Armando Rojas Arévalo Hoy Escribe

EPISTOLARIO

ARMANDO ROJAS ARÉVALO / SOL QUINTANA ROO

Es congruente

CASANDRA: “¡Al diablo con sus instituciones!” es una frase que quedó para la historia y cambió la forma de gobernar este país.

Furioso, casi fuera de sí, la dijo AMLO, entonces candidato a la presidencia aquel 2 de julio de 2006 en un mitin en el zócalo, cuando se enteró del fallo electoral que le daba el triunfo a FELIPE CALDERÓN en la carrera presidencial. Luego vendría el plantón de tres meses sobre Paseo de la Reforma.

Ese 2 de julio del 2006, el entonces consejero presidente del IFE, LUIS CARLOS UGALDE, había salido a decir en cadena nacional que los resultados de la elección eran muy cerrados, por lo que no podía dar a un ganador. Después se informaría que CALDERÓN había sido el triunfador por un cerradísimo margen. Ahí, seguramente, nació el odio enfermizo contra CALDERÓN. Tal vez se recrudeció el odiocuando CALDERÓN diría entre festivo e irónico “haiga sido como haiga sido”.

“Al diablo con sus instituciones” se refería a las de los gobiernos que AMLO ahora defenestra un día sí y otro…también. O sea, si las instituciones no le sirven a él, entonces no sirven. Ese era su mensaje en 2006 y sigue siendo su mensaje ahora.

No era una expresión casuística. Hay que reconocer que fue bien pensada. Es el espíritu que prevalece en sus acciones. Congruente con la sentencia de mandar al diablo las instituciones, LÓPEZ OBRADOR ha desmantelado la estructura burocrática del gobierno y obras tan importantes, casi icónicas que dejó el gobierno que le antecedió, como el aeropuerto de la Ciudad de México en Texcoco. A los pocos meses de su llegada a la Presidencia se dedicó a “mandar al diablo” organismos autónomos y no autónomos que según él eran costosos e inútiles.

Eliminó, entre ellos, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), el COFECE, las guarderías para niños, el Instituto Nacional del Emprendedor, el Instituto Federal de Telecomunicaciones, Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, el Centro Nacional de Control de Energía, el CONEVAL, la Comisión Especial de Atención a

Víctimas, el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine, la Comisión Nacional de Búsqueda y otros organismos más, en total 106, con cuya eliminación, dice, se ahorrarán 20 mil millones de pesos. Ha advertido que podría hacer lo mismo con organismos fundamentales como el Banco de México, el INEGI y el INAI.

Al presidente le interesa más la forma que el fondo. Le causan escozor las críticas y más cuando alguien difiere de él. Descalifica. Señala.  Si no estás conmigo, estás en contra mía.

El presidente está, se ve, furioso con la Suprema Corte y la Judicatura, porque el juez de Distrito, JUAN GÓMEZ FIERRO, ordenó varias suspensiones temporales de la reforma eléctrica. “Al diablo con sus instituciones” ha de pensar, cuando cree que la Corte debe estar supeditada a él como lo está la mayoría del Congreso, y en una carta –misiva que según él ya le fue contestada en términos correctos- dirigida a ARTURO ZALDIVAR LELO DE LARREA, presidente de la institución le pide investigar al juez por conceder amparos para frenar la entrada en vigor de su reforma a la Ley de la Industria Eléctrica, pues dice que la suspensión se dio de manera veloz “y se cumplió como pocas veces de que la justicia tiene que ser expedita; fue vía rápida”. 

EN LOS RECLAMOS le tocó también su machucón al ministro en retiro, JOSÉ RAMÓN COSSÍO, a quien acusó de formar parte de un “buró jurídico para oponerse a las obras y acciones políticas” de su gobierno.

AMLO ha provocado molestia en el Poder Judicial con sus quejas y ha logrado la unidad del gremio de los abogados de todo el país en torno a la Corte. La Barra, Colegios y asociaciones gremiales del Derecho han expresado su inconformidad por la forma de actuar del presidente frente a las decisiones de los jueces.  Hay quienes pronostican un choque entre el Ejecutivo y el Poder Judicial. Sólo la mesura y serenidad de ARTURO ZALDIVAR podría evitarlo.

BUENO Y A TODO ESTO ¿dónde está doña OLGA SÁNCHEZ CORDERO?

Una reflexión de LUIS ACEVEDO PESQUERA en su artículo para Quadratin, señala que el presidente se manifiesta en contra de una de sus contrapartes en materia judicial y emprende una campaña para descalificarla, lo cual es motivo para preocuparse. Si para la máxima autoridad los abogados son visualizados como “traidores a la patria” y los jueces, inclusive los especializados “no tienen ni idea” de lo que hacen, entonces ¿quién podrá defendernos?, pregunta el articulista.

“Al diablo con sus instituciones” ¿es una sentencia que abarca también la cultura, las artes y la ciencia? Curioso. La investigación y el desarrollo de 5 vacunas mexicanas en contra del Covid-19 están detenidas por la falta de recurso e interés por parte del gobierno mexicano, aseguró TERESA GASRCÍA GASCA, rectora de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), en Forbes de México. “No hemos dejado de trabajar, pero necesitamos librar obstáculos muy importantes para pasar al siguiente nivel, es decir, ya a las pruebas fase uno de la vacuna contra el Covid-19 en humanos, y el obstáculo mayor es la falta de recursos e interés por parte del gobierno mexicano.

POR OTRA PARTE, el Presidente tiene razones para estar preocupado por el clima de enojo político que sin duda se verá reflejado en las elecciones de junio. El haber impuesto a FELIX SALGADO MACEDONIO tendrá resultados negativos para su partido. A lo mejor ya lo midió, como también ya midió en qué parará el pleito contra la Corte y la Judicatura.

CARLOS ROMERO DESCHAMPS ya renunció a Pemex. ¡Cuánto le darían de liquidación!

DE REVERSA MAMI, DE REVERSA.- RICARDO MONREAL no se quiere quedar atrás en la moda de las ocurrencias. Presentó una propuesta para regular a las calificadoras extranjeras, pero ya la mandó al cesto de la basura.

NO SE VALE. La senadora morelense LUCÍA VIRGINIA MEZA GUZMÁN se pasó por debajo de la falda los acuerdos que había en Fuerza por México e impuso a su sobrina XIMENA SORIANO MEZA como número 1 en la lista de candidatos a diputados locales. Hizo muy bien ANA LAURA ORTEGA de mandarlos al diablo, para no hacer el “caldo gordo” a oportunistas. Eso se llama dignidad.

Artículos Relacionados

LOS CAPITALES

Columnistas Invitados

ENTRE SEMANA

Jaqueline De la Portilla

VOCES DEL DIRECTOR

Daniel Tuz

Deja un Comentario