Nacionales

DE PAYASO A GOBERNADOR

*Bufón de Herrera, Duarte y AMLO, méritos para ser gobernante.

*En 107 días de su gobierno, 468 ejecuciones y 76 secuestros.

*“¡Ya no más muertes, ejecuciones y desapariciones!”.

*¡No más violencia, dolor y miedo!”: exige la Iglesia Católica.

*“Doctor” sin doctorarse por la Universidad de Hamburgo.

*El ascenso político del payaso“Cuícaras” basado en difamaciones.

STAFF SOL QUINTANA ROO

Xalapa.- En los primeros 100 días de Cuitláhuac García Jiménez, como gobernante de Veracruz, se han registrado cerca de medio millar de ejecuciones, más de 70 secuestros y decenas de desapariciones y el estado se convirtió en rehén de Los Zetas y el Cártel Jalisco Nueva Generación, que mantienen hundidos en el terror y la zozobra a más de 8 millones de veracruzanos que, furiosos e impotentes, ven que la situación no se soluciona pese a la presencia de las Fuerzas Armadas.

La inconformidad de sus coterráneos se hace patente ante el alarmante incremento de ejecuciones, feminicidios, secuestros, desapariciones y robos, pero sobre todo, por la falta de resultados del bisoño gobernante, que si bien admite la existencia de cárteles de la droga en la entidad, no hace nada para combatirlos y se limita a pedir ayuda al Gobierno Federal y culpar a su antecesor, Miguel Ángel Yunes Linares de la situación.

Entre los últimos hechos violentos acaecidos en la entidad, que muestran el enorme grado de violencia e impunidad que priva en el estado, figuran los siguientes:

Desde inicios de año, con el arribo del morenista Cuitláhuac García Jiménez a la gubernatura, la entidad fue reforzada con militares, federales y marinos, no obstante desde esa misma fecha el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), intensificó sus acciones para “defender su plaza” mediante distintos hechos violentos.

Resultado de imagen para Masacre veracruz
Ataque deja 29 muertos en bar de Coatzacoalcos, Veracruz

También se han dado cruentos enfrentamientos en demarcaciones de la zona centro y sur del estado, con mayor registro en Tierra Blanca,

Coatzacoalcos, Acayucan y Xalapa, en respuesta al despliegue de los operativos y cateos.

El 14 de enero las fuerzas federales desmantelaron un cuartel del CJNG y detuvieron a cinco miembros del grupo criminal, decomisándoles fusiles de asalto AR-15 y AK-47, así como cargadores, decenas de cartuchos útiles y chalecos antibalas.

Luego de diversos enfrentamientos en los que resultaron muertos cuatro presuntos sicarios del grupo criminal, que fueron ejecutados extrajudicialmente, acusan los mismos delincuentes, se dieron las reacciones más violentas con la quema de al menos cinco tráileres y una camioneta.

LEER TAMBIÉN: VERACRUZ: EL NARCOTERRORISMO

En una de las refriegas, hubo un ataque a la comandancia policiaca de Tierra Blanca y el incendio de dos de sus unidades, video que fue subido a las redes sociales. En la videograbación se observa a varios sujetos que se dicen del CJNG y retan a la Fuerza Civil a enfrentarse «al Topón» y después realizan disparos al aire con fusiles automáticos y la madrigada del día siguiente las instalaciones de la Fuerza Civil fueron baleadas por un comando que arrojó granadas y quemaron unidades policíacas.

La mañana de ese mismo día (sábado 16), aparecieron varias narcomantas en el Puerto de Veracruz, Boca del Río, Coatzacoalcos y Minatitlán, con el siguiente texto:

“Así trabaja tu gente de la Fuerza Civil señor secretario (Hugo Gutiérrez Maldonado) al mando de PESCADOR (José Luis Pescador Tirado, director general de la Fuerza Civil), robando lo que encuentren hasta las ventanas, nosotros no peleamos contra ustedes ni contra ningún gobierno, pero tú PESCADOR cómo bien lo sabemos apoyabas a los ZETAS en la zona norte y usted secretario está apoyando a todo esto, pues ahí estaba también viendo cómo robaban. A partir de hoy ustedes 2 son los responsables de lo que pase en este Estado, por qué ya no les daremos la vuelta ahora si les pelearemos, por qué ya es personal si guerra contra nosotros, a los que secuestran y matan inocentes no les pelean. Me mataron a 3 elementos que se entregaron a su gente y les hicieron su película para matarlos de forma cobarde, así que ponganse bien vergas por qué nos vamos a morir muchos”.

Y en el marco de esa violenta jornada, se dio el ataque a un hospital de Yanga, donde los gatilleros acudieron para ejecutar a uno de los policías heridos en uno de los enfrentamientos previos.

La versión oficial fue que las fuerzas federales repelieron el ataque. La extraoficial, contrariamente, indica que los agresores pudieron ingresar al nosocomio y remataron al policía herido, con indicativo «Fénix».

Fue hasta entonces que dio la cara el gobernador Cuitláhuac García, quien declaró que la violencia y bloqueos en Veracruz, sólo eran reacciones propagandísticas de los delincuentes, “reaccionaron muy molestos por las detenciones que hemos hecho”.

“Lo que pasa en que en administraciones pasadas los solapaban, los dejaban crecer y nosotros venimos instrumentando desde diciembre, para la construcción de la paz que implementó a nivel nacional el presidente, estamos inmersos en esta estrategia”, dijo el gobernador morenista.

TOMA POSESIÓN “EL CUÍCARAS” COMO GOBERNANTE

Cuitláhuac García, asumió la gubernatura de Veracruz el uno de diciembre de 2018 y en su toma de protesta aseguró: “A partir de este día el futuro por venir es glorioso, de tranquilidad y bienestar para Veracruz, no desaprovecharemos la oportunidad histórica de hacerlo bien, venimos a promover la justicia, la igualdad, el derecho a una vida con bienestar y junto con nuestro presidente, Andrés Manuel López Obrador, lo lograremos”.

Resultado de imagen para asume gubernatura cuitlahuac
Cuitláhuac García asume gobierno de Veracruz

-Vamos a cambiar el mal Gobierno, aseguró a gritos, a denunciar la corrupción y a exigir justicia para nuestro pueblo, sabíamos que ineludiblemente algún día habríamos de triunfar y llegó el momento de actuar, porque no hay mal que dure cien años ni Veracruz que lo aguante.

El discurso se convertiría en unos cuantos días en rotundo mentís, pues la violencia se enseñoreó en Veracruz y comenzó una ola de violencia, traducida en crímenes, secuestros, feminicidios, robos, asaltos y desapariciones, nunca antes vistas en el estado ni siquiera en el año 2016, considerado el más violento de la administración de Javier Duarte.

Ante la grave situación, habitantes de Coatzacoalcos, Lerma, Veracruz, Xalapa, Tuxpan, San Andrés Tuxtla, Poza Rica, Boca del Río y Tierra

Blanca, considerados como los más violentos e inseguros, salieron a las calles a protestar, a exigir a las autoridades un alto a la violencia.

“Mucha gente tuvo que huir, dejándolo todo, tenemos testimonios de quienes han sufrido la violencia, de personas que fueron secuestradas, llevadas de sus casas, lejos de sus hijos, y después aparecieron algunos cadáveres. Estamos ofendidos, estamos gravemente ofendidos”, dijo uno de los más de 500 manifestantes en Coatzacoalcos.

“Estamos de luto, sentimos el dolor de las familias que han perdido alguno de sus miembros”, dijo otra mujer que tomó el megáfono para explicar que perdió a su padre en un secuestro y la situación sigue siendo la misma.

Las protestas se agudizaron luego de que una mujer empresaria, fuera plagiada a inicios del mes de febrero, cuando iba por su hija a casa de una amistad y apareciera decapitada, en la vía pública, con una cartulina firmada por una organización criminal en la que recriminaban no haber pagado el rescate.

Pero no nada más en dicho municipalidad se han dado esa clase de protestas, también en al menos otra media docena de localidades en las que maestros, petroleros, doctores, comerciantes y público en general, elevaron también su inconformidad por la indefensión en que se encuentran, sin que nadie sea capaz de garantizarles seguridad.

Durante los primeros 100 días del gobierno de Cuitláhuac García, la inseguridad y la violencia se han apoderado del territorio veracruzano; en ese lapso se han acumulado cerca de 500 homicidios, de los cuales 45 fueron crímenes contra mujeres, sin que hasta el momento la estrategia de seguridad de la administración del morenista haya podido siquiera frenar la incidencia delictiva.

De acuerdo a reportes de la Fiscalía General del Estado, además de los más de los homicidios violentos, hubo 73 secuestros; la mitad de todos los plagios que se registraron en todo 2018, con 140; independientemente del incremento en robos a transeúntes, comercios y casa habitación.

La violencia en algunas ciudades como la capital del estado, se ha recrudecido a tal grado, denuncian los afectados, que los asesinatos se cometen en zonas comerciales y a plena luz del día.

En diversos eventos el mandatario estatal ha sido interpelado no sólo por algunos medios, sino por la misma gente que se ha visto afectada por los embates del crimen organizado, a lo que responde que está trabajando en ello, pero argumenta que no es posible arreglar en días lo que su antecesor ocasionó en años.

ÉL mismo admitió en un evento público la existencia de al menos tres cárteles de la droga que se han aposentado en Veracruz: El Cártel del Golfo, el Cártel Jalisco Nueva Generación y el Cártel de Loa Zetas, además de otras tres ramificaciones de los mismos que se disputan a sangre y fuego el control del estado.

Pero su bien ha aceptado la presencia de dichos grupos criminales, no ofrece como gobierno estatal ninguna alternativa para combatirlos o para siquiera frenarlos, lo más que señala es que una vez que se concrete la Guardia Nacional, se acabará la violencia no sólo en Veracruz, sino en todo México, pero mientras el estado sigue tiñéndose de rojo.

Ese clima de inseguridad ha llegado a niveles tan alarmantes, que la Iglesia Católica emitió un comunicado a mediados del pasado mes de febrero, en el que criticó duramente los altos índices de inseguridad en la entidad y llamó al gobierno estatal a evaluar su desempeño y el de sus colaboradores.

LEER TAMBIÉN: VERACRUZ: EL COGOBIERNO MORENA-NARCO

“¡Ya no queremos más sangre derramada en Veracruz! Queremos un Veracruz en Paz y que el gobernante trabaje sin descanso hasta lograrlo. No estamos para improvisaciones. Se necesita evaluar los resultados y la eficiencia de los colaboradores del gobierno. Hay señales claras de que algunos recomendados no están funcionando y por lo mismo es tiempo de tomar decisiones. Se observa que falta oficio político y que el ambiente se está enrareciendo. No hay que esperar a que el Estado se encienda, para actuar”, advierte el despacho católico.

En un mes se cumplirían las advertencias de la Iglesia Carólica, pues el estado se haya prácticamente en llamas, sin que nada ni nadie pueda tranquilizarlo.

En un comunicado dominical, firmado por el vocero de la Iglesia Católica, José Manuel Suazo Reyes, precisó:

“La llegada de una nueva administración en el gobierno de Veracruz, el día 1 de diciembre de 2018, generó muchas expectativas en los ciudadanos. La gente se ilusionó por la llegada de un nuevo gobierno dado que las promesas de campaña habían sido generosas, sin embargo conforme pasan los días, se van acumulando fracasos. La gente ha ido perdiendo la confianza y el desánimo y el desencanto van ganando terreno. Y es que no se puede invocar la novatez, ni la curva de aprendizaje, para justificar los desaciertos que en estos días de la nueva administración gubernamental de Veracruz están a la vista de todos”.

La arquidiócesis de Xalapa, encabezada por Hipólito Reyes Larios, dijo en su comunicado dominical: “¡Ya no queremos más sangre derramada en Veracruz! ¡Ya no más muertes y desapariciones! ¡No más ejecuciones, ni violencia! ¡No más dolor y miedo en la población! Queremos un Veracruz en Paz”.

En ese mismo tenor se manifiesta la Coparmex Veracruz y el mismo Sistema Estatal Anticorrupción, a grado tal que promueven una Agenda Ciudadana Anticorrupción, con la que se busca fortalecer el desarrollo de políticas y acciones en materia de rendición de cuentas, prevención y combate a la corrupción, así como fomento a la cultura de la legalidad, ética ciudadana, conciencia social, pero sobre todo, acabar con la inseguridad.

DE PAYASO A GOBERNANTE

Pero cómo es posible que una persona que no haya dado resultado ni como candidato ni como gobernador se mantenga en el importante puesto, pese al desinterés mostrtado para cumplir con sus encomiendas.

¿Cómo es que se coló ahí? ¿Quién lo protege? ¿De dónde salió? ¿Por qué, pese a sus yerros y negligencia, asegura que nada ni nadie lo podrán mover de su puesto?

Cuitláhuac García, nació hace 50 años, en abril de 1968, en Xalapa, Veracruz. Se graduó como ingeniero mecánico electricista en la Universidad Veracruzana, pero no ha ejercido su profesión. Desde muy joven le atrajo la grilla y a la edad de los 19 años se inició como activista en el Partido Socialista Mexicano.

No obstante, su participación distaba mucho a la del clásico líder de oposición, su papel fundamental no era el de manejo de masas, sino como “animador”, dado a las gracejadas; fue cuando se ganó el mote del payaso “Cuícaras”, apodo con el que después sería identificado en el Partido de la Revolución Democrática, que sucedió al PSM y posteriormente, luergo de desertaer del PRD, en el Movimiento de Regeneración Nacional, aunque su encomienda siguió siendo la misma, no la de arengar y atraer correligionarios, sino sólo entretener.

Su tiempo como animador lo combinó con otros estudios y así concluyó una maestría en ingeniería eléctrica en el IPN y otra en Ciencias de Control Avanzado, en la Universidad de Mánchester.

La Maestría en Ciencias se da para alcanzar con éxito los programas de posgrado con la ciencia o la técnica del punto de convergencia (¿?), señala dicho plantel, quizá por ello después se ostentaría como Doctor en Ingeniería por la Universidad Técnica Hamburg-Harburg, Alemania, aunque finalmente tendría que confesar que se trató sólo de una “estadía doctoral”, en la que no alcanzó a doctorarse.

No obstante, su carisma le sirvió para seguir dentro de organizaciones políticas, aunque nunca de manera destacada, siempre ocupando segundos planos, hasta que luego de 25 años de militancia, primero en el PSM, luego en el PRD y finalmente en MORENA, en 2015 dejó de ser “El Cuícaras” para convertirse en el diputado federal por el Distrito Electoral 10 de Xalapa, donde permaneció hasta el 2016.

Em dicho año decidió postularse como candidato a gobernador de Veracruz por MORENA, pero como su padrino aún no tenía el peso político que adquiriera en los últimos dos años, perdió la contienda aunque siguió a la sombra de su protector.

Ya para entonces había sido cobijado por el fundador y dueño de MORENA, cuyo triunfo inobjetable a la Presidencia de la República, fue determinante para que entonces sí, Cuitáhuac García pudiera llegar a la gubernatura de su natal estado.

Durante su campaña como candidato, lanzó acusaciones a diestra y siniestra, asegurando siempre contar con las pruebas necesarias para, cuando llegara a gobernador, proceder contra los corruptos a quienes llevaría a la cárcel.

Uno de esos señalamientos fue contra el entonces gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, de quien afirmó que se había asociado con las bandas delincuenciales del estado y prometió que ofrecería pruebas de la conexión entre el Ejecutivo Estatal y el hampa.

Resultado de imagen para Miguel Ángel Yunes Linares
Miguel Ángel Yunes Linares

Todo quedó en señalamientos sin pruebas, declaraciones sin autento, sólo para ganar titulares, pues cuando se le ha cuestionado, ya como gobernante, respecto a cuándo presentaría su denuncia formal en contra de Yunes Linares, siempre ha evadido la respuesta.

Otro caso fue el del entonces secretario de gobierno de Veracruz, Rogelio Franco Castán, al que Cuitláhuac acusó públicamente de irregularidades durante su administración; el funcionario retó al ya gobernador electo a demostrar sus señalamientos y le advirtió que cualquier acusación debe ser sustentada con hechos y si no tenía pruebas, lo mejor sería que se callara.

Dicha sugerencia ha sido aceptada a pie juntillas por García Jiménez, toda vez que en la presente administración estatal, hasta ahora, no ha presentado ninguna denuncia formal.

Por otra parte, al investigar su currículum como docente, en la Universidad Veracruzana y en el CETIS del municipio de Banderilla, se encontró que había aceptado no tener doctorado alguno, sino sólo una Estancia Doctoral o Diplomado sobre el tema de Controles Remotos para Misiles Balísticos, algo muy necesario para poder gobernar Veracruz ¿o no?

De acuerdo a las calificaciones de los mismos alumnos a los que dio clases, su promedio como maestro fue el siguiente: “Cuitláhuac García Jiménez…Universidad Veracruzana-IME. Ciudad: Xalapa, Departamento/Facultad: Sistemas de Control…Promedio General: 7.4/10, Número de Calificaciones: 11. Promedio Facilidad 6.4; Promedio Ayuda 7.5 y Promedio Claridad 7.3”.

Luego entonces, resulta explicable porque el estado de Veracruz está hundido, más que nunca, en una espiral de violencia, sin que haya alguien que acabe con la pesadilla de los millones de veracruzanos.

Artículos Relacionados

117 CASOS DE COVID-19 EN NUEVO LEÓN

Información

ASESINAN A MANDO POLICÍACO EN MORELOS

Información

DETIENEN A POSIBLE IMPLICADO EN LA MASACRE A FAMILIA LEBARÓN

Información

Deja un Comentario