Hoy Escribe Pablo Cabañas Díaz

OTRAS INQUISICIONES

PABLO CABAÑAS DÍAZ/SOL QUINTANA ROO

Grandes maestros: Rodolfo Puiggrós

Rodolfo Puiggrós (1906-1980), fue un historiador, político, periodista y catedrático, y uno de los intelectuales argentinos más notables que dio el pensamiento historiográfico y filosófico del siglo XX.  La Revolución Cubana de 1959 lo encuentra entre sus más fervorosos defensores. Mantuvo una enorme fidelidad política con el castrismo hasta el final de su vida. Fue uno de los intelectuales más consecuentes en la defensa de esa revolución e incluso falleció en Cuba. 

Desgarrado por el asesinato de su hijo Sergio en una emboscada militar en Argentina, se exilió en México.  En la Casa Argentina y en el Comité de Solidaridad con el Pueblo Argentino (Cospa), que se ubicaba en la calle de Roma, en la colonia Juárez, a Puiggrós, se le podía encontrar trabajando al frente de las complejas tareas de apoyo a los exiliados. Contaba con dos colaboradores el periodista mexicano Luis Alberto García Aguirre su adjunto de cátedra en la UNAM, y del sociólogo José Miguel Candia.

En 2010, apareció el libro: “Rodolfo Puiggrós: retrato familiar de un intelectual militante”, escrito por su hija Adriana. En esa obra se menciona que en 1987 se percató, no sin asombro y dolor, de que su padre, muerto en 1980, había sido embalsamado. Con este hecho inicia la narración de una figura de gran relevancia para la política y el pensamiento argentino entre los años 30 y los álgidos 70 del siglo XX. El profesor Puiggrós en 1926, junto con su padre viajó en el buque Cap Polonio a la URSS, entonces en plena etapa marxista. A partir de ese momento, se apasionó por las ideas políticas contestatarias: primero el anarquismo, después el comunismo, luego el peronismo de izquierda y, en los tres últimos años de su vida, el Movimiento Montonero. 

En 1973, fue rector de la Universidad Nacional de Buenos Aires designado por Juan Domingo Perón. Esa etapa de la vida de su padre, Adriana Puiggrós la reconstruye, de forma amena, se puede leer en su libro, al mismo tiempo, la historia de varias generaciones de argentinos nacidos en la confluencia de la inmigración europea y el exilio. El maestro tuvo un importante papel en los agitados años 70 como “guía intelectual”. Fue atacado ferozmente por la derecha lo que lo obligó a exiliarse en 1974.

Fue olvidado y silenciado por las ideas neoliberales imperantes en las universidades que so pretexto de no poseer un discurso democrático y por ello, lo omiten como un autor de referencia para entender los hechos acontecidos en los años setenta del siglo XX en América Latina. Una figura de esa talla intelectual y moral debería ser revalorizada tanto en sus aportes al método de la investigación histórica como en su inquebrantable compromiso ético. Puiggrós, fu conocido en México por su amor incondicional al país, y con múltiples relaciones políticas abrió a los jóvenes de esos años una manera distinta de concebir la realidad social.

Artículos Relacionados

CIRCUITO CERRADO: SEÑOR DURAZO, MEJOR CÁLLESE

Columnistas Invitados

EL 2020, UN AÑO FUERA DE SERIE. CRISIS GENERALIZADA

Arceus

DESAFÍO

Rafael Loret de Mola

Deja un Comentario