LEYENDAS: EL CENOTE DE LA BRUJA

Redacción/Sol Quintana Roo

El cenote del que hablamos se encuentra dentro de la laguna de Bacalar ubicado en el Centro Regional de Educación Normal “Javier Rojo Gómez” sobre la avenida costera con calle 8 y al cual podemos entrar por la puerta principal de esta casa de estudios, o por medio de un catamarán desde la laguna. Este cenote es el más pequeño en diámetro de los cuatro con 130 metros aproximadamente y el más cercano a la ciudad, pero al igual que todos con una profundidad que supera los 15 metros desde la orilla, a su alrededor podremos encontrar abundante vegetación.

Se cuenta la leyenda que antes de poner la escuela Normal Javier Rojo Gómez, vivía una antigua mujer maya donde tenía su casa de piedra, llena de muñecas rodeando la vegetación y árboles.

El delegado del poblado de Bacalar tomo la decisión de desalojarla por la construcción de la escuela Normal. En su mesa directiva con el comité de ejidatarios de Bacalar, buscaron la forma de quitarla del lugar, pero no fue cosa sencilla esto porque muchos de los pobladores le temían por  ser una mujer maya con la edad de 98 años y la consideraban una de las mujeres mayas que no abandonaron Bacalar, en la guerra de castas que se dio en la península de Yucatán y Bacalar.

Fue uno de los primeros poblados indígenas que arrasaron los españoles. Se dice que él terreno contaba con un conjuro donde el hombre que pisaban esas tierras se suicidaba o caían con una gripe muy fuerte que era imposible de curar por falta de medicamento y hospitales, esto con el fin de poner terror a los pobladores y persona que visitaba dicho lugar, podrían morir o caer enfermos por varios días.

Se cuenta que al paso del tiempo para poder quitar ese encanto, fueron con sacerdotes, curanderos y brujos, pero el encanto fue mayor de lo que esperaban y fue un lapso largo  y difícil para poder deshacerse del hechizo que dejó la bruja y poder construir dicha escuela.

Aún quedan parte de las edificaciones donde vivía dicha bruja dejando una marca de susto, temor y suspenso a los pobladores. Una historia llena de misterio y suspenso que podrás escuchar con cualquier poblador endémico de Bacalar o los relatos que te cuenta nuestros capitanes de marina.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: