Hoy Escribe Ricardo Ravelo

OMAR GARCÍA HARFUCH SE PROMUEVE PARA SUPLIR A ALFONSO DURAZO EN SSPC

RICARDO RAVELO/ SOL QUINTANA ROO

–Carga con la sospecha de estar implicado en el caso Ayotzipana y haber permitido la entrada del CJNG a la Ciudad de México luego del atentado que sufrió en junio pasado

Después del atentado que sufrió en junio pasado y que él atribuyó al Cártel de Jalisco Nueva Generación, Omar García Harfuch pasó varios meses fuera de los reflectores. Todas las mañanas acudía a sus reuniones con la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Scheimbaum, pero se mantuvo alejado de los medios.

Pero en los últimos días todo dio un giro drástico. El Jefe de la Policía de la Ciudad de México, quien es hijo de Javier García Paniagua –exdirector de la Dirección Federal de Seguridad –comenzó a salir a los medios de comunicación, en una suerte de promoción, ahora que suena la versión de que el titular de la Secretaría de Seguridad Pública Ciudadana, Alfonso Durazo Montaño, podría dejar el cargo para lanzarse como candidato de MORENA a la gubernatura de Sonora.

Todo indica que, desde la presidencia de la República y con el aval de la jefa de gobierno, García Harfuch comenzó a promoverse para suplir a Durazo e incorporarse al Gabinete Federal, no obstante que cuando sufrió el atentado el presidente Andrés Manuel López Obrador no hizo mayor referencia a su nombre.

Hijo de Javier García Panuagua y medio hermano de Javier García Morales –éste ejecutado en Jalisco en 2010 por estar presuntamente ligado al narcotráfico –García Harfuch tiene una historia plagada de claroscuros: fue investigado por el gobierno de Estados Unidos, junto con otros policías, por presuntas irregularidades, pero el hecho más cuestionado, hasta ahora, es que durante los hechos ocurridos en Iguala, Guerrero, con la desaparición de los 43 estudiantes él era el jefe de la división de la Policía Federal en esa entidad y habría estado enterado de los pormenores de ese caso sin que lo atendiera.

Incluso, él mismo ha incurrido en contradicciones porque, según su versión, durante la llamada noche de Iguala dijo que estaba destacamentado en Michoacán, pero documentos oficiales señalan lo contrario: que estuvo en Guerrero como responsable de la Policía Federal.

De acuerdo con la versión de la periodista Anabel Hernández, autora del libro “La Noche de Iguala”, García Harfuch fue enviado a Guerrero para realizar investigaciones sobre el narcotráfico.

En una reciente entrevista con el programa de “Los Periodistas”, conducido por Álvaro Delgado y Alejandro Páez, García Harfuch es amigo de Luis Cárdenas Palomino, actualmente perseguido por estar acusado de tortura e implicado en el expediente que se sigue en Estados Unidos en contra de Genaro García Luna, quien es acusado de haber brindado protección al cártel de Sinaloa durante su paso como secretario de Seguridad Pública durante el gobierno de Felipe Calderón.

Fue Enrique Galindo, exdirector de la Policía Federal, quien lo nombró jefe de la división de esa corporación policiaca en Guerrero en 2013 y se desempeñó como tal hasta 2015, es decir, explica Anabel Hernández, que no hay duda de que el actual jefe de la Policía en la ciudad de México estuvo en Guerrero cuando los estudiantes de Ayotzinapa fueron secuestrados y asesinados.

Otro hecho que García Harfuch debe explicar es cómo y por qué se afincó el cártel de Jalisco Nueva Generación en la Ciudad de México. Es bastante extraño que él acuse al cártel de Nemesio Oseguera de su atentado, sufrido el 26 de junio pasado, y después esa organización criminal ya esté operando en la capital del país, haya desplazado a otros cárteles, como La Unión-Tepito y ahora disponga del control territorial y del mercado de las drogas.

El propio García Harfuch ha dicho que durante el atentado pudo salvar la vida por la pronta reacción de la Policía de la Ciudad de México. Si hubiera tardado treinta segundos más quizá alguna bala me hubiera matado, dijo en una de las entrevistas que le realizaron con Milenio Televisión y con Ciro Gómez Leyva, donde le abrieron espacio para hablar del atentado y otros temas.

En el caso de Alfonso Durazo cabe decir que el sonorense no ha entregado buenas cuentas.

En casi dos años de trabajo al frente de la Secretaría de Seguridad Pública Ciudadana el único golpe que ha logrado contra el crimen es la captura de José Antonio Yépez Ortiz, “El Marro”, jefe del cártel Santa Rosa de Lima.

Sin embargo, dicha captura no puso fin a la violencia en Guanajuato, por el contrario, ésta se ha recrudecido tal y como quedó demostrado la madrugada del domingo cuando un comando armado ejecutó a once personas en el centro nocturno “La Cabaña del Toro”.

Sin embargo, a pesar de entregar malas cuentas a la ciudadanía, Alfonso Durazo será premiado con la candidatura de MORENA al gobierno de Sonora, su tierra natal, ahí donde se formó al lado de su amigo Luis Donalso Colosio, asesinado en 1994.

Artículos Relacionados

OSIEL CÁRDENAS: LA EMPRESA CRIMINAL

Ricardo Ravelo

LA ECONOMÍA GRINGA YA NO TOLERA LA LIBERTAD COMERCIAL

Columnistas Invitados

LOS CAPITALES

Arceus

Deja un Comentario