Reportajes Especiales

SAN JUDITAS TADEO: EL SANTO MÁS VENERADO

*Uno de los 12 apóstoles, primo hermano de Jesucristo, llegó como “invitado” y se convirtió en Patrono. Santo Patrono de los “buenos” y los “malos”: ladrones y policías. Unos piden que los ayude a robar y otros a atraparlos, se celebra cada día 28, pero la Fiesta Grande es hoy, en octubre. Se le venera y se le teme por castigador si no se le cumple.

*Punto de encuentro de alcohólicos y adictos para “jurar”. Hasta los judiciales se lo han enchalecado.

Redacción/Sol Yucatán/Sol Quintana Roo/Sol Campeche /La opinión de México

PRIMERA DE 6 PARTES

Fe y fanatismo, devoción y comercio, rezos y blasfemias, bendiciones y mentadas, feligreses y mercaderes; mezcla sui géneris que desde la madrugada de cada día 28 de mes, se congrega para rendirle tributo al santo más venerado: San Judas Tadeo, en cuyo templo se reúnen miles y miles de fieles que acuden a venerar a “UNO DE LOS DOCE”, señala un lienzo de varios metros que cuelga de uno los muros del santuario, refiriéndose a Los 12 Apóstoles.

La cita donde se une la mayoría de los devotos de San Juditas, como le llaman coloquialmente, y a quien lo mismo veneran que respetan y temen (porque dicen que cuando se enoja, hay que tener cuidado), de manera extraña no es en el templo que le pertenece, donde realmente es el Santo Patrono, sino en la iglesia situada en Paseo de la Reforma e Hidalgo, colonia Guerrero.

En ese templo, los santos patrones eran dos mártires de los tiempos de la conquista: San Hipólito y San Casiano,  a quienes se les nombro guardianes y patronos de “La muy noble, insigne y leal Ciudad de México”.

Este recinto católico, que data de 1581, edificado sobre los cimientos de la antigua “Ermita de los Mártires”, se encuentra en la manzana que conforman las calles de Hidalgo, Héroes, San Fernando y Zarco, en pleno corazón de la Ciudad de México y cada día 28, es necesario acordonar el frente de la construcción con cercas metálicas, en una superficie mínima de 100 metros en derredor y cercar las inmediaciones, por lo que parte de Paseo de la Reforma, Hidalgo y otras avenidas, se ven seriamente afectadas en su circulación. 

Artículos Relacionados

EL ALCOHOL ACTIVÓ LA VIOLENCIA (SÉPTIMA Y ÚLTIMA PARTE)

Eduardo Arias

LOS NARCOSUBMARINOS, EL BOYANTE NEGOCIO DEL CRIMEN

Jaqueline De la Portilla

ERA UN CONTADOR YUCATECO

Eduardo Arias

Deja un Comentario