Ciencia y Tecnología

¿POR QUÉ COMER PASTA O ARROZ DE DÍAS ANTERIORES PUEDE SER MORTAL?

Redacción/Sol Quintana Roo

Ciencia y Tecnología.- Nuestros alimentos favoritos podrían asesinarnos si no somos lo suficientemente cuidadosos e higiénicos, en esta ocasión, un equipo de investigadores australianos realizó un descubrimiento importante que podría salvar pacientes con intoxicación alimentaria. Todos los detalles han sido publicados en Nature Microbiology.

La gran mayoría de las veces en las que sucede una intoxicación alimentaria es por una bacteria llamada Bacillus cereus, esta segrega toxinas que provocan vómitos y diarrea. Esta se puede encontrar en verduras, arroz, pasta, pescado y carne, y se multiplicará si estos alimentos no se guardan a la temperatura adecuada, en incluso podría ocasionar la muerte.

En el año 2005 se registró un caso, en el cual, cinco de niños de una familia cayeron enfermos por haber comido una ensalada de pasta de cuatro días, de acuerdo con el caso, la ensalada se había preparado el viernes, se llevó a un pícnic el sábado, tras regresar del pícnic, se guardó en el refrigerador hasta el lunes en la noche, cuando cenaron.

En la noche los niños empezaron a vomitar y fueron trasladados al hospital, en donde lamentablemente el más pequeño falleció, a otro le dio insuficiencia hepática, pero sobrevivió, mientras que los otros menores padecieron una intoxicación alimentaria que pudo tratarse con líquidos.

Otro caso similar sucedió en 2011, donde un estudiante de 20 años se preparaba sus comidas para toda la semana. En una ocasión decidió preparar espaguetis con salsa de tomate, tras 5 días, dejó su comida en la cocina por un período de tiempo no especificado. Lo que le provocó diarrea, dolor abdominal, vómitos profusos y esa misma noche falleció.

Pese a que los casos mortales son pocos, la simple intoxicación ya es motivación para analizar la bacteria. La científica Anukriti Mathur de la Universidad Nacional de Australia descubrió cómo funciona B. cereus, y qué es lo que puede hacer potencialmente para combatirlo.

De acuerdo con la científica, la bacteria interactúa con el sistema inmunológico, la bacteria cuenta con una «notable capacidad para secretar toxinas«, las cuales, al ser consumidas, atacan a las células y causan vómitos y diarrea.  “Sabíamos que la toxina atacaría a las células, desencadenando una reacción inmunológica. Pero ya sabemos cómo lo hace”, comenta Mathur.

En el estudio se encontró que la toxina se une directamente con las células y las perfora para destruirla, después, el sistema inmunológico responde con una reacción a la infección.

Mathur cree que la investigación podría ayudar a los pacientes con un sistema inmunológico comprometido. “Podríamos salvar a los pacientes debilitando la toxina o, en el caso de la sepsis, amortiguando las respuestas inflamatorias. También significa que tenemos opciones de medicamentos terapéuticos para respaldar aún más las terapias con antibióticos”.

Aun así, el líder del grupo de la investigación, Si Ming Man, advierte que es mejor siempre prevenir que lamentar, enfatiza en la importancia que tiene el lavarse las manos adecuadamente y el preparar los alimentos de acuerdo con las recomendaciones de seguridad.

Quizá desechar alimentos guardados durante mucho tiempo sea lo mejor.

Artículos Relacionados

REALIZAN PRUEBAS DE LA PRIMERA TRANSMISIÓN DE ENERGÍA ELÉCTRICA SIN CABLES

Erik Luna Arguelles

ENTREGAN PREMIO NOBEL DE ECONOMÍA A TEÓRICOS SOBRE SUBASTAS

Morocha

BILL GATES PRONOSTICA OTRA PANDEMIA DIEZ VECES PEOR QUE EL COVID-19

Erik Luna Arguelles

Deja un Comentario