Funcionarios Públicos Portada

HERMANA DE DELINCUENTE

*Javier Raymundo Villegas Canché, hermano de la senadora Freyda Marybel, enfrenta cargos por despojo e incumplimiento de pagos por tierras en Yucatán

*El prestanombre y consanguíneo de la legisladora federal irá a la cárcel por hacer pagos con cheque de «hule» a empresarios yucatecos

*El delincuente se esconde en Quintana Roo para recibir el cobijo del fuero de la política multicromática «quintanarroense»

*Sol Quintana Roo exhibe otra investigación en contra del hermano de la senadora; la primera, fue por lavado de dinero

Redacción/ Sol Quintana Roo

Cancún.- Bajo el número de expediente 01362/2019, radicado en el Juzgado Segundo Mercantil del Primer Departamento Judicial del Estado de Yucatán, Javier Raymundo Villegas Canché, hermano de la senadora Marybel Villegas Canché, enfrenta cargos por un adeudo millonario en favor de Manuel Alberto Mendicuti Enseñat, Joaquín Arturo Espinosa Rodríguez y Allan Renier Maldonado Rodríguez.

En complicidad con Daniel Santos Acosta Viana, quien se presume es otro de los prestanombres de Marybel Villegas Canché y su esposo Jorge Gilberto Parra Moguel, perdieron un juicio ejecutivo mercantil por el incumplimiento de un pago millonario.  Pago realizado con un cheque de hule por predios que se encuentran en Mérida, Yucatán.

Publicado en el Diario Oficial del Estado del gobierno del Estado de Yucatán, en su página 33 con fecha el 28 de febrero de 2020, se da a conocer el juicio ejecutivo mercantil contra Javier Raymundo Villegas Canché y Daniel Santos Acosta Viana, ambos dedicados a la defraudación en la compra-venta de bienes inmobiliarios. Muchos de estos bienes hoy son propiedad de la pareja Freyda Marybel Villegas Canché y Jorge Gilberto Parra Moguel.

El dúo de defraudadores figura en diversas demandas y juicios mercantiles, todos relacionados incumplimientos hipotecarios y pagos con documentos sin fondos ni respaldos financieros. Además, todos coincidentes con la adquisición de bienes presumidos por la senadora y el notario, ambos de cuestionada reputación.

En el Juzgado Tercero Civil del Primer Departamento Judicial del Estado de Yucatán, también obra el auto con número de expediente 00069/2014 en contra de Javier Villegas Canché. Es deudor de un crédito hipotecario contraído con el Banco Mercantil del Norte S. A., Institución de Banca Múltiple, dependiente del Grupo Financiero Banorte.

El juicio extraordinario hipotecario es promovido por Rafael Domingo Briceño Pinzón y Alejandra Jiménez Zurita contra el hermano de la senadora, pues estos resultaron ser víctimas del defraudador. Este caso también fue publicado en el Diario Oficial del Estado del gobierno del Estado de Yucatán, en su página 58 el jueves 7 de julio de 2016, y es referente al incumplimiento de pagos de tierra que a su vez intentó comercializar, pero fue sorprendido.

Según los afectados, la forma de operar de los hermanos Villegas Canché es por medio del engaño y el chantaje para tomar posesión de los predios y adueñárselos mediante el tráfico de influencias.

En entrevista con los abogados de los afectados, estos aseguran que ya se le notificó en varias ocasiones al hermano de la Senadora que cumpla con lo solicitado por el juez. Pero Javier Villegas Canché siempre antepone el nombre de su hermana, en un intento por evadir la acción de la justicia. Sin embargo, en breve se procederá al embargo de otras propiedades, hasta completar el daño mercantil provocado contra sus clientes.

Según los afectados, el hermano de Marybel Villegas es considerado en el vecino estado de Yucatán un delincuente de cuello blanco. Se encuentra refugiado en Cancún con su hermana la senadora, pues se quiere cobijar con el fuero de la legisladora.

En estas páginas de Grupo Sol Quintana Roo hemos dejado testimonio de las millonarias propiedades que ha adquirido la “senadora” Marybel Villegas Canché en apenas diez años. Proveniente de una familia modesta del vecino estado de Yucatán, donde también estudió derecho, la legisladora por el partido MORENA ha dejado en claro a lo largo de 12 años de carrera política que es una “trapecista” profesional. Sol Quintana Roo exhibe otra investigación en contra del hermano de la senadora; la primera, fue por lavado de dinero.

Marybel Villegas Canché resulta ser una experimentada embustera de masas y evade a las autoridades. Lo que toca lo convierte en tierras. Prueba de ello se puede encontrar en su declaración patrimonial, publicada en el portal Tres de Tres que en su momento fue referente para que los políticos mostraran un grado de honradez y honestidad en su devenir.

La política multicolor, mote que se ganó la senadora debido a su paso por el PRD, por el PAN y por el PRI, asegura que sólo cuenta con tres propiedades y su marido, Jorge Parra Moguel, apenas posee otras tres.

Sin embargo, en una investigación de Sol Quintana Roo se pudo constatar que la pareja utiliza a Javier Raymundo Villegas Canché como prestanombres, quien aparece en algunas de las 31 propiedades inmobiliarias en Quintana Roo y Yucatán, con un valor que supera los 200 millones de pesos. Estos bienes inmuebles están inscritos ante el Registro de la Propiedad y del Comercio del estado de Yucatán.

La superficie de los 31 terrenos que posee la Senadora supera los 230 mil metros cuadrados. Si se juntaran esos predios se podrían construir 3.5 veces el Estadio Azteca –que mide 63 mil 590 metros cuadrados– o 4 veces la Residencia Oficial de Los Pinos –construida sobre 56 mil metros cuadrados–.

El aumento exponencial de las propiedades de la legisladora por Quintana Roo, fue a partir de su participación como delegada federal de la Secretaría del Trabajo y Prevención Social, periodo en el cual comenzó a acumular costosas propiedades. Y en poco más de 12 años de carrera política, la policromática senadora por Quintana Roo, Freyda Marybel Villegas Canché, ha amasado una fortuna que no corresponde a los ingresos lícitos que ha obtenido durante esos años.

Lo más lamentable, es que en toda la información que ha proporcionado sobre su patrimonio es falsa. En una revisión de los valores que manifestó en su declaración patrimonial, la yucateca representante de Quintana Roo en la Cámara Alta asegura que posee una fortuna superior a los 50 millones de pesos. Ha logrado obtener dos millones de pesos por año en cargos que, a juzgar por su trayectoria, no superan los 120 mil pesos mensuales.

La legisladora federal, formada al amparo del ex gobernador Félix González Canto, revela incongruencias como la de señalar que tiene percepciones de poco más de 600 mil pesos anuales. Pero no corresponde con los supuestos gastos que ha realizado durante estos años.

En una operación matemática sencilla: si como legisladora ha tenido salarios de 120 mil pesos mensuales, durante 12 años habría logrado amasar poco más de 14 millones de pesos. Obvio sin atender gastos de alimentación, personales, sin viajar, etc.; situación que no sucedió.

En su declaración patrimonial se documentan apenas cuatro propiedades –tres residencias y un terreno– de los cuales dos están en Quintana Roo y dos en Yucatán. En la blanca Mérida del vecino estado yucateco, la senadora cuenta con una casa de 280 metros –con un valor catastral de 500 mil pesos– y un terreno de más de 850 metros cuadrados con un valor catastral de 500 mil pesos.

Asimismo, entre sus bienes se cuenta una casa en Cancún, Quintana Roo, con un valor catastral de tres millones 85 mil pesos, consistente en una construcción de más de 754 metros cuadrados. Y otra casa de 250 metros cuadrados con un valor de un millón 64 mil pesos.

Como se sabe, su pareja sentimental y notario público Jorge Gilberto Parra Moguel, según declara Marybel, posee cuatro propiedades. Sin embargo, en el registro público de la propiedad de Yucatán se detectó que posee por lo menos once predios que se dice son de Marybel Villegas.

Para ocultar el enriquecimiento, la senadora por MORENA puso a nombre de su pareja Jorge Gilberto Parra Moguel –ex alcalde de la cárcel de Cancún despedido por incitar a que los reos se amotinaran– puso a su nombre esas propiedades, con escrituras en la comisaría San Matías Cosgaya, perteneciente al municipio de Mérida, Yucatán.

Según el Registro Público de la Propiedad y el Comercio de Yucatán, las tierras fueron expedidas el 6 de mayo de 2015, cuando Marybel Villegas era delegada de SEDESOL. Los predios suman un total de 100 mil 37 metros cuadrados y su precio comercial oscila en 43 millones 516 mil pesos.

Incluso a la hermana de éste, Felicia Parra Moguel, quien vive en Coatzacoalcos, Veracruz, le puso un departamento en Malecón Las Américas.

La legisladora por MORENA también utiliza como prestanombres a su hermano Javier Raymundo Villegas Canché, quien vive en Mérida con un salario que no supera los 10 mil pesos mensuales. Este tiene a su nombre diez y seis escrituras en San Matías Cosgaya, que juntos suman una superficie de 120 mil 887 metros cuadrados con un costo mínimo en el mercado de 52 millones 586 mil pesos.

A esto habría que agregar otros terrenos. Uno adquirido en un remate en Banco Mercantil del Norte, de 144 metros cuadrados, con precio de 353 mil 193 pesos, bajo el número de inscripción 2083508. Hay otras propiedades en la comisaría de San Matías Cosgaya, con la escritura 846, número de inscripción 203367.

Y se conoce una propiedad más como compra-venta en la localidad de Cholul, municipio de Mérida, con el número de escritura 720 con la inscripción 1005000. Un gran salto económico de su hermano Javier Raymundo Villegas Canché, al que en los tiempos en que era diputada local (de 2013 a 2016) lo ayudaba para que sobreviviera, manteniéndolo en la nómina del Congreso.

TÍTERE DE LA CORRUPCIÓN

Detrás de la senadora Freyda Marybel Villegas Canché hay un clan de saqueadores de SEDESOL representado por Felicia Parra Moguel, hermana de Jorge Parra Moguel, esposo de la legisladora
Procedentes de Veracruz, los impulsores políticos buscan apoderarse de la candidatura al gobierno de Quintana Roo, ofreciendo aployo a vecinos de colonias irregulares en Cancún y Playa del Carmen

Asesorada por familias señaladas de corruptas en el estado de Veracruz, la senadora Freyda Marybel Villegas Canché insiste en remendar una y otra vez su sueño de convertirse en la candidata de MORENA para gobernadora de Quintana Roo. El enlace con los grupos, que vienen trabajando desde hace tres años en Cancún y Playa del Carmen es Felicia Parra Moguel, hermana de Jorge Parra Moguel, esposo de la legisladora.

El grupo de operadores políticos está encabezado por ex funcionarios que saquearon hasta el cansancio a la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL) en Veracruz durante los sexenios de los gobernadores priistas Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa; este último preso en Reclusorio Norte.

Ellos son Marcelo Montiel Montiel, ex titular de SEDESOL en Veracruz; Víctor Rodríguez Gallegos, ex subdelegado administrativo de la delegación estatal; y Wiliado Córdoba Mortera, ex jefe de seguimiento operativo de la misma dependencia federal. Estos veteranos asesores y protectores políticos son los que empujan económica y estructuralmente a la yucateca de nacimiento, hoy enriquecida en Quintana Roo, para convertirse en senadora.

Es por ello que Felicia Parra Moguel, hermana mayor del notario público de Quintana Roo y esposo de la senadora de MORENA, es la responsable detrás de muchas cosas que los quintanarroenses padecen por cuenta de la legisladora Villegas Canché.

Desde hace más de una década Felicia Parra Moguel trabaja al lado del clan que hizo de la política una herramienta de despojo de los sectores más desprotegidos del empobrecido estado de Veracruz.

Vinculada a los grupos políticos más oscuros de Veracruz, durante la época de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, la hermana del notario Jorge Parra, siempre fue la mano derecha de Marcelo Montiel, ex secretario de SEDESOL en Veracruz y cercano operador de Rosario Robles Berlanga –presa desde agosto de 2019 por efectuar el ejercicio indebido del servicio público–.

De hecho, Marybel Villegas cayó de la gracia de los gobernadores de Quintana Roo Félix González Canto y Roberto Borge Angulo. Y Felicia Parra Moguel fue quien la rescató con la recomendación para ser delegada de SEDESOL en Quintana Roo.

La cuñada de Marybel Villegas Canché está bien incrustada en la sociedad cancunense, ascendió a la política durante los más oscuros capítulos de los gobiernos de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa. En 2012 fue directora de Comercio y la Vía Pública de Coatzacoalcos, Veracruz. Más tarde fue asistente personal del ex secretario de SEDESOL en Veracruz, Montiel Montiel, y operadora política de Rodríguez Gallegos. Este último es considerado la mente que maquila la política empleada por la senadora, que para vergüenza de los quintanarroenses, los representa.

Vienen trabajado juntos desde hace una década, hecho más evidente entre 2016 y 2017, cuando Marybel Villegas ocupó el cargo de delegada de SEDESOL en Quintana Roo. La presencia de estos personajes se sintió con más fuerza este año en materia política, aunque el PRI perdió la gubernatura.

Desde hace más de una década, estos ex priistas acomodaticios de los partidos políticos de moda vienen sentado sus reales en Cancún y Playa del Carmen, municipios por donde se les ve pasear muy tranquilos. La más activa es Felicia Parra Moguel, cuñada de Marybel, quien gusta de aparecer en las páginas sociales festejando con toda la familia y en eventos con mujeres empresarias y actos del DIF de Cancún y Playa del Carmen.

Aunque ha fracasado en algunos intentos de colocarse en cargos públicos, gracias a la mala fama de Felicia Parra Moguel y su cercanísimo cómplice Víctor Rodríguez Gallegos, insisten en ascender algunos de los peldaños rumbo al poder en Quintana Roo y al gobierno federal cuando llegue el momento de apoyar al hoy coordinador de la Cámara Alta, el morenista Ricardo Monreal, como aspirante a suceder a López Obrador.

De hecho la promesa de la familia Moguel Parra y Villegas Canché es alcanzar la gubernatura de Quintana Roo, para después sumarse a las aspiraciones del zacatecano ex priista, perredista, hoy morenista.

Sin embargo, el oscuro pasado de los impulsores de Marybel Villegas Canché tiene anécdotas vergonzosas. Por ejemplo, el año pasado la Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhortó al Secretario de Desarrollo Social, Luis Enrique Miranda Nava, a informar las acciones que se tomaron contra el probable desvío de recursos públicos de los programas sociales Jornaleros Agrícolas, Empleo Temporal, Cruzada contra el Hambre, 3×1 migrantes y Gestores Voluntarios de la Delegación de la Secretaria de Desarrollo Social del Estado de Veracruz. Todo correspondiente a los ejercicios 2013 y 2014 para apoyar candidaturas del PRI, en los que se vieron involucrados Marcelo Montiel Montiel y Víctor Rodríguez Gallegos.

Los dos personajes usaron SEDESOL, hoy Bienestar, como un botín millonario y como maquinaria política que canjea dádivas por votos, sirviendo a Rosario, encumbrando a Duarte, perpetuando al PRI, entregándole hoy las estructuras a MORENA.

Antes de estar presa, estos personajes servían a Rosario Robles en lo suyo, en sus operaciones políticas, en contacto con los olvidados, los que anhelan una despensa, una playera, una gorra, una beca, una pensión, cemento y varilla. Como contraprestación enquistaban a la mafia en el poder, con su voto a ciegas, castrado, de hambre, su voto cómplice.

De hecho SEDESOL sólo les sirvió para la formación de una estructura política y apuntalar al PRI, su partido, en Coatzacoalcos. Ambos personajes sirvieron a Rosario Robles, a Javier Duarte, a Fidel Herrera, a Dante Delgado y a muchos otros.

Despeñado el PRI, hoy son operadores de Dante Delgado, el senador y ex gobernador de Veracruz, dueño de Movimiento Ciudadano, que un día navega con López Obrador y otro lo desdeña, un día se suma al PRD y otro al PAN, les aporta votos o se los resta también. Esa es la escuela de Marybel Villegas Canché. Y con esa práctica pretenden ascender al poder en Quintana Roo.

Artículos Relacionados

ABANDONO Y SAQUEO TOTAL

Arceus

LA CASA DE LOS DIEZMOS

Información

¡DEJARON CRECER AL NARCO!

Información

Deja un Comentario