Portada

OTONIEL SE BURLA DEL PUEBLO 

*El presidente municipal de Othón P. Blanco, Otoniel Segovia Martínez, le echa dinero bueno al malo en el basurero de Calderitas

*Por segundo año consecutivo, alquila tractor oruga al mismo proveedor que ha realizado un trabajo caro, deficiente y a destiempo

*El primer contrato fue una burla al pueblo de la capital del Estado, pues el empresario Abram Redecop Banman cobró menos de mil pesos por no hacer nada

STAFF SOL QUINTANA ROO

Chetumal.- La sordera que padece el presidente municipal de Othón P. Blanco, Otoniel Segovia Martínez, en torno a la demanda ciudadana de reubicar el basurero de Calderitas, se refleja en el derroche innecesario del alquiler de maquinaria para amontonar más los desechos sólidos que afectan a los pobladores cercanos.

Por segundo año consecutivo, el alcalde del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) entregó un contrato a la persona física Abram Redecop Banman por el alquiler de un tractor oruga para el reacomodo de residuos sólidos en el sitio de disposición final del municipio de Othón P. Blanco, a cargo de la Dirección General de Servicios Públicos.

En el contrato número OM/DRM/MOPB-CA-07-2020, fue firmado por el presidente municipal de Othón P. Blanco, Otoniel Segovia Martínez; el tesorero municipal, Raúl Silvestre Santana Quezada; el encargado de la Dirección General de Servicios Públicos, Josué Ramírez Ramírez; el encargado del despacho de la oficialía Mayor, Álvaro Abelino Canché Novelo; y el arrendador Abram Redecop Banman.

El contrato es por un monto de $1,138,362.74 (Un millón ciento treinta y ocho mil trecientos sesenta y dos mil 74/100 MN), tendrá una vigencia de 139 días naturales, es decir del 17 de agosto al 31 de diciembre de 2020.

Cabe señalar que el año pasado, el mismo proveedor, Abram Redecop Banman, prestó el servicio por el período del 2 de septiembre de 2019 al 31 de diciembre de 2019. Según el contrato número DAJ/CA/068/2019 el arrendador se compromete a facilitar y dar en arrendamiento un tractor oruga, marca carterpillar D7… Y se compromete a entregarlo en buenas condiciones y en buen estado de funcionamiento.

La máquina se destinará al acomodo y compactación de residuos sólidos del sitio de disposición final de Calderitas, perteneciente al municipio de Othón P. Blanco.

Sin embargo, en el documento malhecho se asegura que por esos cuatro meses cobraría la risible cantidad de $862.07 (Ochocientos sesenta y dos pesos 0/100 MN), así es, menos de mil pesos por el arduo, pestilente y peligroso servicio compactación de la basura.

El contrato del año pasado también fue firmado por el presidente municipal de Othón P. Blanco, Otoniel Segovia Martínez; el tesorero municipal, Raúl Silvestre Santana Quezada; el entonces titular de la Dirección General de Servicios Públicos, Elías Rueda López; el Oficial Mayor, Daniel Cruz Martínez; y el arrendador Abram Redecop Banman.

Dicho contrato fue una farsa, pues ni se realizó el servicio y trajo graves consecuencias que a la fecha se siguen padeciendo los pobladores de la zona que aseguran que el lugar no tiene las condiciones para funcionar para basurero.

Es por eso que hoy, los pobladores de la localidad de Calderitas, específicamente los fraccionamientos Flamingos, Las Américas I, II y III, así como las colonias Caribe y Pacto Obrero pagan las consecuencias de un servicio caro, deficiente y a destiempo.

Prueba de esa negligencia son los constantes incendios ocurridos en el basurero municipal de Othón P. Blanco, hecho que han causado serias molestias a los pobladores cercanos por la espesa capa de humo que se respira, los vecinos han insistido sobre las condiciones de insalubridad que enfrentan.

Cabe señalar que incendio que inició desde el pasado jueves 12 de marzo no sólo afectó más de tres mil metros cuadrados, sino que a la fecha no ha sido controlado. Y peor aún, los pobladores han quedado ante el desamparo frente a los siniestros pues ni la Secretaría de la Marina ni la Comisión Nacional del Agua (Conagua) consideran que sea necesaria su intervención por las características de la conflagración.

El comisario ejidal de Calderitas, Juan Carlos Poot, reconoció que han hecho limpieza en el camino que va al basurero municipal hacia el fraccionamiento Las Américas III; sin embargo, el lugar no ha sido atendido como se debe por parte de la actual administración municipal de Othón P. Blanco, ya que dicho basurero ocupa tierras de uso común del ejido y no se aprecia un saneamiento en la zona de forma adecuada.

Precisó que luego de un reciente recorrido por la zona se percató de un acumulamiento de basura a un lado del propio relleno sanitario y en ese sentido, la basura del camino hacia el fraccionamiento Las Américas III ha sido limpiado, pero hasta ahí, dentro del mismo basurero que sigue afectando a tierras del ejido de Calderitas, que consta de 802 ejidatarios.

Ante tal desamparo y negligencia del gobierno municipal que encabeza Otoniel Segovia Martínez, la población que vive cerca del lugar demanda al Ayuntamiento y autoridades medioambientales a cerrar definitivamente el basurero porque no se puede ni respirar, sobre todo durante la madrugada, y el aumento de la fauna silvestre del lugar que en muchos de los casos se refugian al interior de sus viviendas.

Lo más lamentable es que quedó en pausa el ordenamiento federal para el cierre del basurero de a cielo abierto de Calderitas que ya fue determinado por un juez a partir de un amparo promovido por dos menores de edad.

Según Juan Carlos Poot, desde el mes de enero del año en curso no han sido atendidos por el municipio Othón P. Blanco. Alrededor de 20 hectáreas para el basurero municipal, cuyas tierras son de uso común del ejido Calderitas y ante el visible mal saneamiento de la zona y adeudos, han buscado la entrevista con la actual administración municipal a cargo de Otoniel Segovia.

Expresó que este presunto relleno sanitario no es más que un basurero a cielo abierto que perjudica tierras o parcelas de ejidatarios de Calderitas.

Una parte del predio es propiedad de Concepción Canul, Dulce Conrado y Cosme Blanco, por citar los más afectados, por lo que se ha intentado pláticas con el Ayuntamiento al no observarse un saneamiento adecuado.

Incluso, señaló que desde estos últimos ocho meses no se ha puesto al corriente el municipio capitalino con la cantidad acordada por el manejo pétreo que utilizan en el citado basurero, por lo que a razón de 20 mil pesos por mes se tiene estimado un adeudo de 160 mil pesos, de ahí que son temas pendientes con el Ayuntamiento de Othón P. Blanco, al verse afectados por dicho basurero municipal.

De tal forma, el municipio Othón P. Blanco ha bajado la guardia con respecto al basurero municipal, que representa un foco de infección grande dentro de la mancha urbana de la ciudad capital y Calderitas.

Artículos Relacionados

ZETINA AGUILUZ, EN LA MIRA POR DELITO PATRIMONIAL

Alonso Cabrera

“MUTIS” DE LA FGE POR ROBO AL SOL

Lesmy Aurelia González Velázquez

SONORA: AQUÍ MANDA EL NARCO

Lesmy Aurelia González Velázquez

Deja un Comentario