Redacción/ Sol Quintana Roo

Nicaragua.- El grupo de voluntarios Monitoreo Azul y Blanco dio a conocer el día de hoy que por lo menos 28 personas perdieron la vida a causa del paso del huracán “Iota” por Centro América, de los cuales 11 eran menores de edad.

El tifón entró por la costa Caribe el pasado 16 de noviembre como un ciclón de Categoría 4. Las víctimas mortales fueron identificadas por el grupo de voluntarios, con sus nombres, apellidos, edades, así como el lugar de su fallecimiento.

Entre los daños materiales causados por el huracán se reportó la destrucción total o daños parciales de viviendas en 29 municipios, además de 61 ríos desbordados, 15 puentes colapsados, y 15 deslizamientos de tierra.

El paso de “iota” dejó en evidencia las debilidades del gobierno de Nicaragua al momento de enfrentar el desastre, según afirmaron los voluntarios de Monitoreo Azul y Blanco, pues se evidenció la “ausencia e inacción del Estado, albergues mal preparados, acoso a centros de acopio, y asedio a periodistas” expresaron.

Anuncios

Dejar respuesta