*En las próximas, Jorge Portilla Mánica presentará su renuncia al cargo de director de Ordenamiento Ambiental, Urbano y Cambio Climático de Tulum

*Investigaciones de la Fiscalía General de Justicia confirman que sí iban a ejecutar al funcionario

*El asesino del escolta primero fue a la oficina de Portilla Mánica y al no encontrarlo corrió al restaurante en busca de su objetivo

STAFF SOL QUINTANA ROO

Tulum.-En cuestión de horas, Jorge Portilla Mánica, presentará su renuncia al cargo de director de Ordenamiento Ambiental, Urbano y Cambio Climático de Tulum.

El motivo principal por el que dejará el cargo es porque la Fiscalía General de Justicia del Estado, confirmó que el sicario si iba por el tabasqueño y cuñado de Nicolás Mollinedo Bastar, mejor conocido como “Nico”, el ex chófer de Andrés Manuel López Obrador.

En las investigaciones de la Fiscalía General, se ve cómo el sicario que mató a Heber Hernández Rodríguez, escolta de Portilla Mánica, primero entró a las oficinas de Ordenamiento Ambiental, Urbano y Cambio Climático de Tulum pero al no encontrar a su objetivo fue al restaurante en donde encontró primero a el escolta y lo ejecutó y después fue contra los comensales en los que se encontraba uno de los asesores de Portilla Mánica en el interior del restaurante a quienes les disparó a quemarropa.

El asesino confundió a uno de los comensales a quien le disparó en la cabeza y al otro solo le dio un rozón en la cara. El asesor vio y escuchó lo que el sicario le dijo a las víctimas.

También se dijo que el pistolero huyó en un automóvil que abandonó calles adelante, en donde se cambió de ropa y regresó a la escena del crimen para tomar tomar fotos de su crimen.

Hasta allí, según se cuenta de manera extraoficial que el asesino pensaba que si había cumplido con su encargo pero minutos más tarde escuchó que Jorge Portilla había salvado su vida.

Trascendió que el intento de ejecución estaría relacionado con un pleito por algunos contratos de obras que le exigían otros funcionarios públicos a nivel estatal.

Sin embargo, la Fiscalía General del Estado no descarta otras líneas de investigación relacionadas con el narcotráfico, pues cómo se recordará a Portilla Mánica le fue asegurado por la Marina Armada de México un predio en donde se realizaban desembarques de droga así como una pista clandestina de aterrizaje.

Otra línea es la narcomanta en la que se le amenaza por la presunta protección a un grupo de taxistas y personajes de Tulum dedicados a la extorsión.

Otra de ellas, es por los señalamientos de despojo de tierras en Tulum, y presiones para arrebatarles los predios a un grupo de personas que poseen propiedades en la reserva cercana a ruinas.

También está la posible venganza de uno de sus socios por incumplimiento de los acuerdos en los bancos de materiales que proveerán a los trabajos del Tren Maya.

Además, al funcionario municipal se le atribuye una ola de supuestas extorsiones a transportistas y malos manejos en interior de la Secretaría de Infraestructura y Transporte (Sintra) de donde fue despedido por el mismo gobernador.

A Jorge Portilla Mánica le sobran enemigos, pues en donde lo ponen hace trabajos sucios para allegarse dinero de manera fácil y poco convencional.

Pero de dónde le viene la prepotencia al multimillonario extitular de la Secretaría de Infraestructura y Transporte del estado, Portilla Mánica. El se escuda en la innegable amistad que guarda con su paisano tabasqueño Andrés Manuel López Obrador.

A Portilla Mánica se le atribuye la idea para resolver la llegada del gobierno federal a Quintana Roo, como la propuesta para el “Monumento al Mestizaje” o “Escultura de la corrupción” para que fuera sede de la Secretaría de Turismo federal, y la donación de algunos terrenos para la instalación de estaciones del Tren Maya.

Lamentablemente estas propuestas sólo fueron engaños para dar el paso pues ni la Secretaría de Turismo Federal ha llegado a Chetumal ni ha aportado tierras para el tren maya. Por el contrario, se sabe que se incrustó con la organización sindical de Pedro Haces Barba, la CATEM para dotar de materiales pétreos a los trabajos del Tren Maya en una claro conflicto de intereses.

Sin embargo, la trayectoria de Jorge Portilla Mánica no goza del prestigio que quisiera. Por el contrario está plaga de señalamientos de corrupción como por ejemplo de su paso por Sintra que fue cuestionada por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), que observó un probable daño o perjuicio por 4.7 millones de pesos, por concepto de obra en un camino rural de la zona sur, que en la verificación física presentó varias fallas de calidad.

Según Auditoría 1266, documentada debidamente por Sol Quintana Roo, de la cuenta pública 2017, de determina que un probable daño o perjuicio o ambos a la Hacienda Pública Federal por un monto de 4.7 millones de pesos por conceptos de obra pagada en el cadenamiento del 0+000 al 0+900 de los cuales no se demostró su ejecución y que, en la visita de inspección física realizada por la ASF en conjunto con el personal de la SINTRA del 18 al 22 de junio de 2018, se observó que la carpeta asfáltica y la base hidráulica se encuentran dañadas, y se encontraron fisuras longitudinales y transversales en dicha carpeta provocados por el deslizamiento de los hombros del camino, debido a que éstos no se ejecutaron por haberse cancelado los trabajos de drenaje correspondiente.

Además, se dijo que con la revisión del contrato de obra pública a precios unitarios y tiempo determinado núm. CEE-OP-032/17, cuyo objetivo consistió en la modernización del camino rural ECE/Reforma-Blanca Flor-Andrés, en el municipio de Bacalar, se verificó que en los conceptos núms. 7, “Construcción de terraplenes utilizando materiales procedentes de los bancos que elija el contratista… en el cuerpo del terraplén, compactado al 90.0%”; 8, “Construcción de terraplenes utilizando materiales procedentes de los bancos que elija el contratista… en la capa sub-rasante, compactado al 100.0%”; 17, “Sub-bases y bases, del banco que elija el contratista, incluyendo acarreos, P.U.O.T., base hidráulica compactada al 100.0%”; no se exigió a la contratista la realización de las pruebas de control de calidad que debieron practicarse con sujeción a las normas correspondientes y citadas en el catálogo de conceptos; además, para el concepto núm. 20, no se realizó la prueba Marshall para el diseño del concreto asfáltico, el tramo de prueba, las pruebas de calidad de la carpeta asfáltica ni la prueba de índice de perfil, en incumplimiento de las normas de construcción de la SCT; también se observó que la SINTRA autorizó para pago seis estimaciones sin contar con la documentación soporte respectiva, como son los números generadores correspondientes al proyecto, notas de bitácora, controles de calidad y pruebas de laboratorio y el reporte fotográfico; y omitió llevar la bitácora electrónica de obra, en la cual se registran los asuntos trascendentes que deriven de la ejecución de los trabajos.

En respuesta y como acción derivada de las reuniones de trabajo para la revisión de los resultados preliminares y de presentación de resultados finales y observaciones preliminares del 16 de julio y 10 de agosto de 2018, formalizadas con las actas núms. 003/CP2017 y 004/CP2017, la entidad fiscalizada, mediante los oficios núms. SEFIPLAN/TGE/OEARF/0899/VII/208, SEFIPLAN/TGE/OEARF/0900/VIII/2018 y SEFIPLAN/TGE/OEARF/0986/VIII/2018 del 31 de julio, 1 y 27 de agosto de 2018, proporcionó la documentación con la que se solicitó, tanto el alta como la baja en nómina del supervisor encargado de los trabajos del contrato núm. CEE-OP-032/17 y copia del oficio núm. SINTRA/DS/DGAPOP/DEUA/001012/2018 del 21 de agosto de 2018 mediante el cual, el Secretario de Infraestructura y Transportes instruyó a la Subsecretaría de Infraestructura para que en lo subsecuente implemente los mecanismos de control y de capacitación necesarios con el personal que supervisa las obras, para que se integre la documentación en tiempo y forma al expediente unitario y se apegue de manera irrestricta a la normatividad aplicable para la elaboración de las bitácoras electrónicas.
Una vez analizada la información proporcionada, se determinó que la observación persiste, en razón de que, no obstante que la entidad fiscalizada proporcionó diversa documentación referente a la baja en nómina del supervisor encargado del contrato de obra pública a precios unitarios y tiempo determinado núm. CEE-OP-032/17, que proporcionó los generadores y reportes fotográficos de las estimaciones y que acreditó haber emitido las instrucciones para que se implementen los mecanismos de control y de capacitación necesarios con el personal que supervisa las obras, para que se integre la documentación en tiempo y forma al expediente unitario y se apeguen de manera irrestricta a la normatividad aplicable para la elaboración de las bitácoras electrónicas, se refuerza el hecho de que no efectuaron las pruebas de control de calidad establecidas en la normativa correspondiente y citada en el catálogo de conceptos y se omitió el uso de la bitácora electrónica.

Otros de los señalamientos contra el director de Planeación de Tulum lo hicieron los conductores del Sindicato de Taxistas “Tiburones del Caribe” de Tulum, Estos acusaron de corrupción a Jorge Portilla Mánica, ex titular de la Secretaría de Infraestructura y Transporte, y a Carlos Caballero Pantoja, quien se desempeña como tesorero del gremio, al advertir que obtuvieron alrededor de 100 concesiones de taxi a través de prestanombres, restándoles el derecho a quienes lo necesitan.

Aquel entonces, los manifestantes exigieron al Gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, cumplir su palabra para que no se otorguen más permisos a los socios y recomendados del grupo, sino para operadores que han esperado y trabajado por años.

Sin embargo, a la fecha Jorge Portila Mánica sigue gozando de la impunidad y de su inmensa fortuna. Tan solo a juzgar por su declaración patrimonial Jorge Alberto Portilla Mánica reporta ingresos anuales por 670,000 pesos, de los que 420,000 corresponden remuneraciones por cargos públicos y el resto a actividades empresariales o industriales. Además, reporta que su cónyuge tiene una percepción anual de 1 millón 400,000 pesos.
Sobre sus inmuebles, el funcionario municipal reporta la posesión de 25 bienes entre los que están 20 terrenos, 3 edificios, una bodega y un local comercial, que en su mayoría fueron adquiridos de contado entre 1987 y 2006.
En la declaración, además se da cuenta de que su esposa tiene 19 bienes inmuebles, entre terrenos, casas y edificios, así como 16 cuentas bancarias o de inversión.

Como parte de su declaración de conflicto de interés, Portilla reporta que es accionistas —con porcentajes que van del 10 al 90%— en 12 empresas del sector inmobiliario, de materiales y turístico.

En lo referente a su participación en instituciones públicas o privadas señala que es socio fundador de la Asociación de Propietarios de la Riviera Maya; socio de la Unión de Transportistas del Cambio Untrac; miembro concesionario del Sindicato de Taxistas Tiburones del Caribe de Tulum; y socio fundador de la Asociación de Pioneros de Tulum.

A estas denuncias se le suman el asesinato de su escolta, pero más allá de ellos están los motivos que llevaron al crimen, por ello debe renunciar al cargo que ostenta en el municipio de Tulum, y permita que la Fiscalía General del Estado realice las investigaciones y llame a declarar a Portilla Manica.

Anuncios

Dejar respuesta