Portada

ROBERTO SANDOVAL: UNA LARGA HISTORIA DE ABUSOS

Ricardo Ravelo/Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/Sol Campeche/La Opinión de México

Nayarit.- Roberto Sandoval Castañeda, ex gobernador de Nayarit, tiene voluminosos expedientes abiertos tanto en México como en Estados Unidos: Se le acusa de desvíos de dinero mediante empresas fantasma, lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y ligas con el narcotráfico, en particular, con el Cártel de Jalisco Nueva Generación. 

Su riqueza comenzó a descubrirse por los excesos en los que incurrió el entonces mandatario de Nayarit: Compró caballos pura sangre, fincas, ranchos, casas, departamentos de lujo. 

Su fortuna es tan excesiva que tuvo que usar a su familia –hijos y esposa– para blanquear el dinero que obtenía ilegalmente. Ahora su familia también es perseguida por la justicia, pues se les acusa de formar parte de una red criminal para lavar dinero proveniente de actividades ilegales. 

Después de cinco años de andar a salto de mata, la madrugada de este domingo 6 el ex mandatario fue detenido en Nuevo León junto con su hija, Lidy Alejandra Sandoval. Ambos enfrentan acusaciones por lavado de dinero, enriquecimiento ilícito y compra de propiedades –ranchos y casas– con dinero público. 

Después de cinco años de andar a salto de mala, el ex gobernador de Nayarit, Roberto Sandoval, fue detenido en Nuevo León junto con su hija, Lidy Alejandra Sandoval. Ambos están acusados de operaciones con recursos de procedencia ilícita, fraudes, desvío de recursos públicos y enriquecimiento ilícito. 

Además, el ex mandatario nayarita también enfrenta acusaciones en Estados Unidos por brindar protección al narcotráfico, en particular al Cártel de Jalisco Nueva Generación, la organización criminal que se afincó en Nayarit durante su mandato. 

De ser barrendero en Estados Unidos en sus años de juventud, Sandoval Castañeda incursionó en la política, donde hizo cuantiosos negocios: Fue presidente municipal de la ciudad de Tepic, Nayarit; luego saltó a la gubernatura con el respaldo del entonces presidente Enrique Peña Nieto, quien lo consideró un “nuevo rostro del PRI”, junto con Roberto Borge y Javier Duarte, ex gobernadores de Quintana Roo y Veracruz, respectivamente. 

Roberto Sandoval está acusado de comprar ranchos y casas de lujo con dinero público; también se adquirir caballos pura sangre de alto registro, traídos desde España en vuelos privados, lujos y excesos que el político nayarita no pudo ocultar junto con su inmensa riqueza, amasada en tan sólo seis años. 

HISTORIA DE CORRUPCIÓN 

Durante el gobierno de Roberto Sandoval, en Nayarit se construyó una empresa criminal que lo mismo saqueó las finanzas de ese estado que brindó protección al narcotráfico: A tres años de que concluyó su mandato abundan las denuncias en contra de Sandoval y de su entonces poderoso fiscal, Édgar Veytia, por despojos de propiedades, detenciones ilegales y delitos de lesa humanidad, por lo que el exmandatario es perseguido dentro y fuera de México. 

A Sandoval Castañeda, también se le investiga en Estados Unidos por lavado de dinero, pues de acuerdo con el expediente del caso amasó una fortuna descomunal, producto de la protección al cártel de Jalisco Nueva Generación, organización delictiva a la que le vendieron la plaza para traficar con drogas, aunque también construyeron una amplia industria del secuestro, la extorsión y el despojo de propiedades en perjuicio de la población. 

Por esos delitos –que incluyen desvíos del erario público mediante contratos de obra amañados que beneficiaron a amigos y compadres del exmandatario– la Fiscalía General de la República solicitó a un juez una orden de aprehensión contra Sandoval Castañeda y su hija –Lidy Sandoval– por la probable responsabilidad en el delito de operaciones con recursos, producto de denuncias presentadas por la Comisión de la Verdad ante la Fiscalía de Nayarit. 

De acuerdo con estas denuncias, la hija del ex gobernador Sandoval Castañeda pagó de contado la compra de varios inmuebles; también aparecen empresas y fundaciones que fueron utilizadas para desviar recursos públicos. 

Las denuncias también incluyen a la esposa del ex gobernador, Ana Lilia López Torres y a su hijo Pablo Roberto Sandoval. Tras librarse las respectivas órdenes de aprehensión, la esposa de Roberto Sandoval le hizo llegar una carta al presidente Andrés Manuel López Obrador en la que le solicita ayuda para dialogar con la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, con el fin de frenar lo que ella llama “una persecución política” en perjuicio de su familia. “Está poniendo en riesgo nuestras vidas”, dice la esposa del ex gobernador. 

EL EXPEDIENTE DE LOS FRAUDES 

Considerado en el sexenio de Enrique Peña Nieto como el “nuevo rostro del PRI”, Roberto Sandoval Castañeda, ex gobernador de Nayarit, es perseguido por la justicia mexicana y estadounidense por haber brindado protección al Cártel de Jalisco; también se le acusa de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito. 

La Fiscalía General de la República (PGR) solicitó nuevas órdenes de aprehensión en su contra, las cuales fueron obsequiadas por un juez federal. De acuerdo con la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Sandoval utilizó diversas dependencias federales y a sus familiares para construir una amplia red para desviar recursos públicos. De esa forma –dice la acusación– lavó dinero durante su período como gobernador. 

Roberto Sandoval fue alcalde de la ciudad de Tepic. En sus inicios en la política era un hombre humilde, se asegura; pero cuando arribó a la gubernatura comenzó su meteórica acumulación de dinero, lo que se evidenció con la compra de ranchos, casas, departamentos, caballos finos y ganado de alto registro, lo cual no pudo ocultar y esta riqueza lograda de la noche a la mañana se alcanzó niveles de escándalo. 

Ante la riqueza que acumulaba Roberto Sandoval se encendieron los focos rojos en la Secretaría de Hacienda, pues las transacciones millonarias comenzaron a llamar la atención de las autoridades, lo mismo que la compra de propiedades con costos superiores a los ingresos declarados por el entonces gobernador de Nayarit. 

Por ello, la UIF lo denunció ante la FGR y solicitó una orden de aprehensión en su contra, la cual fue concedida por un juez federal del estado de Nayarit; también se ordenó la captura de la hija del mandatario, Lidy Alejandra Sandoval, a quien también se acusa de lavado de dinero, pues según la acusación era la encargada de comprar casas y departamentos de lujo en efectivo y al contado. 

De acuerdo con los detalles de la denuncia, Ana Lilia López Torres, esposa de Sandoval, y sus hijos Lidy y Pablo estructuraron la red para blanquear los fondos que el ex gobernador obtenía por desviar recursos públicos y del narcotráfico, ya que en Estados Unidos se le acusa de brindar protección a los Cárteles de Jalisco y al H-2, éste último, por cierto, es el mismo con el cual fue relacionado el ex secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda. 

La hija del ex mandatario está señalada porque su padre puso a su nombre propiedades para blanquear los fondos con los que fueron adquiridas, pero ella no tenía capacidad económica para cubrir esos gastos porque en aquel entonces era estudiante universitaria. 

Hace poco más de tres años, cuando empezaron las investigaciones en contra de Sandoval, la Fiscalía de Nayarit le aseguró al ex mandatario cinco inmuebles como medida precautoria; el primer aseguramiento fue un predio donde actualmente se ubica la Fundación Ríe, en la colonia Pedregal de San Juan, en donde se imparten sesiones de equinoterapia para niños con capacidades diferentes. 

Según diversos testimonios, la finca se rentaba para bodas, celebraciones privadas y eventos partidistas del PRI en Nayarit. La Fundación ha sido señalada como “fachada” para presuntamente encubrir la compra de caballos finos por parte de Sandoval Castañeda. 

También se aseguró un predio de más de 39 mil metros cuadrados en el ejido La Cantera, de Tepic, adquirido en 2013 por la senadora del PRI, Margarita Flores Sánchez, el cual fue vendido un año después en 5 millones de pesos a una inmobiliaria de la Ciudad de México. Actualmente el registro ya no existe, según confirmaron las autoridades de Nayarit. 

De acuerdo con la escritura pública 3586, con fecha de enero de 2015 por los notarios 15 y 20 de la ciudad de Tepic, el 10 de junio de 2014 Flores Sánchez recibió 100 mil pesos en efectivo para pactar la venta y el 23 de diciembre de ese año la empresa L-Inmo S.A de C.V. realizó una transferencia bancaria por 4 millones 900 mil pesos a nombre de la senadora. 

En el documento se establece que la empresa fue constituida legalmente el 11 de diciembre de 2014 en la Ciudad de México, 12 días antes de pagar el monto total del predio, y su único administrador es Daniel Alberto Murad Millet, quien en varias ocasiones ha aparecido como candidato plurinominal suplente en los listados del Partido Nueva Alianza para el Congreso de la Unión. 

No es todo: Además de estas propiedades, la Fiscalía aseguró una residencia en construcción en el exclusivo fraccionamiento Bonaterra de la capital nayarita. La propiedad está a nombre de Lidy Aejandra Sandoval, hija del ex gobernador Roberto Sandoval; otra más está en el fraccionamiento Doctor Leyva, en Tepic, y una más en el fraccionamiento Lago David, en el ejido El Armadillo, en la capital nayarita. 

El esquema que detectó la UIF incluye el señalamiento de que una forma de desviar dinero público consistió en celebrar contratos de obra y/o servicios a través de empresas fantasmas que sirvieron para desviar y lavar dinero obtenido ilegalmente. 

Algunos datos ilustran lo anterior: Según las investigaciones, durante el gobierno de Sandoval Castañeda el Instituto Mexicano del Seguro Social y el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas realizaron contratos con una empresa –Comercializadora Restar– que tiene como operador financiero a un tal Manuel “H”, que ha sido identificado por la FGR como el principal operador financiero del exmandatario nayarita. En este grupo también operaba Hugo Sánchez –sobrino de Sandoval–, también señalado como otro de los consejeros político y financiero del ex mandatario. 

Sánchez Sandoval está muerto: Fue acribillado el 19 de septiembre de 2017, horas después de que su tío Roberto Sandoval concluyera su período como gobernador de Nayarit y entregara el poder. Ese fue el primer mensaje de lo que se venía en contra del protegido de Enrique Peña Nieto. 

Desde que concluyó su mandato, Roberto Sandoval ha andado a salto de mata. Los últimos informes de inteligencia indican que el exmandatario estaba refugiado en el municipio de San Pedro Garza García, Nuevo León, uno de los más prósperos del país y donde habitan los capos más emblemáticos del país. 

Tras el inicio de las investigaciones contra Sandoval Castañeda por parte de la UIF, salieron a relucir los millones de pesos que tiene guardados en varias cuentas bancarias. En una de las cuentas detectadas por la dependencia que encabeza Santiago Nieto el exmandatario tenía guardados mil 196 millones de pesos; En total, fueron aseguradas 42 cuentas, con montos multimillonarios, que incluyen las que manejaban sus hijos –Lidy y Pablo Sandoval–, así como las de su esposa, Ana Lilia López Torres. 

EL FISCAL VEYTIA 

Los reflectores contra Sandoval se encendieron tras la captura del fiscal de ese estado, Édgar Veytia, detenido en Estados Unidos bajo los cargos de lavado de dinero y vínculos con el narcotráfico: se le acusó de brindar protección al Cártel de Jalisco Nueva Generación, encabezado por Nemesio Oseguera, “El Mencho”. 

Veytia también fue acusado de despojos de propiedades, secuestros y de varios crímenes, los que habría cometido durante su periodo como fiscal de Nayarit. Al respecto, existen diversos testimonios dolorosos que dan cuenta de cómo el fiscal de Roberto Sandoval ordenaba secuestros desde su oficina y luego cobraba los rescates. 

De igual forma, abundan denuncias sobre torturas, despojos de bienes inmuebles –ranchos, casas, entre otros– que Édgar Veytia operaba en colusión con presuntos miembros del Cártel de Jalisco, a quienes protegía. Durante ese lapso de tiempo, el cártel dirigido por Nemesio Oseguera dominaba la plaza de Nayarit, donde desplegó su negocio para distribuir drogas, secuestrar, extorsionar y desaparecer incluso a personas inocentes. 

Las investigaciones revelan que en los negocios de Édgar Veytia también estaba involucrado el entonces mandatario Roberto Sandoval. Esa fue la razón por la que el Departamento del Tesoro lo investiga por lavado de dinero. Para las autoridades norteamericanas, Sandoval se relacionó con el narcotráfico, brindó protección al cártel de Jalisco para que operara en Nayarit y de esa forma obtuvo dinero del crimen organizado. 

Tras la apertura de un expediente criminal en Estados Unidos, Roberto Sandoval no puede entrar a Estados Unidos: Las autoridades de ese país le bloquearon el acceso por los delitos en los que incurrió, razón por la que también es buscado en todo el mundo. 

A caso cuatro años de que Roberto Sandoval terminó su período como gobernador se ha mantenido a salto de mata, pero no se presenta ante las autoridades que lo reclaman porque, según ha dicho, no existen condiciones para ello. 

Hasta ahora se desconocen a qué condiciones apela el ex mandatario de Nayarit.  

Artículos Relacionados

EMPRESA DE SEGURIDAD EN CANCÚN SIGUE ASEGURADA Y SIN OPERAR

Información

MÉXICO Y ARGENTINA ACELERAN EXTRADICIÓN DE MARTINS

Información

CASO MORENO VALLE, DETENIDOS CUATRO CHIVOS EXPIATORIOS

Rei Hino

Deja un Comentario