DEL ABSURDO

López obrador el gran estafador

Francisco Medina/Sol Quintana Roo

Han casi un año de la supuesta rifa del avión presidencial (sin avión) no cabe duda que se ha tratado de una gran estafa orquestada por López Obrador que deja chiquito a la llamada Estafa Maestra, al caso Odebrecht, al Pemexgate, al Fobaproa y a cualquier estafa realizada por los funcionarios públicos, ya que hasta ahora cuatro de los hospitales que resultaron ganadores no han recibido el premio económico, ocho ya lo recibieron, pero no lo han ejercido y solo uno ya lo utilizó.

De los 100 números premiados, 42 fueron para empresarios, 13 para la Lotería Nacional, 16 para el Insabi, cinco para sindicatos, 24 para números no vendidos, aunque fueron otorgados al Instituto de Salud, por lo que la institución se quedó con 37, que en pesos representan 740 millones. Cabe recordar que la famosa rifa del avión presidencial recaudó 1,823 millones de pesos

Además, el Instituto Nacional para el Bienestar (Insabi) no tiene cómo comprobar que recibió el dinero que debió entregar a todos los nosocomios sorteados.

La Lotería Nacional le informó que entregó 264 millones 131 mil 650 pesos a la Tesorería Federal, misma que hizo una transferencia por dicha cantidad al Insabi; sin embargo, este último reveló que no tiene ningún comprobante o una manera de demostrar que la Tesorería Federal le dio el dinero.

Los hospitales militares de Zona Ixcotel, Oaxaca, y Regional de Torreón, Coahuila, de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aseguraron que no han recibido el premio de la rifa, que equivale a 20 millones de pesos.

En tanto, Daniel Díaz Martínez, secretario de Salud de Guanajuato, confirmó que la Unidad de San Diego de la Unión tampoco ha recibido el recurso, porque “no hay reglas de operación”.

Mientras que el Hospital General de Jojutla, Morelos, se negó a proporcionar información al respecto; sin embargo, el personal médico reveló que no cuentan con insumos ni medicamentos, además el nosocomio se encuentra en malas condiciones.

Por otra parte, los hospitales que ya recibieron el dinero (181 millones de pesos en total), no lo han ejercido, porque en algunos casos se encuentra guardado en cuentas bancarias.

El único nosocomio que ha ejercido el recurso es el Hospital de San Ignacio, Sinaloa, al que le entregaron el dinero el año pasado.

Ante la pregunta obligada ¿Y la lana apa?, no cabe duda que el inquilino del Palacio salió más uña larga que los carteristas del Metro y por si fuera poco, ahora quiere volver a bolsear a sus seguidores con otra rifa, ahora con un palco del Estadio Azteca y bienes decomisados al crimen organizado, así que esperemos nuevamente a ver a qué bolsillo va a parar ese dinero, pues sabemos que prometer no empobrece, pero si enriquece a los vivos.

Deja una respuesta

Botón volver arriba