STAFF SOL QUINTANA ROO

Estados Unidos.- El huracán Sally dejó grandes daños en Estados Unidos. Tumbó árboles, inundó calles y casas y dejó sin electricidad a cientos de miles de hogares entre el martes y el miércoles, en Alabama y Florida.

Sally tocó tierra como huracán de categoría 2 en Gulf Shores, Alabama. Desde entonces se degradó a tormenta tropical. La tormenta se quedó detenida frente a las costas de Alabama y el noroeste de Florida, donde dejó lluvias copiosas.

Algunas zonas puntuales podrían recibir hasta 88 centímetros de lluvia. Se espera que el sistema se debilite a medida que avance sobre tierra firme y se convierta en una depresión tropical hoy jueves.

Anuncios

Dejar respuesta