Benito Juárez Portadas Quintana Roo

DA MARA CONTRATOS… INSERVIBLES

*En menos de un año, la alcaldesa morenista adjudico contratos a dos empresas por un monto de 17 millones de pesos para qué realizarán servicios que no se reflejan ni en mejor servicio de basura ni en protección ambiental

*Las millonarias cantidades de dinero que escurren de Siresol son la manzana de la discordia entre empresarios al servicio de la alcaldesa que pretende ser candidata a gobernadora de Quintana Roo

Redacción/Sol Quintana Roo

Desde su creación, la empresa municipal Solución Integral de Residuos Sólidos (Siresol) en Benito Juárez es un cuerno de la abundancia para los presidentes municipales en turno y empresario de dudosa moral, pues año con año realizan millonarios desembolsos del dinero de la comuna y el problema de la basura persiste.

Tan solo este año la presidente municipal María Elena Hermelinda Lezama Espinosa ha pagado más de 17 millones 13 mil 78 pesos en menos de un año para realizar servicios que a la fecha no se ven reflejados en un buen servicio, ni que decir en materia de calles limpias, espacios saludables o protección ambiental.

Lo más curioso es que la mayor parte de los contratos fueron para la empresa Protección Ambiental Contenedores y + SA DE CV, propiedad de la familia conformada por Mauro Marcial Domínguez Díaz, su esposa Silvia Margarita González Camacho Margarita y su hija Grace Fabiola Domínguez González, son los que más recursos recibieron por servicios que rayan en la simulación.

El primer contrato por adjudicación directa fue el número SIRESOL-DG-CPS-02-21 para la empresa Protección Ambiental Contenedores y + SA DE CV, con registro federal de contribuyentes PAC0608017L2.

El documento firmado el 15 de enero de 2021 por un monto de 5 millones 957 mil 897 pesos 76 centavos para avalar el servicio de saneamiento, mantenimiento y vigilancia del relleno sanitario de la parcela 113 para el periodo del 1 de enero de 2021 al 31 de marzo de 2021. Como todos sabemos, los problemas que existen en torno a los basureros son añejos y crecientes, sin embargo, la alcaldesa ha pagado para no hacer nada.

El segundo contrato fue el número SIRESOL-DG-CPS-04-21 adjudicado de manera directa a la empresa Proteccion Ambiental Contenedores y + SA de CV con registro federal de contribuyentes PAC0608017L2 por un monto total de 2 millones 393 mil 725 pesos 59 para el periodo de entrega y ejecución del 1 de enero de 2021 al 30 septiembre de 2021 trituración de material de troncos, ramas, arbustos, y material de poda en general que ingresa al relleno sanitario clausurado parcela 113 del municipio de Benito Juárez

El tercer acuerdo fue el número de contrato SIRESOL-DG-CPS-03-21, adjudicada directamente a Protección Ambiental Contenedores Y + SA de CV por un monto de 4 millones 256 mil 883 pesos para el suministro de cargador frontal, durante el periodo del 1 de enero de 2021

El cuarto contrato otorgado a Protección Ambiental, Contenedores y + SA de CV fue el número de contrato MBJ/DGOP/PMI/FSA/8/2020 por un monto total de 4 millones 174 mil 893 pesos por el servicio de garantizar un entorno que contribuya al desarrollo turístico, urbano y ambiental

El quinto contrato con número SIRESOL-DG-CPS-05-21 fue adjudicación de manera directa a la razón social “Tua proyectos S.C.” con registro federal de contribuyentes TPR050804RS8, por un m monto 229 mil 680 para supervisión ambiental en el centro intermunicipal de manejo integral de residuos sólidos de Benito Juárez e Isla Mujeres.

El contrato fue entregado el 18 de enero de 2021 y concluye el 30 septiembre de 2021.

Lo cierto es que lo que va del año, los espacios pertenecientes a Siresol se han convertido en campos de batalla en donde empresarios de toda índole buscan obtener las millonarias cantidades de dinero que escurren de la basura.

En principio, la empresa Protección Ambiental Contenedores y + SA DE CV cuenta con un sin número de denuncias la familia conformada por Mauro Marcial Domínguez Díaz, su esposa Silvia Margarita González Camacho Margarita y su hija Grace Fabiola Domínguez González, por incumplimientos.

Además, también obran denuncias laborales y otros abusos en su contra, y aun así ha sido beneficiada la empresa que obra más como una empresa facturera que como dedicada a la protección del medio ambiente o servicios relacionados con el manejo de la basura.

Hace unos días, salieron a relucir los pésimos resultados de la Siresol y sus contratistas y la falta de recolección de la basura en Cancún por parte de la concesionaria. Incluso el gobierno municipal inició un programa emergente y lanzó un ultimátum para que se cumplan los compromisos que establece el contrato.

Pese a que se desembolsaron millonarias cantidades de dinero, una flotilla de desvencijados camiones y unidades del gobierno municipal comenzaron a recolectar la basura y apoyar en el trabajo a cargo de Solución Integral de Residuos Sólidos (Siresol).

Lo más vergonzante es que la alcaldesa María Elena Hermelinda Lezama Espinoza culpó al covid como responsable de la nueva crisis de recolección, pues apena el año pasado se vivió una situación similar que le consto a los cancunenses más de 60 millones de pesos.

Lezama Espinoza explicó que ante la pandemia de COVID-19 se tienen algunas bajas de personal que se encarga de la recolección y algunas otras que se encuentran en aislamiento porque pertenecen a grupos vulnerables.

Ante este panorama, dijo que se reunió con personal de Servicios Públicos para establecer una estrategia que permita atender la acumulación de basura en áreas sobre todo habitacionales.
“Estamos trabajando a marchas forzadas para que no se registren otras afectaciones, tenemos algunos lugares en donde ha sido más complicado, pero estamos trabajando fuertemente en ello”, indicó.

Y cínicamente, el coordinador general de Siresol, Antonio de la Torre Chambé, explicó que desde el mes de abril el 35 por ciento del personal de la concesionaria fue instruido a quedarse en casa, ya que forman parte del sector vulnerable de la población, al ser mayores de 60 años o contar con alguna enfermedad crónica, lo que ha disminuido la capacidad operativa encargada de realizar la recolección.

Sin embargo, dijo que se han incrementado los esfuerzos para atender eficazmente las necesidades de la ciudad, a través de 87 rutas fijas y operativos especiales que consisten en unidades de recolección para asistir a reportes específicos.

Actualmente, apuntó, existe un incremento del 30 por ciento de la cantidad de residuos generados por casa, lo que retrasa aún más el traslado de materiales hasta el relleno sanitario.

Las pueriles justificaciones sobran para justificar la entrega de millonarios contratos para beneficiarse los funcionarios y los voraces empresarios que buscan saciar su ambición que ofrecer un servicio de calidad a la ciudadanía que muy pronto se verá hundida en la basura y el engaño.

Artículos Relacionados

VACÍO TOTAL EN LA ISLA

Yael Lizama

LO DECIMOS EN CINCO PÁRRAFOS

Bombón

CORRUPCIÓN AGRARIA

Arceus

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: