Portada Puerto Morelos

HUNDE A PUERTO MORELOS

*La presidenta municipal, Laura Fernández Piña, dejará una deuda a los habitantes de Puerto Morelos por más de 215 millones de pesos 

*El préstamo que hicieron los bancos al municipio fue destinado a saciar la vida de lujos y comodidades de la alcaldesa y su familia 

Redacción/Sol Quintana Roo 

Puerto Morelos.- Con una deuda de más de 215 millones de pesos en Puerto Morelos a proveedores y contratistas, la presidenta municipal, Laura Fernández Piña, pretende dejar el cargo para buscar la candidatura a diputada federal por el Partido Verde de México (PVEM). 

Documentos en poder de Sol Quintana Roo revelan que la alcaldesa despilfarra el dinero de la sociedad de Puerto Morelos gastos personales. El desglose de los pasivos acumulados hasta diciembre de 2020 demuestra que no se ha pagado un solo peso de los compromisos contraídos con los bancos y mucho menos a proveedores. 

En un desglose de la deuda, se tiene que las cuentas por pagar ascienden a 137 millones 196 mil 426 pesos con 46 centavos; los títulos y valores a corto plazo 9 millones 589 mil 338 pesos, los fondos de bienes a terceros en garantía y/o administración a corto plazo 370 mil 834 pesos con 53 centavos; y otros pasivos a corto plazo 68 millones 307 mil 877 pesos con 83 centavos. 

El total de la deuda acumulada por la alcaldesa asciende a 215 millones 458 millones 476 pesos con 82 centavos, dinero que, a decir de los funcionarios cercanos a Fernández Piña, fue destinado a saciar la vida de lujos y comodidades de la presidenta y su familia. 

Aunque, también, aseguran que los préstamos adquiridos con instituciones bancarias y dinero etiquetado para obras públicas, irá a parar a su campaña electoral para convertirse en diputada federal para buscar el fuero y no ir a la cárcel por provocar un desastre financiero y económico en la demarcación. 

La deuda contraída por la alcaldesa representa más del presupuesto total del año pasado que ascendió a $423 mil 166 mil 252 pesos, más los 23 millones de pesos solicitados a Banorte para el supuesto pago a proveedores. 

Hoy, atrapada en el repudio ciudadano y señalada como una mala gobernante que opta por gastar el dinero público en obras de relumbrón para beneficiar a sus amigos, la presidenta Laura Fernández Piña solicitó un nuevo endeudamiento por 33 millones de pesos que, sumados a los 29 millones que solicitó y no pagó el año pasado, les echó a cuestas a los puertomoreleses. 

A Puerto Morelos no le hace falta deuda, lo que requiere es una administración disciplinada de los recursos que se generan, pero sobre todo de honestidad porque la actual Presidenta se está llevando el dinero de los vecinos y los utiliza en beneficios personales y de grupo. 

En julio próximo habrá elecciones en la que se disputarán tres mil 200 cargos con la renovación de la Cámara de Diputados, gubernaturas, congresos locales y ayuntamientos en la mayor parte del país. 

Y es en estas fechas en las que está enfocada la presidenta Laura Fernández, pues aspira a ser diputada federal lo que le permitiría perfilarse como aspirante a la gubernatura de Quintana Roo para 2022. 

Esta es quizá una de las razones por la cuales requiere recursos millonarios para tirarlos en su campaña proselitista que comenzará el próximo mes de marzo de este año, es decir que en los próximos días dejará el cargo de presidenta municipal para convertirse en candidata a diputada federal. 

El endeudamiento no sólo es por la falta de pago a los proveedores y contratistas, sino también por la vía de la contratación de deuda y el respectivo pago de los intereses. Es por ello que con el apoyo de algunos integrantes del Cabildo ha logrado los empréstitos bancarios. 

Apenas el año pasado, el Honorable Ayuntamiento de Puerto Morelos autoriza al municipio de Puerto Morelos para que contrate un crédito a corto plazo hasta por la cantidad de $23,000,000 (Veintitrés millones de pesos 0/100 MN), más accesorios y gastos financieros, con vigencia no mayor a 12 meses. 

Además, el Cabildo de Puerto Morelos autorizó la contratación de una línea de factoraje por un monto de hasta $10,000,000 (Diez millones de pesos 0/100 MN) para cubrir pagos de proveedores. El truco del empréstito es que será vigente durante 2020, pero se podrá ocupar hasta 2021, es decir, en pleno proceso electoral. 

Aquel acuerdo señala que el “Plazo durante el cual sus representantes, legalmente facultados, deberán realizar todas las gestiones, negociaciones, solicitudes, trámites y celebración de documentos que sean conducentes y necesarios para dar cumplimiento a las mismas”. 

En endeudamiento es toda una tradición de los políticos en Quintana Roo. Laura Fernández es discípula del ex gobernador Félix González Canto, y protegida de Roberto Borge Angulo, ambos responsables de que Quintana Roo tenga una deuda que supera los 19 mil millones de pesos. 

Ahora, la alcaldesa ya endeudó con 62 millones de pesos por lo que cada habitante de Puerto Morelos le debe a los bancos más de $4,500.00 (Cuatro mil quinientos pesos 0/100 MN) sin obtener obras de bienestar social. 

Y es que el año pasado, el gobierno de Laura Fernández obtuvo la autorización del Cabildo en la sesión extraordinaria realizada el 14 de diciembre de 2018 para pedir 29 millones de pesos. Con 8 votos a favor y una abstención, la alcaldesa que promueve las invasiones el municipio le fue autorizada contraer una línea de factoraje para el pago de proveedores por 10 millones de pesos y un crédito a corto plazo por 19 millones de pesos. 

Sin embargo, a tres meses de haber recibido el recurso del cual los habitantes de Puerto Morelos no saben en donde ha ido a parar ese dinero, sólo ha amortizado poco más de 3 millones de pesos, es decir que todavía se deben cerca de 16 millones de pesos que se verán reflejados en la suspensión de obras y pago a proveedores. 

Ante los regidores, Laura Fernández explicó que para resolver necesidades continuas de la población, resulte imprescindible establecer las estrategias financieras que garanticen la liquidez del municipio para su cumplimiento ya que si bien se han realizado importantes esfuerzos para obtener una mayor captación de recursos. 

Sin explicar que la baja recaudación es reflejo de su mal gobierno, la alcaldesa solo se concretó a señalar que hay momentos en los cuales es necesario hacer frente a gastos sin tener el respaldo de recaudación suficiente de la población en materia de recaudación. 

El argumento de la alcaldesa es que debido a las necesidades financieras requeridas para resolver los compromisos derivados de la estabilidad del ingreso solicitó una línea de crédito a corto plazo los cuales serán concretados mediante una línea de crédito a corto plazo, así como en la línea de factoraje para pagos a proveedores. 

En los documentos en poder de Sol Quintana Roo se encuentra el pagaré obliga a pagar incondicionalmente a la orden del Banco Mercantil del Norte S.A. Institución de Banca Múltiple Grupo Financiero Banorte. 

Los pagos deberán realizarse conforme se detalla en la tabla de amortización es que se consignan en el presente título en las fechas al efecto señaladas en importe principal de este pagaré causará intereses ordinarios y en su caso interés moratorio conforme a las tasas pactadas en el contrato del crédito del cual se derive. 

El documento fue firmado por Laura Lynn Fernández Piña como presidenta municipal de Puerto Morelos, acompañada de Eligio Sierra Piña como tesorero municipal de Puerto Morelos. Ambos firman el documento. 

Lo cierto es que con este endeudamiento, la alcaldesa comienza una era de empobrecimiento del municipio y acortar el margen presupuestal pues tienen que destinar los recursos del pueblo al pago de las deudas contraídas. Lo peor del caso es que hay muy poca transparencia en el manejo de los recursos municipales.

Artículos Relacionados

DETIENEN EN BOLIVIA A CAPITÁN DE NARCOJET DE MAHAHUAL

Arceus

Negar lo que existe, un acto mecánico de AMLO

Ricardo Ravelo

ALAMILLA CEBALLOS: COBRA POR TRÁMITES QUE PROMETE Y NO CUMPLE

Daniel Tuz

Deja un Comentario