Portadas Quintana Roo

DA IFEQROO MILLONES A EX POLICÍA DE TENOSIQUE

*Abraham Rodríguez Herrera, titular de IFEQROO autorizó obras por 8 millones 497 mil 625.55 pesos en favor de “Taller de Construcciones Expectaculares Gabrich, S.A.de C.V.”, propiedad del ex policía tabasqueño José Asunción Balán Contreras

*El ex policía es investigado en Tabasco por uso indebido de la función pública y abuso de autoridad, según un informe de transparencia

Redacción/Sol Quintana Roo

Chetumal.- El Instituto de Infraestructura Física Educativa del Estado de Quintana Roo (IFEQROO), dio contrato millonario a José Asunción Balán Contreras, administrador único del “Taller de Construcciones Expectaculares Gabrich, S.A. de C.V.”, sin embargo, la empresa es del director del Instituto, Abraham Rodríguez Herrera, quien utiliza como prestanombres, al ex policía municipal de Tenosique, Tabasco.

Bajo el contrato de obra pública LP-IFEQROO-GABRICH-FAMMEDSUPPOT-08-013/2021, el Ifeqroo representado por Abraham Rodríguez Herrera, autorizó un monto de 8 millones 497 mil 625.55 pesos en favor del “Taller de Construcciones Expectaculares Gabrich, S.A.de C.V.”, de José Asunción Balán Contreras, para la obra exterior, andadores, iluminación exterior, construcción de caseta y placa de obra, del Colegio de Educación Profesional Técnica de nueva creación en la ciudad de Cancún, Quintana Roo.

El contrato establece como plazo de ejecución de las obras, del 5 de marzo al 2 de julio de 2021. Sin embargo, a una semana de cumplirse los 120 días naturales que se pusieron de límite, la obra apenas viene comenzando, osea, presenta más de 100 días de retraso, lo que bien podría valerle multas y hasta la rescisión del mismo de acuerdo a las clausulas firmadas; pero al tratarse de una obra del mismo director del IFEQROO, no tendrá problemas por ello. Vaya, todo queda en casa.

Tanto así protege sus intereses que, aunque se informó que el contrato se realizó mediante el procedimiento de Licitación Pública Nacional derivada del acto de fallo número LO-923039994-E82-2020 de conformidad con los artículos 27 fracción II de la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas; este resultó amañado, y aun con sus precios inflados, adjudicado.

Resalta que la compañía da como domicilio para los efectos que se deriven del contrato, el ubicado en Avenida Playa Hermosa 22, Supermanzana 29, C.P.77508, en Benito Juárez, pero agrega Chetumal, Quintana Roo; lo que se presta a confusión para posibles actos jurídicos. Y da los correos electrónicos expectacularesgabrich17@gmail.com y construccionesgabrichotmail.com, para efectos de llevar a cabo cualquier notificación en ellos; detallando que bajo ningún motivo el lugar donde se lleven a cabo los trabajos, servirán para tales efectos.

Cabe mencionar que, para efecto del arranque de los trabajos el Instituto entregó al contratista un anticipo equivalente al 30% del monto total de la obra, es decir, 2 millones 197 mil 661.78 pesos más el 16% por concepto del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que asciende a la cantidad de 351 mil 625.88 pesos, lo que hace un total de 2 millones 549 mil 287.66 pesos.

De acuerdo al contrato, este dinero sería utilizado en un 20 por ciento para los pagos correspondientes al inicio de obras, y el 10 por ciento para la adquisición de materiales y equipos que se requieran para llevar a cabo los trabajos correspondientes de la obra.

No cabe duda que fue un contrato a modo otorgado a una empresa “a modo”, ya que los puntos en los que no pudiera cumplir la compañía, fueron arreglados por medio de la vigésima segunda cláusula que incluyó la subcontratación, al enunciar la necesidad de hacer uso de ello en la compra de concreto premezclado; la renta de maquinaria pesada; la instalación de equipos especiales como escaleras eléctricas y elevadores; así como el uso de un laboratorio de materiales.

Pero “ojo”, de acuerdo a la vigésima séptima cláusula, la empresa ya debería de haber sido causa de rescisión administrativa, ante el hecho de que el contratista no inició los trabajos, objeto del contrato, dentro de los 15 días siguientes a la fecha convenida sin causa justificada conforme a la Ley de Obras Públicas y Servicios Relacionados con las Mismas, toda vez que apenas arrancaron en días pasados. Pero bueno, ya mencionábamos a quien le pertenece la empresa beneficiada y quién fue figura importante en la concesión de la obra.

En el mundo de los negocios, es bien sabido que una empresa fantasma es una compañía que sirve como fachada para aparentar operaciones empresariales, de servicios o productos, sin tener actividades reales, es decir, son el tipo de empresas factureras que buscan hacer creer que se tratan de una empresa hecha y derecha; y son las favoritas de los funcionarios corruptos.

Una de estas es sin duda la empresa “Taller de Construcciones Expectaculares Gabrich, S.A. de C.V.”, constituida el 23 de mayo de 2017 ante el Registro Público de Comercio de Benito Juárez, Quintana Roo, con el Folio Mercantil Electrónico N-2017061332; al nombrar como administrador único a José Asunción Balán Contreras, quien de acuerdo al oficio número DA/877/2017 del Instituto Tabasqueño de Transparencia y Acceso a la Información Pública, se desempeñó hasta 2016, como agente de seguridad publica en Tenosique, Tabasco.

Y es que de ganar 5 mil 972 pesos como policía municipal pasó a ser un gran empresario de la construcción a quien el Instituto de Infraestructura Física Educativa del Estado de Quintana Roo (IFEQROO), le otorgó sendos contratos millonarios, uno de ellos es el relativo a éste artículo que alcanza los 8.5 millones de pesos.

En realidad, este sujeto es un prestanombres del director del IFEQROO, Abraham Rodríguez Herrera, quien, como buen servidor público corrupto, levantó esta empresa fantasma, para hacerse por medio de la adjudicación directa con contratos millonarios, para lo cual preparan a modo el objeto social de la misma, acomodando en ella cuanto rubro comercial se les pueda ocurrir.

Enumerarlos todos sería cansado para el lector, bástele saber que todo lo que pudiera requerir el IFEQROO, ahí está marcado, para justificar cualquier tipo de actividad derivada del contrato al que se haga acreedor.

No es sorpresa que, las licitaciones de estas obras resulten amañadas, con precios inflados, y lo peor, es que ésta tiene un grave retraso pues deben concluir el próximo mes y apenas van comenzando.

Juzgue usted mismo el modo en que se adjudicó la obra. Con fecha 2 de febrero de 2021, a las 10:00 horas se llevó a efecto el acto de presentación y apertura de las proposiciones de la licitación citada, en la que presentaron propuestas las empresas: “Construcciones Dalbah, S.A. de C.V.”; “Diego Cortés Arzola”; “Grupo Industrial Villahermosa S.A. de C.V.” y “Taller de Construcciones Expectaculares Gabrich S.A. de C.V.”; siendo ésta última la única que estuvo en modalidad presencial, mientras que las otras fueron propuestas de modo electrónico.

Entre las rechazadas estuvieron la propuesta de “Diego Cortés Arzola”, al considerar que integró de manera incorrecta el numeral PE-29.9, relativo al precio unitario del concreto F’c=100 KG/CM2, el cual fue erróneamente calculado como consecuencia de una equivocación en la conversión de centímetros a metros.

“Grupo Industrial Villahermosa S.A. de C.V.” fue desestimado al rebasar la asignación presupuestaria autorizada que era de 8 millones 922 mil 135.26 pesos, y ellos presentar un importe por 9 millones 16 mil 805.11 pesos.

La propuesta de “Construcciones Dalbah S.A. de C.V.” sí fue considerada solvente, pero fue mayor por poco más de 80 mil pesos a la de “Taller de Construcciones Expectaculares Gabrich S.A. de C.V.”; siendo ésta última la ganadora del concurso, al tener acceso a los montos a cuantificar.

Cabe mencionar que apenas hace unos días, el mismo director del IFEQROO, Abraham Rodríguez Herrera, dio a conocer la disposición del gobernador del estado, Carlos Joaquín González, para la proyección de nuevos inmuebles en beneficio de los estudiantes cuando regresen a clases presenciales.

Los recursos para la ejecución de las obras, se darán a través del Programa Operativo Anual (POA) del Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM) nivel básico 2021, con el cual se edificarán seis nuevas escuelas en los municipios de Cozumel, Othón P. Blanco, Solidaridad y Tulum. Así como 54 aulas y 32 anexos; 21 aulas serán para Solidaridad, 20 para Benito Juárez, seis para Puerto Morelos, cuatro para Othón P. Blanco, dos para Cozumel y una para Tulum.

En cuanto a los anexos, estos se colocarán en escuelas ya existentes y consistirán en cubos para escaleras, cuartos de aseo, dirección, entre otros; además de la edificación de un laboratorio para la secundaria de nueva creación en el municipio de Solidaridad.

De igual forma comunicó que se planea la reparación en al menos 182 escuelas que han sido robadas y vandalizadas en Quintana Roo, durante el tiempo que han permanecido cerradas por la pandemia Covid-19.

Para ellas se estima una inversión aproximada a los 21 millones de pesos en reparaciones que se deberán realizar en el sistema de servicio eléctrico, tubería de agua, muebles y cancelería.

Para todas estas obras, el directivo dijo que ya han iniciado los trámites de las licitaciones públicas, por lo que no se duda que su empresa “Taller de Construcciones Expectaculares Gabrich, S.A. de C.V.”, pudiera verse beneficiada, una vez más.

Artículos Relacionados

TODO ARDE SIN “EL MARRO”

Yael Lizama

MUNICIPIO POBRE, PESE A MILLONARIAS INVERSIONES

Yael Lizama

SEGUIRÁ PRESO ISIDRO SANTAMARÍA

Yael Lizama

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: