Leyendas

LEYENDAS: EL PIRATA DE ISLA MUJERES

REDACCIÓN SOL QUINTANA ROO

Leyendas.-  Hay una leyenda en esta preciosa isla que data de la época de 1860, en la que un pirata llamado Fermín Mundaca de Marechega vivió. Hombre recio y mal encarado con un carácter colonizador y aires de superioridad. Era de origen español y se dedicaba principalmente a la trata de esclavos africanos para que trabajasen en los cultivos de Cuba. Mundaca se refugió en la isla haciendo una gran fortuna.

Cuenta la leyenda que este afamado pirata vivía empedernidamente enamorado de una hermosa joven isleña a la que hacían llamar “La Trigueña” por su hermosa piel tostada, ojos verdes y larga cabellera obscura. El pirata Mundaca hizo múltiples intentos para enamorar a su preciada Trigueña, dándole costosos obsequios cortejándole en cada oportunidad, pero su hermosa doncella rechazaba cada oferta.

Desolado Mundaca decidió construir con sus propias manos una hacienda que hizo llamar “Vista alegre” a su diosa de piel dorada. Rodeada de hermosos jardines, en especial un llamado “La rosa de los vientos” que tiene bellísimas flores exóticas y puertas blancas con su nombre tallado. Ningún esfuerzo fue suficiente para que Mundaca fuera aceptado por su amada Trigueña, que terminó por casase con un hombre mucho más joven con el que formó una familia.

El pirata Mundaca perdió la cordura debido al profundo dolor del amor no correspondido, murió solo en Mérida. En “Vista alegre” se puede observar una lápida con la característica calavera pirata en memoria de este triste enamorado.

Esta hacienda aún se puede visitar en Isla mujeres. Hay recorridos por los diversos jardines que ahora son habitados por monos araña, víboras y cocodrilos que le añaden a la leyenda un toque intrigante.

Artículos Relacionados

LA NIÑA EN LA ESCALERA

Erik Luna Arguelles

LEYENDAS: LA BRUJA DE CÓRDOBA, VERACRUZ

Arceus

LA FUENTE DE LOS MUÑECOS, UNA LEYENDA DE PUEBLA

Erik Luna Arguelles

Deja un Comentario