LYDIA CACHO ACUSA CORRUPCIÓN DE JUECES

Redacción/Sol Quintana Roo

Cancún.- Por segunda ocasión en el año, la periodista Lydia Cacho solicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) atraer su caso como víctima de tortura.

La defensora de los derechos humanos explicó que había hecho esa misma solicitud a principios de este año al tener conocimiento de que en el Poder Judicial se operaba a favor del exgobernador de Puebla, Mario Marín, y el empresario Kamel Nacif.

Además, ella y su defensa legal se enteraron de la intención de remover de su cargo a la magistrada del Primer Tribunal Unitario, María Elena Suárez Préstamo, quien libró originalmente las órdenes de aprehensión en contra de Marín, Nacif, Adolfo Karam y Juan Sánchez, el 11 de abril de 2019, ratificadas en diciembre de 2020, por el delito de tortura.

La magistrada Suárez Préstamo, finalmente fue removida de su cargo en junio, mientras la periodista testificaba ante autoridades de Líbano, en contra de Kamel Nacif

Por todo lo anterior les hizo sospechar que se estaba armando, nuevamente, un blindaje para Marín y Nacif, por lo cual solicitaron la intervención del máximo tribunal del país para atraer su caso, pero éste se negó.

La escritora añadió que el viernes pasado también se presentó un recurso de queja ante el Consejo de la Judicatura, en contra de las magistradas del Tercer Tribunal Colegiado del Vigésimo Séptimo Circuito, Selina Haydé Avante Juárez y Graciela Bonilla González, para que sean investigadas y sancionadas por probables actos de corrupción.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: