Nacionales Narcotrafico

LOS CINCO HIJOS DEL MAYO

*Vicente Zambada Niebla, “El Vicentillo” fue capturado por el Ejército Mexicano el 18 de marzo de 2009 y el 18 de febrero de 2010, fue extraditado a Estados Unidos

Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/La Opinión de México

(Cuarta de seis partes)

Ciudad de México.- “El Mayo” procreó cinco hijos; entre ellos Vicente Zambada Niebla, “El
Vicentillo”; que fue capturado por el Ejército Mexicano el 18 de marzo de 2009 y el 18 de febrero de 2010, fue extraditado a Estados Unidos para enfrentar cargos federales.

Otro de sus hijos, Serafín Zambada Ortiz, fue arrestado con su esposa en noviembre de 2013 cuando cruzaba la frontera en Nogales, Arizona.

Uno más, Ismael Zambada Imperial, alias «El Mayito Gordo», fue capturado por la Armada de México en una comunidad de la ciudad de Culiacán, el 14 de noviembre de 2014.

Antes, el 20 de octubre de 2008 arrestaron a Jesús Reynaldo Zambada García, “El Rey”, convertido en testigo de cargo contra el “Chapo” Guzmán y a su hijo Jesús Zambada Reyes de 21 años, sobrino del “Mayo”.

Juan José Parra Zambada, Jesús Zambada Reyes y Vicente Zambada Reyes, sobrinos del «Mayo» que también formaron parte del negocio, tampoco lograron eludir la acción de la ley, el primero fue detenido y los otros dos muertos.

A diferencia de otros narcotraficantes, del “Mayo” se conoce muy poco de su vida personal, sólo se sabe que tras asumir la supremacía del Cártel de Sinaloa, se transformó en un próspero empresario y junto con su esposa, Rosario Niebla Cardoza, abrió varias empresas, entre ellas, la lechería Santa Mónica, que se abastecía de los ranchos ganaderos propiedad de la familia.

De acuerdo con la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro, dos de sus hijas, María Teresa y Modesta Zambada Niebla, están identificadas desde 2010 como operadoras de la red de lavado de dinero de su padre, con empresas como el Establo
Puerto Rico, Jamaro Construcciones, Multiservicios Jeviz, Arte y Diseño de Culiacán y Autotransportes JYM.

Ismael Zambada Sicairos, de 35 años, conocido como “El Mayito Flaco”; es el único de sus hijos que ha actuado de la misma manera que su padre y que ha evitado su captura. Tampoco existen fotografías de él ni nada en redes sociales, se trata solamente de una sombra que acompaña a su padre a todos lados.

El bajo perfil que ha logrado mantener, su capacidad negociadora, su posición de mantenerse ajeno a las guerras por el control del territorio y su habilidad para comprar y corromper todo, podrían explicar por qué “El Mayo” Zambada ha resistido los embates del Ejército, la Marina y de todas las policías, incluida la DEA y el FBI a lo largo de más de medio siglo.

De sus contemporáneos en el mundo del narciotráfico, no queda casi nadie, la mayoría están presos, fueron abatidos o “murieron” en circunstancias por demás extrañas, pero él se mantiene firme y activo.

En la entrevista a Julio Sherrer dijo dedicarse a la agricultura, de la que sabe mucho, “pero si puedo hacer un negocito en los Estados Unidos, pues lo hago”, declaró hace 10 años.

Artículos Relacionados

MUJER MAYOR DE EDAD ES ABANDONADA POR SUS HIJOS EN UN TERRENO BALDÍO

Erik Luna Arguelles

«FLAMAZO» EN VAGÓN DEL METRO INDIOS VERDES, EN LA CDMX

Eduardo Arias

“EL MAYO” ZAMBADA, VERDADERO LÍDER DEL CÁRTEL DE SINALOA (Primera de dos partes)

Información

Deja un Comentario