Reportajes Especiales

MARILES FUE EL PRESO 4359

*El 14 de junio de 1965, al día siguiente de su cumpleaños, el General fue declarado formalmente preso e ingresó a la Cárcel Preventiva de la ciudad 

Redacción/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche/La Opinión de México 

SÉPTIMA Y ÚLTIMA PARTE

Ciudad de México.- El 14 de junio de 1965, al día siguiente de su cumpleaños, el general Mariles fue declarado formalmente preso e ingresó como el cautivo número 4359 a la Cárcel Preventiva de la ciudad. 

Se dice que obtuvo libertad anticipada, (debía pasar 20 años tras las rejas), por su buena conducta y su labor social dentro de la prisión, aunque como siempre ocurre en un país de leyendas y mitos, se rumoró que “en algunas noches salía a divertirse en centros nocturnos y retornaba con sus custodios durante la madrugada”. 

El investigador Guillermo Barrera Fernández comentó en “Artículo 7” de Internet que el 20 de noviembre de 1972, el general Mariles fue reivindicado públicamente cuando se le invitó a tomar parte en el desfile del aniversario de la Revolución, junto con otros deportistas triunfadores en Juegos Olímpicos, “quizá entonces recordó que, merced a sus medallas de oro, alcanzó las máximas alturas de la fama. 

Fue amigo de Presidentes de la República, recibió invitaciones de muchos países para ser entrenador de equitación a cambio de elevadas percepciones y llegó a ser alma y nervio del caballismo mexicano de los años cincuenta, pero sólo siete días más tarde volvería a las primeras planas de los diarios, pero entonces, nuevamente desde una prisión”. 

Ese día, la Associated Press llevó a todo el mundo la información en estos términos: “El general mexicano retirado Humberto Mariles Cortés, campeón olímpico de equitación en 1948, fue arrestado aquí en París con 60 kilos de heroína pura que debía introducir en México para su posterior distribución en Estados Unidos, donde el cargamento diluido con lactosa se habría vendido en 15 millones de dólares, informó la policía francesa. 27 de noviembre de 1972”. 

Y el investigador Rafael Rodríguez Castañeda informó que en la madrugada del 6 de diciembre de 1972, el embajador de México en París, historiador Silvio Zavala, recibió una llamada telefónica. 

Era el director de la prisión municipal de la capital francesa La Santé, para notificar a Zavala que a las 5:20 horas fue encontrado muerto el general Humberto Mariles Cortés. 

Artículos Relacionados

CABEZA DE VACA Y “EL CHAPO” (3/4 PARTES)

Morocha

SINALOA, CON MAYOR HUACHICOLEO

Jisoo Black Pink

RIVERA VARELA, «LA FIRMA», EL ASESINO DE ARISTÓTELES SANDOVAL (1/7 PARTES)

Morocha

Deja un Comentario