Reportajes Especiales

LA CASA DEL SANTO PATRONO

Redacción/Sol Yucatán/Sol Quintana Roo/Sol Campeche/La opinión de México

SEGUNDA DE 6 PARTES

La iglesia donde realmente el Santo Patrono es San Judas Tadeo, es decir su casa, se localiza en la esquina de avenida Politécnico y Poniente 110, en la colonia Capultitlán, perímetro de la delegación Gustavo A Madero, sitio donde también se dan cita miles de feligreses, aunque no en la misma cantidad que en “San Juditas”, en Reforma, como es conocido el lugar.

Esta iglesia, de construcción modernista, es de la década de los cincuentas y, al menos en su aspecto exterior, se ve abandonada, maltratada, con los vitrales sucios, los techos ajados que requieren urgentemente de impermeabilización y los muros de pintura,  además de que la afluencia de visitantes es mucho menor que la que se aprecia en la colonia Guerrero.

A juicio de uno de los cuidacoches de templo de Reforma, afirma que esos días “son los buenos”, al acudir más gente a San Hipólito: “Porque ahí de veras está la banda. La rata…Imagínate, la Guerrero, Tepito, el Centro, Garibaldi y ora que ya hasta los judiciales se lo enchalecaron…¿O qué…Si o no está la ratota?”.

Pero si bien el templo de los “Mártires de la Ermita” es de los tiempos de la conquista, la presencia de San Judas Tadeo, tiene solamente 38 años en esa iglesia y 25 de haber sido subido al Altar Mayor, para pasar de ser un “huésped”, es decir invitado especial a Santo Patrono, para rendirle culto especial, ya que todo gira en torno al “Patrón”, como también se le suele llamar.

Fue hasta 1740 cuando concluyó la construcción de la iglesia. Y aunque por diversas causas, en diferentes intervalos, algunos años estuvo cerrado al culto, finalmente a fines del siglo XIX fue entregado a los Misioneros Claretianos.

A finales de la década de los setentas, ya en pleno siglo XX, llegó San Judas Tadeo al templo de San Hipólito, aunque sólo ocupaba uno de tantos espacios destinado para los demás santos que se acostumbra ver en las iglesias, pero todavía no en el altar mayor.

Con el paso del tiempo, la veneración de muchísima gente a San Judas Tadeo, se fue haciendo más intensa, de tal suerte que en 1982, uno de los altos miembros de los Misioneros Claretianos decidió que su imagen fuera ya colocada en el Altar Mayor, pero no al centro, sino en el lado izquierdo, visto de frente el altar.

Años después, sería finalmente llevado al centro del Altar Mayor.

Artículos Relacionados

DESAFORTUNADA EN EL AMOR (3/7 PARTES)

Arceus

DOS PERROS BRAVOS QUE NO LADRAN (6/7 PARTES)

Arceus

CÁRTEL DE SINALOA: AMO Y SEÑOR EN BOLIVIA (1/4 PARTES)

Jaqueline De la Portilla

Deja un Comentario