Portadas Quintana Roo

REINA MAFIA AGRARIA

*Bajo el cobijo del presidente municipal José Esquivel Vargas y del director de Desarrollo Urbano y Ecología, Joel Enrique Ciau Calderón violan decenas de reglamentos y leyes ecológicas de Quintana Roo

*Los yucatecos Antonino y Arturo Millet Reyes y el conocido saqueador Rafael Acosta Solís son los yucatecos que quieren concretar el despojo de unas tierras que serían beneficiadas con el paso del Tren Maya

*Estos personajes han sido denunciados públicamente en el vecino estado de Yucatán, donde son conocidos por defraudar a decenas de personas y hacer todo tipo de acto legaloide para obtener beneficios

Redacción/Sol Quintana Roo

Pino Suárez.- Al ser viejos conocidos, en especial de los diversos ejidos existentes en los 106 municipios de Yucatán, Antonino y Arturo Millet Reyes y su operador económico y principal saqueador de tierras Rafael Acosta Solís intentan cometer los mismos ilícitos en Quintana Roo con la ayuda, “invisible” del presidente municipal José Esquivel Vargas y su director de Desarrollo Urbano y Ecología, Joel Enrique Ciau Calderón.

La nueva mafia agraria, ahora bajo el cobijo de Esquivel Vargas viola decenas de reglamentos y leyes ecológicas de Quintana Roo, mientras que los yucatecos Antonino y Arturo Millet Reyes y el conocido saqueador Rafael Acosta Solís son los yucatecos que quieren concretar el despojo de unas tierras que serían beneficiadas con el paso del Tren Maya, en un par de años.

Estos personajes han sido denunciados públicamente en el vecino estado de Yucatán, donde son conocidos por defraudar a decenas de personas y hacer todo tipo de actos legaloides para obtener beneficios.

Antonino Almazán Arteaga podría estar a pasos de concretar una zonificación excluyente y la sobre-densificación de terrenos en zonas no edificables con distintos grados de peligro y riesgo para atender la especulación inmobiliaria de alta gama.

Los que saben nos destacan que el PMOTEDUS-FCP, especialmente del esquema de planeación simplificada para la localidad de José María Pino Suárez, instrumento a cargo del director de Desarrollo Urbano y Ecología del municipio de Felipe Carrillo Puerto.

El funcionario, Joel Enrique Ciau Calderón, viola un decenar de leyes y reglamentos de la materia, en particular densifica zonas inundables, fallas geológicas y áreas por donde corren los ríos subterráneos más grandes del Continente, con cavernas que albergan riqueza arqueológica y paleontológica de gran valor en la región.

Instrumento reprochable que proyecta la elaboración de un río artificial a flor de tierra para ¨turistas europeos¨ (sic…) que extenderá desde la Laguna Kan-Lum hacia el sur al llegar a los cuerpos de agua de La Laguna Nopalitos y el complejo norte de Sian Kaan.

El polígono, escogido por dicho proyecto de cambio del suelo, remoción de flora lacustre, modificación del manto freático y al sistema hidrológico natural, se sitúa directamente por encima del sistema de ríos subterráneos Ox Bel Ha.

Habitantes del poblado de Pino Suárez han dado a conocer a Sol Quintana Roo sobre la frecuencia de fuertes detonaciones, actividad que se ha vuelta la norma durante los últimos siete meses.

Cabe mencionar que la localidad de José María Pino Suárez está situada en el municipio de Felipe Carrillo Puerto y cuenta con una riqueza natural, pese a tener nada más 305 habitantes y ser el pueblo número 51.

Ese margen es el que ha dado que los saqueadores de tierras con el apoyo de las autoridades municipales locales logren adquirir grandes extensiones del territorio quintanarroense como está sucediendo justo ahora.

Es importante destacar que estos actos pueden llegar a estar considerados como delitos, ya que el funcionario pretende zonificar como edificable a ecosistemas de manglar botoncillo, palma de chit y pastizales inundados, esto con proximidad directa a los cuerpos de aguas mismos que son patrimonios nacionales y objetos de la protección ambiental para la preservación de la resilencia regional de nuestro ecosistema costero.

La sobre carga del ecosistema es obvio que conlleva la consecuente pérdida en la calidad de vida, el incremento de la desigualdad socioespacial y una mayor vulnerabilidad ante los fenómenos perturbadores.

Aun así se pretende llevar a cabo a toda costa y en contra de los deseos de los habitantes actuales del poblado, las normas ambientales, la ley general de asentamientos humanos, los derechos humanos y la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, entre otros.

Parece ser nada menos que un instrumento elaborado para atender a los deseos de la especulación inmobiliaria de la mafia agraria en Pino Suárez, dejando así marginalizadas a las mujeres y los grupos vulnerables, el cuidado y restauración al medio ambiente, los antecedentes de planeación y hasta sus propios lineamentos estatales por causa de las ambiciones territoriales de un conocido agente perturbador de origen antropogénico.

ACUSADO EN 2019 DE DEFRAUDADOR

Como se recordará, Arturo Millet Reyes en 2019 fue denunciado por la doble venta de un terreno valuado en 100 millones de pesos. En ese entonces, su víctima fue Mario Alberto Ortega Florencia. El terreno está ubicado en la parte continental del ejido de Isla Mujeres, donde ahora se ha levantado un mega fraccionamiento.

Por su parte, Rafael Acosta Solís igual es conocido por el arte del despojo y durante años se apoderó de decenas de hectáreas de diversos ejidos, en los que cobraba sus servicios de asesor de tierras, contando con la complicidad de los ex comisarios ejidales, se los quitaba.

Artículos Relacionados

TRIBUNAL ELECTORAL DA LA RAZÓN A SOL YUCATÁN SOBRE MEGAFRAUDE ELECTORAL EN YUCATÁN

Arceus

SIN MOVIMIENTOS, CASO GÓNGORA

Bombón

LÍDER SINDICAL POSEE MÁS DE 70 PROPIEDADES

Información

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: