Hoy Escribe

Isegoría; En el futuro, ¿apostarle a qué?

Sergio Gómez Montero/Sol Quintana Roo

Aunque próxima al caos, por no agradar al mercado,

lejos estás de la tierra que tu cuna fue

G. Grass: “Verguenza de Europa”

No me tocará a mí vivirlo. El 2070 queda lejos. No, vivirlo no; pero pensarlo sí, nadie me lo impide. Pienso, pues: el futuro para entonces, cuando se presente, desde luego, lamentablemente cuando se presente, será triste aún para el país, con todo y que ese año, dice el Banco Mundial, México habrá saldado su deuda del FOBAPROA y puede ser que para entonces, si alguien como AMLO sigue al frente del país, la economía, al fin, podrá crecer al 4% anual y habrá así recursos suficientes para distribuirlos equitativamente…, si es que para entonces las adicciones y la inseguridad dejan población sana con la cual trabajar para que el país siga avanzando.

¿Qué tanto el futuro condiciona al presente? Si no lo condiciona, sí nos hace percibir que son muchas las dificultades que el país debe afrontar ahora si es que quiere salir adelante y que el futuro que se vislumbra ahora sea para entonces muy diferente a ese que hoy se vislumbra. ¿Qué hacer por ejemplo hoy con la deuda externa, que limita de manera sensible las posibilidades de crecimiento, ahora, de la economia del país? Qué hacer com las adicciones y la inseguridad que tienen hundidas a ciudades enteras (el triste caso de Ciudad Juárez) en la descomposición social casi absoluta? Si bien, como aqui ya se há escrito, esa descomposición social es herencia de años de gobiernos irresponsables y corruptos, lo que no se puede negar es que allí está y está condicionando en mucho el presente y el futuro (con mucho el imediato y en gran medida el mediato) del país, lo que lleva a pensar en si, en términos de gobierno, los factores adversos mencionados (deuda, adicciones, inseguridad), dada su gravedad, permiten afrontar el presente y sobre todo el futuro con tranquilidade, con visos de certeza y certidumbre enfrentando um panorama tan complejo.

Si bien, por ejemplo, hoy el gobierno trabaja arduamente para elaborar el Programa Nacional de Salud a partir de rezagos que no debieran existir (carência de instalaciones, personal, medicamentos), lo mismo le va a pasar cuando tenga que asumir la responsabilidad de qué hacer con la educación en donde también los rezagos son múltiples e inexplicables, mientras que, por el otro lado, también son inexplicables las fortunas que existen entre nosotros cuya razón, extrañamente, es la misma que propició los rezagos en los servicios básicos mencionados: el mismo Estado corrupto dio origen, por un lado, al desorden, desorganización y pobreza social, mientras que por el otro propició y protegió irresponsablemente a todos aquellos que amasaron fortunas inconcebibles a costa de la corrupción en que ese Estado operaba.

Por un lado, es triste pues vivir en un presente en el cual el futuro no parece fácil, ¿pues como recuperar las riquezas que se dilapidaron irresponsablemente (el petróleo) durante cerca de 36 años y que será difícil que regresen, en tanto que lo que sí está allí, en términos de futuro es una deuda capitalista que tiene atada a nuestra economia y que, mientras el capitalismo domine la economia mundial no será nada fácil escapar al yugo que ella implica?

Sí, qué bueno, 70 años de revolución china; ¿pero, ello, qué tanto há modificado realmente la estructura económica mundial?

*Profesor jubilado de la UPN

Artículos Relacionados

ENTRESEMANA

Erik Luna Arguelles

DESAFÍO

Rafael Loret de Mola

TIROIDES Y OBESIDAD

La Columna Medica del Sol

Deja un Comentario