en las redes sociales se les vincula con actividades ilícitas que pudieran haber originado el artero y cobarde ataque.

¿QUIÉNES SON LA FAMILIA LEBARÓN?

Los orígenes de lo que en casi un siglo se convertiría en la comunidad LeBarón, se remontan al patriarca Ervil Morrell LeBaron, quien fue dirigente de un grupo fundamentalista mormón y a Alma Dayer LeBaron, Sr.

Morrell LeBaron era uno de los más destacados miembros de una rama fundamentalista de los mormones, de la que decidió separarse al negarse a abandonar la poligamia, por lo que emigraron de la Unión Americana a México

Arrimaron a este país en 1924 y fundaron la colonia LeBarón, ubicándose en la zona noroeste del estado de Chihuahua, considerada como uno de los sectores más importantes de la entidad y se establecieron en el municipio de Janos, lo mismo que en comunidades aledañas.

De esa manera, a través de los años, crearon lo que posteriormente se conocería como la «Comunidad LeBarón».

Joel y Ervil LeBaron, dos de los hijos de Alma LeBaron Sr, fundaron en 1955 la Iglesia del Primogénito de la Plenitud de los Tiempos, cuya principal sede se estableció en la colonia LeBarón.

Sin embargo la armonía entre los hermanos LeBarón duraría poco y luego de marcadas diferencias la iglesia terminó por escindirse y cada uno de ellos decidió fundar su propio templo y tener su comunidad bajo la misma doctrina.

Empero, como Joel resultó más exitoso su hermano Ervil decidió cortar por lo sano y simplemente lo mandó asesinar.

Por ese crimen, Joel fue detenido y juzgado tanto en México como en Estados Unidos.

Otro hecho violento se registraría el 2 de mayo de 2009, cuando secuestraron a Erick LeBarón, de 17 años, por cuya liberación exigían un millón de dólares, La comunidad protestó ante el gobierno y luego de marchas y protestas en las que aseguraron que no pagarían ningún rescate, lograron que el joven fuera liberado el 10 de mayo, sin que se hiciera pago alguno.

No obstante, casi dos meses después, el 6 de julio de 2009, secuestraron al líder mormón Benjamín Franklin Lebaron Ray y a su cuñado Luis Carlos Whitman Stubss, hermano de Erick, también miembro de la comunidad.

Esa vez no hubo ningún pedimento de rescate, sino que los mataron y colocaron una manta frente a sus casas, en la que advertieron que el asesinato había sido en respuesta a su activismo y por negarse a pagar el rescate de Erick.

Sobre los hechos la procuraduría estatal inició la indagatoria 1779, pero poco despuñes la entonces Procuraduría General de la República ejerció la facultad de atracción y dio inicio a la averiguación previa AP/PGR/CHIH/JUA-IV/1272/2009, en virtud de encontrarse “ante la comisión de un delito de alto impacto”.

En seguimiento a las investigaciones los agentes federales desplegados en el estado de Chihuahua, localizaron y detuvieron en el poblado de Lagunitas, municipio de Galeana, a Carlos Andrés Butchereit Ortega.

Desde entonces se supo del grupo La Línea, toda vez que Butchereit Ortega, originario de Galeana, Chihuahua, confesó ser asesino a sueldo al servicio de dicha organización, liderada entonces por Jaime González Piñón, alias “El Patotas”, uno de los líderes del “Cártel de Juárez”.

En torno al aberrante multihomicidio de este 4 de noviembre, como lo informara oportunamente Grupo Sol, al filo de las 09.30 horas, fueron asesinados cobardamente tres mujeres y seis niños, entre ellos dos bebés de seis meses, por un convoy de sicarios que tripulaban camionetas blindadas y que los sorprendieron entre la zona limítrofe de Chihuahua y Sonora.

Al respecto, la Secretaría de la Defensa Nacional determinó que el grupo de La Línea, brazo armado del Cártel de Juárez, confundió a la familia LeBarón con integrantes de Los Salazar, grupo de sicarios del Cártel de Sinaloa, con quienes se disputan el territorio.

Homero Mendoza, jefe del Estado Mayor de la Sedena, detalló que a las 03:15 horas de ese mismo día, el C4 de Agua Prieta recibió reportes de que se había registrado un enfrentamiento entre integrantes de La Línea y Los Salazar.

-Partiendo de ello, dijo el militar, se asume que la organización delictiva de La Línea, ante la intención de Los Salazar de ingresar a Chihuahua, decidieron mandar una de sus células y colocarla entre Janos y Bavispe para marcar los límites de ambos estados.

Como las familias viajaban en vehículos similares a los que usan con regularidad delincuentes del crimen organizado, camionetas Suburban, “podríamos establecer alguna premisa de que no fue una agresión directa, puesto que el tipo de vehículos que utilizaron son muy comunes de verse en las zonas de la sierra”.

En la zona donde los integrantes de la familia LeBarón fueron emboscados y asesinados, a las 09.30 horas, se localizaron más de 200 casquillos calibre .223, marca Remington, utilizados en fusiles M-16 y AR-15., de manufactura estadounidense.

Dado que las víctimas tenían la doble nacionalidad: méxico-norteamericana, la Fiscalía General de la República informó que el Buró Federtal de Investigaciones FBI sí puede colaborar en la indagatoria de autoridades federales y locales, ya que existe el marco legal, conforme al acuerdo de apoyo técnico binacional en el combate al crimen organizado, signado en 1994.

Por su parte, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana informó que, a través de la Mesa de Seguridad para la Construcción de la Paz, en Sonora, instruyó el reforzamiento del estado de fuerza en Bavispe, con motivo de las denuncias sobre la desaparición y agresión a la familia.

Cabe recordar que en 2018, la familia LeBarón tuvo fuertes confrontaciones con el gremio ejidatario que protestó por la escasez de agua que afectaba sus comunidades, ya que mientras la población sufría por la escasez del vital líquido, la comunidad LeBarón se poblaba cada vez más de árboles, por lo que los culparon de llevar agua de otros poblados para el riego y cuidado de sus plantas.

Pero no nada má en las filas del activismo la familia LeBarón cuenta con militantes, sino también en el rubro político, con el diputado local priísta Alex LeBarón González, quien denunció que los secuestros son una constante en su región.

Dijo que su familia tiene evidencias que indican que el ataque sufrido por nueve de sus integrantes, fue orquestado y no se trató de una confusión como lo marca una de las líneas de investigación, dadas a conocer por el secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo.

De acuerdo con el legislador, a unos metros del lugar en el que ocurrió el multihomicidio se encontraron las identificaciones de una de las víctimas, por lo que creen que los delincuentes que le dispararon, sabían de quién se trataba antes de asesinarla, además de que el vehículo no explotó a raíz de los balazos, sino que fue incendiado intencionalmente.

Comentó que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ya fue rebasado por la violencia en el país y aseguró que su administración “como que está cerca de ser un estado fallido”.

Por lo que se refiere al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, que ofreciera su apoyo para esclarecer el asesinato de los nueve integrantes de la familia LeBarón, Álex LeBarón le respondió que si quiere ayudar, primero se enfoque en reducir el consumo de drogas en su país y después a evitar el tráfico de armas hacia México que viene precisamente de los Estados Unidos.

Artículos Relacionados

PRESAGIOS MORTALES

Arceus

CHIAPAS: EL TERROR

Arceus

CRIMEN CONFABULADO

Arceus

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: