*Las “niñas” de Laura Beristain preparan querella colectiva contra la presidenta por acoso sexual, chantajes, posible estupro y violación

*Ante el inminente recorte de personal del ayuntamiento, las “sexy aviadoras” al servicio de la alcaldesa no pretenden quedarse con las manos vacías

STAFF SOL QUINTANA ROO

Playa del Carmen.- Un nuevo escándalo sexual se cierne en las entrañas de la administración de la presidenta municipal de Solidaridad, Laura Beristain Navarrete.

El grupo de esculturales damas conocidas como las “sexy aviadoras” al servicio de Laura Beristain preparan una denuncia colectiva contra la alcaldesa, por acoso sexual y chantajes.

Las mujeres, algunas de ellas recién entradas a los 18 años, pero que no superan las 25 primaveras, fueron informadas que octubre será el último mes que cobrarían su quincena, pues habrá un recorte para redireccionar el recurso a la campaña de reelección de Laura Beristain.

Enardecidas, decepcionadas y con la sensación de haber sido engañadas, el grupo de seis mujeres tuvieron que ceder a las “perversas insinuaciones de la alcaldesa qué pasó de las miradas lascivas al asqueroso  tocamiento”. Una de ellas narra que “si no accedíamos había amenazas contra nosotras y nuestras familias”.

Ella es Abigail, mujer que forma parte de los equipos de zumba y está por cumplir los 20 años y asegura que conoció a Laura, cuando apenas iba a cumplir 18 años.

“La recuerdo cuando la me vio por primeras vez. Durante una rutina a la que fuimos obligadas a realizar para un evento de la señora, no me quitaba la mirada de encima. Se me acercó, me preguntó mi nombre y me saludó de beso, pero no me quería soltar de la mano mientras me preguntaba mi nombre, dónde vivía, si estudiaba o si era casada”, relató.

“Y yo sin pedirle nada me ofreció su ayuda y me dijo que me esperaba al día siguiente en su despacho del Palacio Municipal”, acotó.

“Le dije que no necesitaba nada por el momento, pero insistió”.

Antes de irse me dijo que me iba a contactar un señor de nombre Raciel. Antes de irse se me acercó el hombre y me pidió mis datos, mi nombre, mi número de celular, mi dirección y me dijo que llamaría para acordar la hora de la cita.

“A las 08:00 PM me llama Raciel, me dijo que una camioneta blanca blindada pasaría por mí a mi casa, que la presidenta estaba interesada en hablar conmigo sobre un propuesta de trabajo para su oficina”, señaló.

“Y antes de que yo respondiera, me dijo Raciel, que la presidenta nunca aceptaba un no como respuesta”.

Al día siguiente, la joven salió de su domicilio y subió a la camioneta. En ella venía atrás la presidenta Laura Beristain sólo con un chofer y me dijo que no iríamos a Palacio Municipal porque estaba en remodelación. Fuimos al restaurante de un hotel en PlayaCar.

“Se la pasó hablando de mi cara, de cuerpo, a mí me incomodó y cuando le dije que cual era su propuesta de trabajo, me dijo que lo estaban definiendo, pero que yo desde ese día ya estaba cobrando”.

El resto de la historia y otros cinco casos similares están plasmados en la denuncia que será ingresada en los próximos días ante la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos contra la Mujer y por Razones de Género en Quintana Roo.

La falta de vocación por servir y la insaciable codicia hace que muchas personas que obtienen algún cargo público se extravíen en sus perversiones personales como un refugio para desfogar la sensación de poder.

Un pervertido, según la Real Academia Española, es una persona “de costumbres o inclinaciones sexuales qué se consideran socialmente negativas o inmorales”, y ante la ley es un delito el acoso sexual y chantajes con fines sexuales.

En esta maraña de pasiones se encuentra la alcaldesa de Solidaridad, Laura Beristain Navarrete. Y por ello, sus “niñas” preparan una denuncia colectiva en su contra por acoso sexual, chantajes, posible estupro y violación.

Anuncios

Dejar respuesta