Narcotrafico

FUE UN PROCURADOR NOCIVO

*La recomendación 17VG/2019 de la CNDH, detalló que Muñoz Vázquez cometió diversas vejaciones, tocamientos sexuales y torturas cuando fue procurador de Justicia de Aguascalientes, en el sexenio del priista Carlos Lozano de la Torre

Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/La Opinión de México

(Cuarta de siete partes)*

Ciudad de México.- Tras investigar las denuncias de 19 personas detenidas por la Policía Ministerial de Aguascalientes, cuando Felipe Muñoz Vázquez era procurador, la CNDH concluyó que se acreditaban los señalamientos contra el funcionario por diversas violaciones a los derechos humanos.

La recomendación 17VG/2019 de la CNDH, detalló que Muñoz Vázquez cometió diversas vejaciones, tocamientos sexuales y torturas cuando fue procurador de Justicia de Aguascalientes, en el sexenio del priista Carlos Lozano de la Torre.

Refiere a 19 víctimas de detención arbitraria, tortura, trato cruel, inhumano y degradante, así como tortura sexual y señala directamente al entonces procurador (identificado como AR1), de haber participado personalmente en los actos de tortura y violencia sexual.

 Una mujer identificada como V2 (víctima 2), relató: 

“ (…) pedí un vaso de agua y uno de los ministeriales se acercó con el
vaso de agua pero yo apenas podía caminar, me dolían mucho las
piernas, mi panza y un dolor muy fuerte en mi vagina (…) Se acercó un
hombre por atrás, yo estaba esposada (…) Con la sola introducción de
un hisopo en mi vagina el médico dijo que tenía desgarrada mi vagina
producto de una violación (…) [AR1] me dio un beso en el cachete (…)
me jaló la blusa y metió su mano, me agarró un pecho y me lo apretó”

Otras de las víctimas relataron lo siguiente:

Un agente me aventó contra la mesa (…) me empezó a pegar, a aventarme,
a patearme en el abdomen, vientre bajo, en las piernas, que me hizo
caer de rodillas, otro me jaló el cabello (…) Estaba hincada (…) el
procurador (…) me tomó otra vez del cabello y me aventó (…) me
volvieron a dar cuatro patadas diferentes hombres, después el
procurador me golpeó con algo en la cabeza y perdí el conocimiento (…)
me senté y sentí un dolor muy fuerte en mi vientre”.

Otra mujer que obtuvo su libertad el 14 de diciembre de 2017, denunció
que fue asfixiada en varias ocasiones durante su detención y tres
elementos de la Policía Ministerial la desnudaron completamente, (y)
le introdujeron los dedos en la vagina diciéndole que la iban a matar.

“‘¡Esta se cree muy huevuda!’ (…) pues me dijeron: ‘¡Nada más se hace
pendeja’ (…) se empezaron a burlar todos (…) Me dijo: ‘¡Pues si no me
firmas voy a ir por tu familia, al fin de cuentas ya sé a qué se
dedican! ¡Yo sé que están trabajando ahorita y yo los puedo chingar,
así que tú decides!’ (…) llegó un ministerial y se sentó delante de mí
y en su escritorio tenía un arma, agarró el arma y me apuntó en mi
cabeza y me dijo: ‘¡Si yo quiero te mato y te aviento por ahí, en
algún baldío, y luego te pongo un cartelón: La matamos por perra,
ajuste de cuentas, ¿como ves?”.

Una más que fue detenida en 2011, acusada de robo calificado, dijo que estaba embarazada, con seis semanas de gestación, cuando fue torturada, pero el médico legista que lo dejó asentado no adjuntó las pruebas médicas que permitieran asegurar el diagnóstico. Sólo fue atendida por un sangrado transvaginal 47 días después de su detención.

“Me tiraron al suelo y sentí que me quitaron la ropa de la cintura hacia abajo, sentí que me introdujeron algo en mi vagina, sentí que no era un pene, pero sí era algo duro como un tubo, sentí mucho dolor y como que me escurrió algo entre las piernas”.

Las tres mujeres señalaron que el entonces procurador de Aguascalientes las obligó a firmar la declaración en la que se auto incriminaron, además de que no les fueron proporcionados los certificados médicos durante su periodo de arraigo, cuando fueron agredidas por los ministeriales.

De las 19 víctimas, nueve permanecen recluidas desde 2011 y 2012. Todas permanecieron presas entre uno y siete años; mientras que 10 denunciaron haber sido víctimas de tortura y abuso de autoridad; una denunció violación sexual.

Las denuncias formales por tortura presentadas por dos víctimas que actualmente están recluidas, se encuentran en reserva de diligencias desde 2017, por falta de pruebas. En otras denuncias se determinó no ejercer acción penal por dichas violaciones, todas en el periodo de Muñoz Vázquez como procurador.

A principios de 2016 fue nombrado procurador de Colima, donde prometió que bajaría los índices delictivos en sólo seis meses; sin embargo, transcurrieron más de ocho meses y la situación se agravó, por lo que entre críticas tuvo que renunciar.

Se documentaron también los casos de cinco policías municipales de Aguascalientes y un tendero, detenidos en 2011 por presuntos nexos con el grupo delictivo La Oficina, lo que testificaron que Muñoz Vázquez se encontraba presente y dio las órdenes cuando fueron golpeados en el “gimnasio” de la procuraduría local.

Artículos Relacionados

EDUARDO COSTILLA, “EL COSS”: DE POLICÍA A LÍDER DEL CDG

Arceus

LOS NIÑOS DE LA MAFIA (1/3 PARTES)

Arceus

DETIENEN A “LA VIEJA” FUNDADOR DEL CARTEL DE SANTA ROSA DE LIMA

Daniel Tuz

Deja un Comentario