OTRO CATEO… A CASAS DE SEGURIDAD DE FLORIAN TUDOR

Redacción/Sol Quintana Roo

Cancún.- Hace unos momentos trascendió que hubo otro cateo más en uno de los inmuebles de una de las zonas residenciales de Cancún, Quintana Roo, ahora al sur de la ciudad.

El operativo se realizó de manera simultánea al ejecutado en la casa de empeño, también por agentes de Investigación Criminal, apoyados por infantes de la Marina.

En la casa, adquirida por el rumano Florian Tudor, se encontraron documentos que revelan nombres de posibles cómplices que colaboraron con él la gigantesca estafa mediante cajeros automáticos instalados en diferentes puntos turísticos del país.

También se localizaron dispositivos móviles electrónicos, mediante los cuales es posible acceder a cuentas de usuarios bancarios para robar sus datos y realizar cuantiosas transferencias.

Las investigaciones de la Fiscalía Especializada en materia de Delincuencia Organizada (FEMDO), prosiguen, toda vez que además de nombres y datos sensibles de los posibles cómplices, se encontraron direcciones de otros inmuebles que serían utilizados para los mismos fines delictivos.

ASÍ FUE EL CATEO…

La afluencia era poca…

No más de una decena de empleados y el administrador de la Casa de Empeño “El Brillante”, localizada en una de las zonas populares de Cancún, Quintana Roo, en la Supermanzana 28 lote 44, número 111 de la avenida Xel-ha, eran los únicos asistentes.

Sólo algunos clientes deambulaban entre los estrechos pasillos del pequeño edificio formado por tres locales. Algunos curioseaban en busca de algún artículo y los más, hacían fila, esperando turno frente a la ventanilla de empeño.

Minutos antes de las 12 del día, el ambiente era tranquilo, de calma.

Nadie se percató que sigilosa y discretamente, el inmueble de color rojo, con letras en blanco que enunciaban las bondades del negocio, era rodeado no sólo en derredor de sus tres locales, sino en todo su entorno, donde infantes de la Marina tendieron un cerco para evitar la intromisión de curiosos o la salida de gente donde se realizaría el operativo.

Simultáneamente arribaron seis vehículos de la Fiscalía General de la República (FGR) con cuatro o cinco tripulantes cada uno y se unieron a las cuatro unidades de la Marina, haciendo un total de poco más de medio centenar de hombres, unos uniformados y otros de civil, como Ministerios Públicos Federales y su personal de apoyo.

Tras asegurar la zona y como si se tratara de un solo hombre, los agentes irrumpieron sorpresivamente en los locales, al tiempo que advertían que se trataba de un operativo policíaco en base al cumplimiento de una orden de cateo.

En tanto, los cancunenses miraban confundidos y con temor las acciones, sin saber qué era lo que ocurría, si se trataba de alguna detención, de algún enfrentamiento o de un cateo, ante la numerosa presencia policiaca en la zona.

Quienes habían acudido al lugar para comprar algo o en busca de dinero a cambio del empeño de alguna prenda, tras verificar el motivo de su presencia pudieron retirarse sin problemas, en tanto que los empleados debieron quedarse ahí las más de cinco horas que duró la inspección y revisión del edificio.

Durante ese lapso, los agentes revisaron meticulosamente las instalaciones, principalmente las oficinas donde se localizan archivos, expedientes y documentación diversa.

Uno de los elementos participantes en el operativo, comentó que el cateo se debía a la investigación de presunto lavado de dinero relacionado con el “Tiburón” y que no se había enterado a la Fiscalía del Estado para evitar filtraciones, pero se negó a dar mayores datos.

Trascendió que una persona había sido detenida, al parecer el administrador de la casa de empeño, pero no ha sido dada a conocer ninguna información oficial.

Cabe recordar que hace unos meses, las mismas autoridades fueron las responsables de catear dos propiedades en un solo día de Florian Tudor, en la Supermanzana 2A, calle Granada y en la Supermanzana 3, de donde se llevaron diversos objetos y detenidos.

Han sido varias las diligencias realizadas en este destino turístico por autoridades federales de investigación, como un operativo que derivó en la detención de un elemento activo de la Policía Ministerial de la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo, relacionado en el robo de información a favor del empresario rumano.

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: