Othón P. Blanco Portada

DEVUELVEN RECURSOS POR CORRUPTOS

Por un lado, reparte obra pública a sus “amigos” para el maquillaje económico municipal. Pero tuvo que devolver más de 4 millones de pesos al Gobierno Federal por incurrir en regularidades en los procesos de licitación.

De ese modo el Ayuntamiento de Othón P. Blanco perdió valiosos recursos, que pudieron ser aplicados en diversos rubros de primera necesidad para la capital del Estado y en comunidades que han sido abandonadas por Otoniel Segovia Martínez.

Los recursos correspondían al subejercicio de 2020 que la Federación otorgó a los ayuntamientos. Por la necedad de entregar obra al mejor postor, la Dirección de Obras Públicas cayó en anomalías y perdió el tan necesario presupuesto.

Redacción/Sol Quintana Roo 

Chetumal.- La falta de compromiso hacia sus ciudadanos y la rebeldía interna existente en el Ayuntamiento de Othón P. Blanco, han dado como resultado que la comuna othonense esté perdiendo los apoyos directos para rehabilitación y “mejoras” en diversos rubros de la capital del Estado y sus comunidades. 

Esto se debe al proceder del presidente municipal Otoniel Segovia Martínez, quien por un lado reparte obra pública a sus “amigos”, para el maquillaje económico municipal; por otro, tuvo que devolver más de 4 millones de pesos al Gobierno Federal por incurrir en irregularidades en procesos de licitación. 

Estos recursos devueltos al Gobierno Federal pudieron ser utilizados para la reparación de las despedazadas calles que existen en toda la ciudad capital; así como para instalar luminarias decentes y no los cascajos que fueron regalados por el municipio de Benito Juárez. 

El Ayuntamiento de Othón P. Blanco perdió valiosos recursos que pudieron ser aplicados en diversos rubros de primera necesidad para la capital del Estado y para algunas comunidades que han sido abandonadas por el edil desde el inicio de su gestión. 

Sin embargo, pese a este tipo de acciones imperdonables, se atrevió a decir a los ciudadanos que no se pueden hacer obras porque no existen los recursos necesarios para ello. 

Los recursos correspondían al subejercicio de 2020 que la Federación otorgó a los ayuntamientos, y por la necedad de entregar obra al mejor postor, la Dirección de Obras Públicas de Othón P. Blanco cayó en anomalías.

Incongruencias fatales 

Por eso Sol Quintana Roo vuelve a poner el dedo sobre la llaga: de acuerdo con el contrato de Obra Pública COP-IO-OPB-089-2019, la administración de Otoniel Segovia Martínez realizó en el año 2019 la construcción de techado en el área de educación física en el Centro de Atención Múltiple “Ane Sullivan”. 

Para ello se contrató a la persona física Layla Concepción Vázquez Escobar, a quien se le pagaron 2 millones 420 mil 19.32 pesos por la realización de la obra, que tuvo un plazo de ejecución del 27 al 31 de diciembre de 2019. La firma del contrato se llevó al cabo el 26 de diciembre de 2019. 

Asimismo, de acuerdo con el contrato de Obra Pública COP-LO-OPB-037-2019, se realizó la construcción de techado en el área de educación física en el Cam Jan Vermer, en Chetumal. 

El contrato fue para SAIZA Servicios Integrales S.A. de C.V. representada por Hugo José Palma Durán en su carácter de Apoderado legal. Para dicho trabajo se erogó la cantidad de 2 millones 405 mil 411.12 pesos con plazo de ejecución del 4 de octubre al 2 de diciembre de 2019. El contrato se firmó el 2 de octubre. 

También, de acuerdo con el contrato de Obra Pública COP-LO-OPB-038-2019 se llevó al cabo la construcción de techado en el área de educación física de la escuela Manuel Chi Moo, de Chetumal. 

El proveedor fue el Corporativo Real Cumbres S. de R.L. de C.V., representado por Juan Alberto Álvarez Ruiz en su carácter de Apoderado Legal. El ayuntamiento pagó la cantidad de 2 millones 401 mil 353.26 pesos. La obra tuvo un plazo de ejecución del 4 de octubre al 2 de diciembre de 2019. El contrato se firmó el 2 de octubre del mismo año.

En resumen, el ayuntamiento de Othón P. Blanco, a través de su presidente municipal, autorizó 7 millones 226 mil 783.7 pesos para los tres contratos. 

Todo esto, y mucho más, corresponde a 2019 y deja siempre en entredicho lo esencial o no de dichas obras respecto a otras necesidades. No obstante, se realizaron. Pero en 2020, por tantas arbitrariedades, se perdió un buen monto de presupuesto que hubiese ayudado a aliviar los tantos problemas de Othón P. Blanco.

Ignora al pueblo 

Sol Quintana Roo, en diversas ocasiones, ha señalado los desplantes que Segovia Martínez le ha hecho los othonenses, quienes podrían marcar la diferencia para las próximas elecciones. Hoy, miles de capitalinos y de comunidades aledañas le han dado la espalda, como él lo ha hecho desde que ascendió a la presidencia municipal. 

Porque Otoniel Segovia ha ignorado por completo a los ciudadanos. Abandonó al pueblo que hoy intenta comprar con palabras vacías. Busca obtener votos en favor de su “gallo” y librar posibles problemas legales al salir del Ayuntamiento de Othón P. Blanco. 

Desde que rindió el segundo informe municipal, no ha logrado concretar una sola de las obras o rehabilitaciones que prometió a los ciudadanos. Por el contrario, se ha dedicado a desconocer sus peticiones o prioridades. 

No sólo tiene secuestrada la obra pública, por la cual el Ayuntamiento cobra cuota de 30% para que proveedores reales la obtengan; sino que además le quita su identidad a Chetumal, como lo hace al instalar cascajos de lámparas. 

Como se recordará, en el segundo informe del gobierno municipal de Othón P. Blanco fueron mencionadas las acciones emergentes, de alta prioridad, en materia de aseo, limpieza y recolección de basura. 

Estas acciones mantienen a miles de ciudadanos inconformes, sobre todo por la lentitud o lo ineficaz de las mismas, en contraste con las declaraciones vertidas en cuanto a inversión pública. 

Asimismo, se hizo mención al alumbrado público. A este servicio fundamental, según el presidente municipal en su segundo informe, se le había dado mantenimiento correctivo con el reemplazo o arreglo de 4 mil 893 luminarias en la ciudad y comunidades rurales. 

Sin embargo, nunca ha mencionado que, pese a existir una bolsa económica superior a los 20 millones de pesos para ese rubro, las lámparas que se colocan en la ciudad capital y sus comunidades aledañas son un regalo del municipio Benito Juárez, que se ha comprobado son unos cascajos o desperdicios. 

Asimismo, de las 781 solicitudes recibidas vía telefónica, únicamente se atendieron 542. Por lo que 239 reportes ciudadanos fueron ignorados por parte del Ayuntamiento. De igual manera se recibieron mil 508 solicitudes por medio de la marcación 072, de las cuales mil 499 fueron atendidas y 9 no obtuvieron respuesta. 

En relación con el programa “Dignificando tu colonia” se recibió un total de 813 solicitudes al municipio. De estas fueron atendidas 697 e ignoradas 116, mientras que por parte del número 072 se recibieron 326 de las cuales 311 fueron atendidas y 15 quedaron al aire. El objetivo de este programa supuestamente es darle mantenimiento preventivo a los sitios y monumentos históricos, parques, jardines, vialidades, camellones y accesos públicos que permitan la digna convivencia espacial y familiar de los othonenses. 

En relación con el programa “Recuperando un parque”, según el informe de gobierno se poseen 174 parques públicos. De estos, 117 han recibido mantenimiento completo por concepto de podado, orillado y limpieza. 

Con esto queda más que comprobado que la administración de Otoniel Segovia Martínez no ha incumplido completamente con los ciudadanos; a quienes intenta engañar con una “manita de gato” en la ciudad. Política y marrullería propia. 

Una realidad 

En la edición 130, Sol Quintana Roo dio a conocer que que existe un alto nivel de inseguridad en las colonias y fraccionamientos de Chetumal, la capital del Estado. Las acciones y decisiones que toma la administración de Otoniel Segovia Martínez aumentan este problema. 

El presidente municipal no solamente atrasa el desarrollo y el crecimiento político, social y económico del municipio de Othón P. Blanco, sino que además no invierte en las necesidades de la ciudad y sus pobladores. 

Decidió cambiar la luz blanca por lámparas de mala calidad que se siguen instalando en Chetumal. Otoniel Segovia Martínez orientó sustituir miles de lámparas blancas de Led por amarillas ya usadas, recicladas, que desechó el Ayuntamiento de Benito Juárez en manos de la morenista María Elena Hermelinda Lezama Espinosa. 

Es vergonzoso observar cómo la ciudad, cada día, queda más a merced de la delincuencia. Las calles lucen oscuras o sin visibilidad. Se están colocando en los postes lámparas que están hasta podridas.  

Otoniel Segovia Martínez ha convertido a la capital del Estado en un “pueblo”, aún más pobre, víctima de un fraude con las luminarias, aun cuando existe una bolsa autorizada de 20 millones de pesos para la rehabilitación de las lámparas.  

La administración de Otoniel Segovia Martínez ha estado llena de vicios, sin respeto por la ley, ni sus reglamentos, que actúa de acuerdo a sus deseos y caprichos, sin garantizar ningún estado de derecho.  

Pero existen pruebas suficientes para pensar en el fraude, debido a que el trabajo ya se está realizando. Y aunque no se está haciendo de modo completamente efectivo, puede ser comprobable fiscal, económica y laboralmente.  

Un ejemplo es la licitación pública No. IO-OPB-005-2020, por la que se trabajará en el alumbrado público en la Av. Magisterial entre Insurgentes y Tela, donde hoy existen lámparas de las regaladas por el Ayuntamiento de Benito Juárez. Otro similar es la licitación pública No. IO-OPB-006-2020 para la construcción de alumbrado público en la Av. Juan de Dios Peza entre Isaac Medina (Jacaranda) y Bernabé Manrique. O la licitación pública No. IO-OPB-007-2020 para construcción de alumbrado público con panel solar en la Av. Calzada Veracruz entre Insurgentes e Ignacio Altamirano. Todos en Chetumal.

Así podríamos seguir enumerando las decenas de colonias que están integradas en un plan de trabajo que ha quedado totalmente sustituido por cascajo, basura, de lámparas que ni alumbran, ni proporcionan seguridad; pero sí un posible desvío de más recursos públicos. 

Artículos Relacionados

SIGUE PRÓFUGO JUAN PABLO GUILLERMO, EL CEREBRO DEL SAQUEO DEL “RBA TEAM”

Información

ENCUBRE LAURA DESVÍOS

Arceus

NEGLIGENCIA PONE EN RIESGO A POLICÍAS

Arceus

Deja un Comentario