El ROBO AL MUSEO

Redacción | La Opinión de México | Sol Quintana Roo | Sol Yucatán | Sol Campeche

(Tercera de siete partes)

CDMX.- Los más altos niveles políticos e intelectuales de la nación fueron sacudidos por la noticia del saqueo extraordinario al Museo Nacional de Antropología e Historia, (en el bosque de Chapultepec), donde varios ladrones se “enjaularon” entre Nochebuena y Navidad del año 1985, trágico por los impresionantes y mortales sismos de Septiembre 19 y 20…

Los delincuentes se llevaron parte de lo más valioso en joyas de origen prehispánico que estaban a la vista directa de todos los mexicanos.

(Como una especie de aviso de lo que sucedería en diciembre de 1985 en el Museo, se tomó el hecho de que en el Palacio Cantón, Paseo de Montejo, en la ciudad de Mérida, Yucatán, fue robado un valioso collar maya, cuyo hurto no había sido aclarado aún).

En la inauguración del MNAH en 1963, se había dicho que era 50 años más moderno que los mejores de Estados Unidos y 100 que los de Europa, pero nadie podía saber que en 1982, por la crisis económica, sería suspendido el sistema de alarma y reajustado el personal que durante muchos años cuidó fielmente el tesoro cultural que la sociedad le había encomendado.

En 1985 pues, la época navideña resultó un tanto amarga y la decena de distraídos custodios del tesoro arqueológico, cuyo valor en subasta, se decía, “podía cubrir la deuda externa de México”, cerraron a las 6 de la tarde el Museo Nacional de Antropología e Historia, lamentando aquella guardia que los alejaba de su familia en pleno día 24 de diciembre.

Obviamente, varios policías llevaron su “botellita” y no hicieron cada dos horas los rondines que establecía el reglamento respectivo.

Así, con toda calma, en pleno inicio de la Navidad, siete vitrinas de las salas Maya, Mexica y Monte Albán, fueron desmanteladas y cayeron en poder de los intrusos las piezas más importantes en exhibición.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: