STAFF SOL QUINTANA ROO

Estados Unidos.- El huracán Sally tocó tierra en las costas de Alabama y el noroeste de Florida en la madrugada de este miércoles con vientos de categoría 2 y lluvias torrenciales. De acuerdo a los pronósticos del Centro Nacional de Huracanes, el ciclón tropical podría tardar en debilitarse. La poca velocidad a la que avanza Sally podría producir grandes inundaciones.

La tormenta presentaba vientos de 165 kilómetros por hora (kph) que podrían causar graves daños, según la escala de cinco niveles de Saffir-Simpson.

Sally constituye un riesgo “catastrófico y potencialmente letal” de inundaciones en vastas zonas de la costa centro-norte del Golfo, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH) en su informe de primera hora de la mañana.

Sus ráfagas y las lluvias que está provocando podían percibirse desde Mississippi hasta el Panhandle de Florida.

Previamente en la madrugada, los meteorólogos estadunidenses dijeron que el huracán podría descargar hasta 600 milímetros de lluvias en algunas áreas a medida que va avanzando hacia el interior.

Anuncios

Dejar respuesta