Portada

¡ROTUNDO FRACASO!

*Sin éxito, los gobiernos municipal, estatal y federal, respectivamente, han gastado más de 600 millones de pesos en los intentos por combatir el sargazo en Quintana Roo

*En total opacidad, Semar erogó más de 190 MDP que le entregó el gobierno del Estado para impedir que la macroalga llegara a los arenales de Quintana Roo

*Los únicos beneficiados han sido los dueños de 10 empresas inexpertas en el manejo de contención, coleta y confinamiento del sargazo

STAFF SOL QUINTANA ROO

Cancún.- Un rotundo fracaso de la Secretaría de Marina Armada de México, así como las 10 empresas contratadas en los últimos años para contener, recolectar y confinar el arribo crónico del sargazo a las playas de Quintana Roo.

Y peor aún, los más de 600 millones de pesos destinados en los últimos tres años al combate de la macroalga se han manejado en total opacidad, pues se ha demostrado que las compañías que obtuvieron los contratos por la vía de la adjudicación directa y hasta por concurso de licitación no sólo no ha dado resultado, sino que tampoco se auditó su participación y contara con los requisitos que exige la ley.

Por el contrario, se descubrió que muchas de ellas eran empresas fantasma o factureras. En los últimos dos años recibieron contratos millonarios las empresas Consorcio Constructor Ambiental; Grupo Rambri; Materiales y Construcciones Modernas MC; Grupo Otermo S.A. de C.V.; Protección Ambiental Contenedores y Más; Desarrollos y Construcciones de Quintana Roo; P.F. Georgina Guadalupe López Tum; Comercializadora Chaktumen de Quintana Roo, S. de R.L. de C.V. y su filial Sargazo Solutions de México; y Manufacturas Industriales D.P., S.A. de C.V.

Lo peor del caso fue la valentona posición de la Secretaría de Marina Armada de México a cargo de José Rafael Ojeda Durán, quien se jactó en afirmar que ellos impedirían en alta mar la llegada del sargazo a las costas de Quintana Roo y que construirían las barcazas capaces contener la macroalga.

Incluso, en junio pasado el gobierno de Quintana Roo, en conjunto con municipios del Estado traspasó a la Secretaría de Marina Armada de México 195 millones 634 mil pesos para la construcción, adquisición y reparación de equipo con miras a contener el recale cíclico de sargazo en las costas de la entidad que, según pronóstico federal, “será menor que en 2018 y 2019”.

El anuncio se realizó en la Mañanera el 1 de junio desde Cancún, donde el almirante José Rafael Ojeda Durán, secretario de Marina, recordó que desde mayo del año pasado esta corporación empezó a brindar su apoyo en las tareas del gobierno estatal para atender la llegada de la macroalga.

Lo único que se dijo es que los 109 millones se destinaron a la construcción de 6 sargaceras; a la compra de 4,252 metros de barreras de contención, 4 barredoras de playa y 3 tractores; además, a la reparación de una sargacera y un buque, refacciones, gastos de operación y equipo de almacenamiento de información.

Abundó que 50 millones de pesos fueron para la reparación del buque Natans, la cual no ha concluido y lleva un avance de 94%; seguido por la construcción de las 6 sargaceras, en las cuales se invirtieron 30 millones, y la compra de barreras de contención de sargazo, con casi 20 millones de pesos.

Detalló que para este año se destinó una inversión de 85 millones 634 mil pesos, “con los cuales”, agregó, “se van a construir 5 sargaceras, 5,119 metros de barreras, 17 motores fuera de borda y un tractor.

NADA SOBRE EL EQUIPAMIENTO

Sin embargo, a la fecha no se sabe nada sobre ese equipamiento y peor aún no se ven avances en la contención y recolección del sargazo que sigue llegando a las playas de Quintana Roo provocando una afectación a la ya de por sí lastimada industria sin chimeneas debido a la emergencia del Covid-19.

En un breve recuento sobre los contratos que se les entregó a diversas empresas el año pasado para la limpieza y retiro del sargazo en siete playas del Caribe Mexicano y la colocación de barreras de contención y desvío de la macroalga en el mar, el gobierno de Quintana Roo informó que gastó poco más de 322.5 millones de pesos, provenientes de recursos federales, estatales y municipales.

De acuerdo con la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente del Estado (SEMA), la administración del gobernador, Carlos Joaquín González, recibió en junio del año pasado 62 millones 573 mil 044.80 pesos provenientes del Fondo Nacional de Desastres (Fonden) para la limpieza y retiro de sargazo en las playas de Tulum, Playa del Carmen, Othón P. Blanco (Mahahual), Cancún, Puerto Morelos, Isla Mujeres y Cozumel.

Se adjudicaron los trabajos a siete empresas del 26 de junio al 18 de julio. Las compañías enlistadas en esa etapa son: Consorcio Constructor Ambiental, Grupo Rambri, Materiales y Construcciones Modernas M.C., Grupo Otermo S.A. de C.V., Protección Ambiental Contenedores y Más, Desarrollos y Construcciones de Quintana Roo y P.F. Georgina Guadalupe López Tum.

A estos primeros 62 millones de pesos se sumaron los 19 millones 973 mil 94 pesos aportados por el gobierno estatal para reforzar del cuatro de agosto al 2 de septiembre los trabajos en playas de los cuatro municipios más afectados: Tulum, Othón P. Blanco, Cancún y Puerto Morelos.

El dinero se pagó a Consorcio Constructor Ambiental, Materiales y Construcciones Modernas, TDA Ingeniería y Proyectos y Protección Ambiental Contenedores y Más. La cantidad era insuficiente, por lo cual se gestionaba ante el gobierno federal. La obtención de mayores recursos para hacer frente al fenómeno ante la magnitud del recale de sargazo y el pronóstico de que aumentaría su volumen, según lo declarado el 29 de julio por el titular de la Coordinación Estatal de Protección Civil (Coeproc), Adrián Martínez Orte.

LAURA BERISTAIN DECLARÓ DESIERTA LA LICITACIÓN

Por otra parte, en los casi dos años de la llegada del gobierno de la 4T en el municipio de Solidaridad que encabeza la alcaldesa morenista Laura Beristain, se han adjudicado dos contratos para rentar maquinaria, instalar barreras anti-sargazo y limpiar playas de la alga por un  monto total de 82 millones de pesos.

En 2019, la empresa “ganadoras” para la colocación de barreras de retención, contención y redirección de sargazo y la limpieza de dos mil 500 metros lineales de la línea de playa, fue la Comercializadora Chaktumen de Quintana Roo, S. de R.L. de C.V., por la cantidad 39.58 millones de pesos.

En su momento, empresarios en Solidaridad (Playa del Carmen) reclamaron que el Ayuntamiento que encabeza Laura Beristain Navarrete, de Morena, declaró desierta la licitación para la atención en la limpieza de sargazo en dos ocasiones, para asignarle de manera directa el contrato a la empresa “Sargazo Solutions o Grupo Dakatso”, por un monto cercano a los 40 millones de pesos a cambio del 35% de “diezmo”.

Empresarios de ese destino turístico, que solicitaron anonimato para evitar ser sacados de las licitaciones, que se mencionan están amañadas, denunciaron que Juan Carlos Beristain, hermano de la alcaldesa, en contubernio con Marco Loeza, director de Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) en Solidaridad, pretenden otorgar a la empresa “Sargazo Solutions o grupo Dakatso”, un contrato arriba de 40 millones de pesos a cambio del 35% de llamado “diezmo”.

A principios de 2020, el gobierno de Laura Beristain Navarrete le entregó dos contratos a la empresa Manufacturas Industriales DP, SA de CV. El primero fue por $24,360,000.00 (Veinticuatro millones trecientos sesenta mil pesos 0/100 MN) para la renta por 10 meses de dos barcazas recolectoras de sargazo y dos barcazas transportadoras de sargazo.

El segundo contrato que Beristain Navarrete le otorgó a la empresa Manufacturas Industriales DP, SA de CV. fue por $18,444,000.00 (Diez y ocho millones cuatrocientos cuarenta y cuatro mil pesos 0/100 MN) por el servicio integral de 2.5 kilómetros de barrera de contención y redireccionamiento de sargazo.

Lo cierto es que cada día llegan grandes cantidades de sargazo a las costas de los principales destinos turísticos de Quintana Roo, y a la fecha provocan consecuencias turísticas, económicas, ecológicas, y ambientales. Este hecho pone en evidencia que el gasto de más de 600 millones de pesos ha sido un rotundo fracaso.

PALABRAS A CONVENIENCIA

A pesar de que hace unos meses el gobierno de Quintana Roo emitió una declaratoria de emergencia por la incomensurable llegada de sargazo a playas del Caribe, el presidente López Obrador aseguró que no se está ante un problema grave, al mismo tiempo dio a conocer las acciones de gobierno para contener al alga y para las que se destinarán 52 millones de pesos.

Lo dicho en ese entonces por el Presidente fueron palabras a conveniencia, porque hasta hoy día se han recolectado 433,066 toneladas de sargazo y sólo en el mes de mayo pasado fueron 2,674 toneladas.

Cozumel, Tulum, Solidaridad, Mahahual, Puerto Morelos, y otros puertos de importancia ya comenzaron a sufrir los efectos.

Sin turismo, con pandemia y mentiras se concreta la nueva “modalidad” de un proyecto señalado al vapor por el jefe del Ejecutivo federal que no funciona y se está viviendo de nuevo.

EL ANTECEDENTE

La «Operación Sargazo 2019» comenzó con la construcción de cuatro embarcaciones, de nombre ‘sargaceras’ que tuvieron equipo para recolectar el sargazo antes de que lleguen a playas.

Para ellas se destinaron 30 millones de pesos, 24 de Hacienda y seis más de la Secretaria de Turismo.

El asunto estuvo en que las embarcaciones iban a ser hechas en México, con tecnología propia.

López Obrador asegurO, en ese entonces, que su precio en el mercado es de cerca de 15 millones de pesos, pero la Marina podría hacerlas por entre seis y ocho millones.

La primera estaría tardaría un par de meses, aseguró el secretario de Marina, Rafael Ojeda.

Una nueva se integraría a la flotilla cada mes. El objetivo era primero contar con las cuatro para las que ya se tenía presupuesto, pero se espera tener en total entre 10 y 12 sargaceras hechas por Marina.

Además de las cuatro iniciales sargaceras se compraría una barredora para lo cual se tienen estimados 5.5 millones de pesos. También se compraron barreras de retención por un monto de 14.5 millones y se adquirió material y equipo como botas y guantes para lo que se tiene presupuestado un millón de pesos.

La Secretaría de Turismo dio un millón más para instalar escaterómetros, que ayudarán a detectar con antelación la llegada de sargazo a playas quintanarroenses.

«No tenemos un diagnóstico real sobre qué hacer con el sargazo»: Ojeda.

El titular de la Marina, Rafael Ojeda, en ese momento reconoció que el problema con el sargazo comenzaba a solucionarse con su recolección, pero hay que definir qué hacer con él después. Para ello, se conectó al Conacyt y a la UNAM, para que redoblen esfuerzos en investigación sobre el tema.

«Hay mucha investigación por todos lados, pero necesitamos comenzar a concentrarla», dijo Ojeda.

En la península, reconoció, hay tiraderos de sargazo que están contaminando suelo y aire. Dijo que se están analizando alternativas a los tiraderos, para lo que esperarán recomendaciones por parte de la comunidad académica.

En el mejor de los casos, llegar a una alternativa viable llevará un par de años.

«Vamos también a seguir apoyando con el asunto del sargazo. Yo no he hablado mucho de eso, porque no considero que sea como algunos sostienen, gravísimo. No, no, lo vamos a resolver. Ya le di instrucciones al Secretario de Marina y se van a construir hasta embarcaciones especiales para recoger el sargazo y terminar con ese problema».

LÓPEZ OBRADOR

«El problema del sargazo se ha magnificado para cuestionar al nuevo gobierno», aseguró el mismo AMLO en aquella conferencia.

Mientras tanto, la investigadora del Instituto de Ciencias del Mar y Liminología de la UNAM, Rosa Rodríguez, aseguró por la mañana a Aristegui Noticias no sólo que el asunto sí es uno de gravedad para los ecosistemas costeros, sino que el presidente podría estar siendo mal asesorado sobre el tema.

Artículos Relacionados

SALIÓ DE BELICE

Información

ESTANCADO EL CASO BORGE

Información

ABANDONADOS CASOS DE NARCO-JETS ASEGURADOS

Deja un Comentario