Nacionales Uncategorized

EL CASTILLO FRANCÉS 

*Sergio Bolaños Quezada con pasado humilde, primero limpiabotas y luego mozo en el sindicato petrolero, terminó comprándose un castillo en Loire, una residencia palaciega, casas y condominios en Estados Unidos y la casa más grande en las Lomas de Chapultepec

Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/La Opinión de México

(Séptima y última parte)

Ciudad de México.- ¿Qué abismos de corrupción? ¿Qué maraña de intereses públicos y privados hubo de tejerse para que Sergio Bolaños Quezada, quien solía presumir de su pasado humilde, primero limpiabotas y luego mozo en el sindicato petrolero, ayudado por La Quina, terminara comprándose un castillo en Loire, Francia, una residencia palaciega, casas y condominios en Estados Unidos y la casa más grande en las Lomas de Chapultepec, la que perteneció al legendario millonario Carlos Trouyet?—se preguntaron los reporteros José Reveles y Salvador Corro, en su libro La Quina, el lado oscuro del poder.

 

El “exbolero” fue prestanombres de Joaquín Hernández Galicia, La Quina, quien junto con Salvador Barragán Camacho—quien al ser capturado junto con su jefe, traía 3,000 millones de pesos en joyas y billetes en la cajuela de su auto blindado—habían depositado únicamente en bancos estadunidenses más de 3,200 millones de dólares. La cantidad explicaron los reporteros, se transformaba en billones cuando se hacía la conversión a pesos.

 

Es inimaginable, pero podría darse una idea cercana mencionando que ese dinero es más de la mitad de lo que México recibió en 1988 por venta de petróleo al extranjero, a un ritmo de un millón 350 mil barriles diarios.

 

Con tal fortuna podrían haber comprado 16 veces la Compañía Mexicana de Aviación, por la cual Bolaños había ofrecido 200 millones de dólares, desplazando como postor inclusive al poderoso consorcio Televisa. El mismo Bolaños compró en unos cuantos cientos de millones de pesos el colegio Hamilton, en las Lomas de Chapultepec, cuando uno de sus hijos fue rechazado en ese plantel.

 

Y más cara que el castillo en Francia, le costó la residencia que fue de la familia Trouyet: 500 millones de pesos. Y al inaugurar una casa en Estados Unidos, Bolaños contrató a Frank Sinatra para que alegrara el momento con su portentosa voz.

 

Cualquiera se preguntaría por la fortuna de los demás “Magníficos”, si uno de ellos, ex limpiabotas y mandadero, fue capaz de enriquecerse pronto. El 22 de octubre de 1981, Manuel Buendía informó que en un libro norteamericano se indicaba que el sindicato petrolero disfrutaba de impresionantes inversiones financieras, que se derivaban de las cuotas que totalizaban 2.5 por ciento de los salarios o pensiones de todos los miembros, activos o retirados, de las contribuciones de Pemex al fondo social del STPRM, pagos hechos a las secciones por las empresas privadas por contratar a personal del sindicato, ganancias de granjas, supermercados, cajas de crédito y otras instalaciones propiedad del sindicato. Y se había propalado ampliamente que los líderes aumentaban sus ingresos por medio de la venta de trabajos, robo de equipo y manipulación de contratos.

 

Samuel I. del Villar, asesor del Presidente Miguel de la Madrid, en enero de 1984, le recomendó dar un golpe mortal a los corruptos líderes petroleros. Le aconsejaba prevenir la subversión y la inestabilidad sindical, empresarial, económica, y política dentro del sector petrolero. Y proponía un operativo militar para ocupar las instalaciones de la Sección Uno del STPRM en Ciudad Madero.

 

La Secretaría de Gobernación debería hacerle saber a Joaquín Hernández Galicia que el gobierno no podía seguir sosteniendo a los líderes de un sindicato escandalosamente corrupto y un liderazgo que se sustentaba en la violencia homicida, en el atropello de la ley y en el incumplimiento de sus compromisos políticos con el gobierno.

 

Salvador Corro y José Reveles enfatizaron que la decisión política y el consecuente operativo policiaco y militar con que el gobierno declaró la guerra al más poderoso, enriquecido y agresivo cacicazgo sindical en México, fueron tan celosamente reservados que las tropas, los agentes judiciales y las autoridades del Ministerio Público fueron llevados desde la capital del país hasta Ciudad Madero, Tamaulipas. No se emplearon autoridades locales para evitar denuncias. Fue el 10 de enero de 1989, cuando el Presidente Carlos Salinas de Gortari llevó a cabo el plan que no quiso realizar Miguel de la Madrid.

 

Indicaron los investigadores Reveles y Corro que se dio un golpe mortal, largamente diseñado por los aparatos de inteligencia del Estado, a fin de desmoronar el imperio criminal, económico y político que habían logrado levantar quienes, hasta ese día, habían sido aliados importantes del gobierno, beneficiarios de un corrupto sistema de contratismo, ayudas sociales y prebendas sin fin otorgada por Pemex, además de negocios con cuotas sindicales, capacidad para quitar y poner autoridades locales y represión a los trabajadores, que condujo a más de 15 asesinatos sin esclarecer de líderes disidentes durante casi tres decenios de desenfrenado ejercicio del poder gremial.

 

Se agregó por otra parte que en junio de 2007, se hicieron estallar seis bombas en otros tantos ductos gaseros en Veracruz, sin causar víctimas fatales ni heridos. Se culpó a la “guerrilla” sólo porque se encontró propaganda subversiva, pero se cree que los atentados fueron para “ablandar” a los administradores que “no querían colaborar en el saqueo huachicolero rutinario”.

 

¿Sin causar víctimas fatales?,  ¿Entonces que fueron las ancianas veracruzanas Zenaida Mendoza y Esperanza Cárdenas, de 65 y 72 años de edad, respectivamente, quienes murieron por paros cardíacos provocados por el temor de los bombazos?..

 

También se recuerda la matanza en Poza Rica, ocurrida el 6 de octubre de 1958.  Un grupo de manifestantes fue ametrallado desde el edificio sindical de la Sección 30 del STPRM. Los testigos culparon a pistoleros del cacique Jaime José Merino de la Peña y su compañero Pedro Vivanco.

Cinco personas murieron acribilladas y varias resultaron lesionadas. Como siempre, corrieron rumores de más víctimas, pero nunca se comprobaron.

 

Y un reportaje del staff del diario El Universal denunció el 30 de diciembre de 2007 que la  industria petrolera es sumamente vulnerable a los intentos de sabotaje de grupos guerrilleros “especializados”,  y que la Sedena recomendó a Pemex, la instalación de dispositivos de seguridad física para evitar daños y reforzar las medidas respectivas en la Torre Ejecutiva que se ubica en la ciudad de México.

 

Por lo pronto, el cierre de los ductos, se cree fue producto de una investigación profunda sobre el personal desleal que, a través de dos o tres generaciones laborales, ha saqueado sistemáticamente a Petróleos Mexicanos y provocado quizá que pueblos enteros se atrevan a enfrentarse al Ejército, con tal de extraer gasolina que venderán a mitad de precio.

 

Que se sepa no hay detenidos aún en relación con el huachicoleo, pero existe la seguridad de que hay culpables de cuello blanco y muchos trabajadores petroleros, auxiliados por amigos y parientes que,  posiblemente, no sólo son saqueadores de combustible, sino que por la impunidad, ante la falta de sanciones severas, se han convertido en asaltantes de trenes con carga diversa y valiosa.

Artículos Relacionados

LOCALIZAN EL CUERPO DEL “CHOLO”, LÍDER DEL CÁRTEL NUEVA PLAZA, EN JALISCO

Erik Luna Arguelles

SICARIOS DEL CÁRTEL JALISCO NUEVA GENERACIÓN REPARTEN JUGUETES EN VERACRUZ

Información

¿VIAJA A LA CDMX? TOME SUS PRECAUCIONES

Arceus

Deja un Comentario