Hoy Escribe

Otras Inquisiciones

Alfredo del Mazo: Días de sobrevivencia

Pablo Cabañas Díaz

Estos días, han sido de mala noticias para Alfredo del Mazo, gobernador del Estado de México, quien ocultó en 2012, en una cuenta con 1.5 millones de euros (poco más de 32 millones de pesos actuales) en Andorra, un país blindado entonces por el secreto bancario. Ese año, Del Mazo, quien era presidente municipal  de Huixquilucan, figuró como “representante” de la sociedad instrumental holandesa Abeodan Corporation, a cuyo nombre se abrió una cuenta en la Banca Privada de Andorra (BPA), según documentos de esa entidad financiera. En su declaración de bienes de enero de 2017, Del Mazo no hizo mención alguna a la cuenta ni a la sociedad instrumental holandesa. Del Mazo no ha respondido a las preguntas de El País hace 10 días, mencionó el rotativo.

Ahora, la fracción parlamentaria de Morena en el Congreso del Estado de México, evidenció  una desviación de recursos en la cual podrían estar vinculados familiares del expresidente Enrique Peña Nieto, el exsecretario de Comunicaciones y la empresa Aliatica (antes OHL). Este asunto está relacionado con la adquisición de un  sistema de barrera móvil, para la supuesta gestión del tráfico en el Circuito Exterior Mexiquense, con un costo abultado de 485  millones de pesos.

En la denuncia, se precisa que en 2009, el entonces Secretario de Comunicaciones del Estado de México, Gerardo Ruiz Esparza, suscribió con Concesionaria Mexiquense, S.A. de C.V. subsidiaria de Aleatica, el Acuerdo 01/2009 relativo al título de concesión del Circuito Exterior Mexiquense para adquirir maquinaria especializada para la gestión del tráfico hasta por $500 millones de pesos; y realizar obras adicionales hasta por $350 millones de pesos.

La Operadora pagó al fabricante estadunidense aproximadamente $250 millones de pesos en 2009, no obstante, el GEM permitió que Aleatica registrara la compra del sistema de barrera móvil como “inversión” en el Circuito Exterior Mexiquense, por un monto de $485.4 millones de pesos, para un innecesario sistema a los usuarios.

Los problemas del Grupo Atlacomulco con OHL inician en 2015, cuando  los directivos dejaron de pensar sólo en cómo operar las concesiones carreteras a su cargo, para ocuparse de la mayor crisis de la empresa. Los nombres de directivos de la firma, como José Andrés de Oteyza, su entonces presidente, y Pablo Wallentin, el vocero, fueron protagonistas de una serie de grabaciones que revelaban los sobornos que habáin otorgado  altos funcionarios del Estado de México.

En abril de 2016, tras once años  Oteyza  desahuciado  ante los graves de corrupción que vivía OHL, DEJÓ la presidencia del consejo de administración de OHL México.

En mayo de 2015, la voz de José Andrés de Oteyza se hizo pública gracias a la difusión de conversaciones telefónicas filtradas en YouTube. Esa llamada hundió un 22% las acciones de la compañía y marcó el inicio de una etapa convulsa para la filial mexicana de la empresa de Juan Miguel Villar Mir. Las conversaciones pusieron bajo sospecha a un extenso puñado de directivos de cometer actos de corrupción. Pablo Wallentin, consejero de De Oteyza, no resistió el huracán y se vio obligado a dimitir.

A De Oteyza se le escuchó además intercambiar palabras Ruiz Esparza  el entonces  secretario de Comunicaciones y Transportes de Peña Nieto. La llamada, presuntamente realizada en febrero de 2015, hacía pensar que la SCT dio información sobre licitaciones de carreteras a la empresa antes de que se hicieran públicos los concursos. Del Mazo tiene muchas cosas que aclarar al Congreso.

Artículos Relacionados

DESDE LA BARRERA

Columnistas Invitados

DIARIO EJECUTIVO

Información

CARTEL DE SINALOA PROMUEVE SUS SERVICIOS EN LÍNEA.

Arceus

Deja un Comentario