Narcotrafico Reportajes Especiales Ricardo Ravelo Galó

GARCÍA LUNA FUE INAMOVIBLE

Ricardo Ravelo/La Opinión de México/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche

(Parte cuatro de cinco)

La charla entre los tres capos se centró en cómo colocarían a García Luna en la Secretaría de Seguridad Pública. Cuenta Jesús Lemus que Zambada propuso que “El Grande” hablara con el presidente Calderón. Para ello, buscó a su excuñado, el senador Guillermo Anaya Llamas, quien en 2006 bautizó a su hija. Los padrinos fueron Felipe Calderón y Margarita Zavala. Anaya le dijo a Villarreal que acudiera a la fiesta y que ahí tendría la oportunidad de hablar con el presidente electo. Así se hizo.

Los pormenores del diálogo se desconocen, pero lo cierto es que después de aquel encuentro el camino de García Luna rumbo a la secretaría de Seguridad Pública se allanó. Durante el sexenio 2006-2012, el funcionario fue inamovible pese a que Calderón recibió denuncias respecto de sus vínculos con el crimen organizado, en particular con el cártel de Sinaloa.

Luis Cárdenas Palomino se convirtió en brazo derecho de García Luna; de acuerdo con diversas acusaciones, era el responsable de manejar las operaciones de narcotráfico en el aeropuerto Benito Juárez de la ciudad de México. Personal a su cargo se encargaba de vigilar los cargamentos de droga que, procedentes de Centro y Sudamérica, arribaban a la terminal aérea que, entonces, era controlada por el cártel de Sinaloa, particularmente por Rey Zambada, hermano de Ismael “El Mayo” Zambada.

Acusado de tortura

Cárdenas Palomino está acusado del delito de tortura. En septiembre de 2020 un juez federal libró una orden de aprehensión en su contra por ese ilícito, en la modalidad de instigador y autor material.

La resolución fue emitida por el Juez Décimo Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales de la Ciudad de México, Guillermo Urbina Tanús, el 6 de septiembre del año pasado. La causa penal que se integró en contra del exfuncionario federal es la 10/2020 que inició la Fiscalía General de la República contra trece elementos, exmandos todos ellos de la Policía Federal acusados de golpear y torturar a cuatro personas que fueron detenidos el 27 de abril de 2012.

La acusación contra Cárdenas Palomino establece que ordenó y dirigió la detención y tortura de Mario Vallarta Cisneros, hermano de Israel Vallarta y Sergio Cortez Vallarta, sobrino éste de Mario e Israel, para obligarlos a firmar confesiones, obtenidas mediante la práctica de la tortura, a fin de que se declararan culpables de pertenecer a una banda de secuestradores conocida como “Los Zodiacos”.

En la denuncia aparecen como víctimas Eduardo Estrada Granados, quien fue detenido y golpeado en el interior de su domicilio en la misma fecha que un grupo de doce policías federales torturó a los otros. Los agentes estaban bajo el mando de Cárdenas Palomino.

Mario Vallarta, Sergio Cortez y los hermanos Ricardo y Eduardo Granados fueron acusados de formar parte de la banda de secuestradores referida.

Artículos Relacionados

PEDRO INFANTE “TOREÓ” A LA MUERTE

Arceus

GUERRA ENTRE CÁRTELES

Bombón

PRESAGIOS MORTALES

Arceus

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: