¡MALINCHE CARIBEÑA!

La diputada electa y saliente presidenta municipal de Puerto Morelos, Laura Fernández Piña, además de fusilarse las iniciativas de sus oponentes sacó de sus entrañas su espíritu “malinchista” al proponer que los extranjeros sean los dueños de las playas de Quintana Roo.

*Propone la diputada federal electa y saliente Presidenta Municipal de Puerto Morelos que los extranjeros sean los dueños de tierra nacional (playas incluidas) no solo de Quintana Roo sino de todo el país

*La legisladora quiere despojar de sus tierras a los ejidatarios de Puerto Morelos para venderlas a los extranjeros que buscan crear parques eólicos, mega-centros comerciales

Redacción/Sol Quintana Roo

Puerto Morelos.- La diputada electa y saliente presidenta municipal de Puerto Morelos, Laura Fernández Piña, además de fusilarse las iniciativas de sus oponentes sacó de sus entrañas su espíritu “malinchista” al proponer que los extranjeros sean los dueños de las playas de Quintana Roo.

Durante la Reunión Plenaria del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), la legisladora electa y alcaldesa de Puerto Morelos extraída de las filas del priismo, propuso una reforma de ley para impulsar las inversiones en bienes raíces, ya que hoy en día los extranjeros no pueden ser dueños de ninguna propiedad inmobiliaria, si no recurren a fideicomisos.

Dijo que “este esquema ya se superó hace muchísimos años en los países de primer mundo. Es importante tratar este asunto para quitar este candado, ya que le daríamos certeza a la inversión extranjera, porque esto nos haría más competitivos a nivel internacional”.

Como se recordará, el PVEM y Morena guardan un hipócrita amasiato, gracias a la alianza que los llevó al poder federal y desde donde se supone se acabaría con la corrupción en los cargos de elección popular y surgiría el nacionalismo, según palabras del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Mientras que el jefe del Ejecutivo exige a países como España que se disculpen con las razas originarias de México por los excesos cometidos durante las invasiones, la diputada Fernández Piña con su propuesta, quiere que los extranjeros sean dueños no solo de edificios y hoteles sino también de la tierra y las playas, para que con ello puedan expulsar a los verdaderos propietarios.

Además, esta iniciativa tiene un interés central y tiene que ver con Puerto Morelos y la instalación de parques eólicos en tierras ejidales, y todas aquellas empresas mineras, y ecocidas para convertir al municipio en una zona industrial.

Como no recordar que en 2019 propició una “donación” de 10 hectáreas donde supuestamente se construirá una planta de aguas residuales, y ahora exige al presidente del comisariado ejidal Braulio Núñez López, que le entregue 18 lotes más para realizar un parque eólico para ser manejado por su esposo Carlos Alberto Moyano Menchaca.

Hay por lo menos 10 empresas extranjeras que tienen interés por Puerto Morelos, pero temen que sus propiedades en algún momento les sean expropiadas y no puedan tener pleno derecho sobre las tierras.

Según habitantes del ejido Puerto Morelos, el comisario ejidal Núñez López, en complicidad con la hoy diputada federal, presionan para obtener 18 lotes y áreas comunes para Fernández Piña y los cuales forman parte del proyecto Polígono 795 que cuenta con un total de 168 lotes que se ubican a un costado de la zona donde planea el gobierno municipal construir el parque eólico “Puerto Morelos Park” y que le generaría una fortuna con la venta de energía eléctrica. El mismo presidente ha denunciado la manera leonina en que se fundamenta esta supuesta venta de energía ecológica.

Hay evidencias de que el esposo de Fernández Piña es socio de la empresa GIISESA, y como se ha dado a conocer en estas páginas se la han entregado concesiones millonarias para trabajos de alumbrado público en Leona Vicario.

En realidad, aquí la más beneficiada es Laura Fernández; pues su esposo, Carlos Alberto Moyano Menchaca, es socio del Grupo Internacional de Ingeniería y Consultores de Empresas en Construcciones Electromecánicas (GIISESA), S.A. de C.V., que es la empresa que se encargará de la creación del parque eólico y de la cual recibirá buenos dividendos.

Es por eso que ella desde cualquier tribuna hará su negocio. Como diputada electa ya lanzó su primer petardo con esa propuesta de iniciativa que sin duda la beneficiará a ella, a su esposo y a sus aburguesados correligionarios.

Cuando era presidenta en funciones lanzó diversas estrategias para doblegar a los ejidatarios que se resistían a entregarle en donación otras 18 hectáreas en una zona de alta plusvalía del municipio de Puerto Morelos.

Pese a que los comuneros pidieron reuniones con el presidente del comisariado ejidal para que les exponga el supuesto proyecto y la razón por la que deberían entregar dichos lotes a la alcaldesa, este se negó argumentando el distanciamiento social por la pandemia del Covid-19.

Sin embargo, los 150 ejidatarios de Puerto Morelos descubrieron los oscuros fines de la presidenta municipal, ya que busca beneficiar a sus familiares y amigos con los lotes, ya que varios de ellos están inscritos en el ejido, entre ellos el mismo secretario general del Ayuntamiento, Miguel Ángel Zetina Cuevas, así como Lucio González (primo del exgobernador Félix González Canto), Gerardo Kauffman Barroso quien es asesor de Laura Fernández y los hermanos Alejandro y Rubén Montoya Mex, el primero de ellos es el subdelegado municipal.

Braulio Núñez López, quien es considerado por los comuneros como un traidor al servicio de Laura Fernández Piña, le sigue entregando las tierras a cambio de pequeños cargos dentro de la administración pública del Ayuntamiento y por eso ya no están dispuestos a ceder, pues el año pasado no obtuvieron ningún tipo de beneficio por los 10 lotes que le entregaron a la alcaldesa y en donde no se ha visto ningún tipo de obra.

Es muy seguro que desde la máxima tribuna del pueblo que es el Congreso de la Unión, que alberga a la Cámara de Diputados, Laura Fernández Piña pretenda engañar a sus compañeros de trabajo, pero jamás a los puertomorelenses ni a los quintanarroenses informados sobre sus patrañas.

Solo para refrescar un poco la memoria, Laura Fernández ha sido señalada por diversos actos de corrupción y de solapar al director de la Policía Preventiva y Turística de Puerto Morelos, Alfredo Serrano Guinto, sobre el que pesa una denuncia por homicidio en grado de tentativa, extorsiones y abuso de poder, con lo que se ha ganado a pulso el repudio de los portomorelenses.

Otro lado oscuro de Fernández Piña es el turbio negocio que está haciendo con la obra pública, pues de acuerdo con un documento de la Dirección de Obras Públicas de Puerto Morelos, este año utilizaron un presupuesto de un millón 181 mil 231 pesos en el programa de Piso Firme, pero en el mismo revela que este municipio paga el metro cuadrado de piso de cemento con el precio más elevado de todo el estado de Quintana Roo.

La administración de Fernández Piña pagó mil 594 pesos por cada metro cuadrado de piso de cemento, mientras que otros municipios con mayor inversión en este rubro, están pagando 122 pesos por metro cuadrado para el programa Piso Firme que busca sustituir los pisos de tierra de la población.

El mismo documento de Obras 2020 revela que la cantidad de un millón 181 mil 231 pesos se invirtió únicamente en cubrir 741 metros cuadrados, pero si se toma en cuenta que cada vivienda considerada para este programa mide 24 metros cuadrados, entonces solamente 30 casas fueron beneficiadas con este costoso programa.

Sin embargo, existe la duda si realmente esa cantidad millonaria se utilizó para obra social o para guardarlo en su bolsa porque el municipio no transparentó el padrón de beneficiarios y tampoco en el portal oficial aparecen costos de otras obras que supuestamente presume haber realizado.

En fin, que su engaño se lo coma con su propio pan, porque en Quintana Roo nadie le cree nada y saben que mucho menos podrá ser candidata a gobernadora, que es su máxima aspiración.

Deja una respuesta

Botón volver arriba