Funcionarios Públicos Portada

SIN IDENTIDAD

*María Cristina Torres Gómez muta de partido y compra en lo obscurito a los líderes del Movimiento de Regeneración Nacional para buscar la candidatura a la presidencia municipal de Solidaridad 

*La actual diputada local no sólo no ha brillado en la XVI Legislatura, sino que además ha estado infligiendo la ley y ha sido una de los diversos políticos que han falseado en su declaración patrimonial 

*Durante su administración como presidenta municipal de Solidaridad pagó 2 millones 320 mil a la empresa Yum Tzil Mejah S.A. de C.V., por tortillas para que se alimenten los custodios de la cárcel municipal 

Redacción/Sol Quintana Roo 

Playa del Carmen.- No importa el color que se vista. No importa a quien representes, políticamente; así como menos importan los ciudadanos. El compromiso de quiénes aspirar a un puesto popular es sencillo: Ganar, a como dé lugar, llegar al objetivo y tomar por asalto el sitio. 

Ese es el verdadero pensar de María Cristina Torres Gómez, la diputada que dejó al Partido Acción Nacional (PAN) para enfilarse en el grueso del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) para “pelear” la candidatura a la presidencia municipal de Solidaridad con la actual Edil, Laura Beristain Navarrete. 

El paso de la diputada local hacia Morena fue la gota que derramó el vaso y se destapó la cloaca interna del partido que hoy se está convirtiendo en el nuevo PRI y PAN: Es decir, la misma gata, solamente que en esta ocasión disfrazada con otro traje. Es decir, Cristina Torres se ha convertido en un político sin identidad propia. 

Sin embargo, debemos de analizar y ver la realidad, que en Morena llega quien tiene el poder económico para comprar su ingreso a sus filas y el dinero suficiente para pagar una candidatura, sobre el pensamiento o idiosincrasia de los verdaderos afiliados. 

¿QUIÉN ES CRISTINA? 

Para comenzar tenemos que tomar en cuenta que Cristina Torres fue directora jurídica de la coordinación del Ejecutivo del Gobierno de Quintana Roo de 2014 a 2015 y posteriormente se desempeñó como abogada en PAMAR, en el DIF de Quintana Roo de 2015 a 2016. 

Fue una de las personas allegadas y que tuvo trato directo con el ex gobernador Roberto Borge Angulo y con su ex pareja y presidenta del DIF Estatal, Mariana Zorrilla Erales. 

Fue por esas “migas” que obtuvo la candidatura a la presidencia municipal del municipio de Solidaridad y al finalizar su mandato se reincorporó como titular de la Notaría Pública No. 60, el 17 de octubre de 2018. 

Actualmente es diputada, presidenta de la Comisión de Planeación y Desarrollo Económico de la XVI Legislatura, donde no ha brillado, pese a que ha intentado demostrar hegemonía política y liderazgo. 

Cristina Torres fue una de las decenas de funcionarios que han falseado por completo su declaración patrimonial y sus cuentas bancarias no coinciden con el dinero que ha obtenido como representante popular. 

MIENTE A LA LEY Y AL PUEBLO 

La diputada local, durante su paso por diferentes puestos políticos y de elección popular, ha logrado obtener diversos bienes inmuebles entre propiedades de casa habitación, como vehículos que suman alrededor de 10 millones de pesos. 

La Auditoría Superior encontró inconsistencias en las cuentas públicas, correspondientes al año fiscal 2018, debido a que no justificó 754 mil 580 pesos de su ejercicio fiscal 2018. 

Eso, sin tomar en cuenta que benefició con contratos millonarios a la empresa Con Dinero Baila el Perro S.A. de C.V., propiedad de Idania García Aguayo, a quien le pagó más de 9.5 millones de pesos por cartelera artística para los eventos y festejos tradicionales de la Comuna. 

Asimismo, como presidenta municipal de Solidaridad pagó más de 895 mil pesos por una presentación de Tatiana, a pesar de que la tarifa de la artista, en ese entonces, oscilaba entre 300 y 500 mil pesos por espectáculo. 

De igual manera, para el 25 aniversario de Playa del Carmen, su administración contrató los servicios de Margarita (La Diosa de la Cumbia), quien cobraba entre 550 y 800 mil pesos por presentación; sin embargo, embargó se le facturó la cantidad de 1 millón y medio de pesos. 

DERROCHE INUSUAL 

Durante su administración, Cristina Torres no hizo nada más que cuidar los negocios y personajes que, posiblemente, colaboraron con ella para obtener la silla presidencial de Solidaridad, por esa razón que durante toda su gestión hizo gastos millonarios e inusuales. 

Pagó 240 millones de pesos en cursos de capacitación; así como contrató al abogado Abel García Hernández como asesor externo a su servicio, durante los meses de noviembre y diciembre de 2016, a quien le pagó tres veces más de lo que ganaba el director del Jurídico del municipio. 

De igual forma, pagó 2 millones 320 mil a la empresa Yum Tzil Mejah S.A. de C.V., mejor conocida como Tortillería “Kiwaa” y a la persona física de Jaime Valencia García. 

De acuerdo con el contrato de adquisiciones HAS/OM/DQ/004/2018 la administración de Cristina Torres contrató los servicios de Jaime Valencia García para compra de tortillas para consumo de los custodios e internos del Centro de Retención Municipal. 

Por la obra “rehabilitación” de la Unidad Deportiva de Puerto Aventuras a la sociedad denominada “Diseños Estructurales y Construcción Manríquez S.A. de C.V., pagó 4 millones 951 mil 025.01 pesos. 

Sin embargo, pagó 12 millones de pesos durante el período del 1 de enero al 29 de septiembre de 2018 a la empresa “El Maraha de la Riviera Maya S.A. de C.V., la cual se comprometía a proporcionar insumos al municipio para la preparación de alimentos para los custodios e internos del centro de retención municipal. 

La priista, vestida de azul en ese entonces y ahora de marrón, Cristina Torres fue síndico en la administración de Filiberto Martínez (2011-2013) durante el desvío de recursos por monto de 386 millones de pesos. Se le investigó por el desvío de 300 millones de pesos y la detección de 80 empresas fantasmas. 

DADIVOSA 

Por otra parte, quien hoy quiere volver a dirigir el rumbo de la nueva Joya de la Corona de Quintana Roo, Solidaridad, le condonó a Rodolfo Rosas Moyá, principal accionista de la empresa comercializadora RONAC S.A de C.V., un adeudo de 35 millones de pesos por la omisión de pagos de impuesto predial y licencias de funcionamiento acumuladas desde 2003 en la Cruz de los Servicios. 

A Cangoo Construcciones e Instalaciones S. de R.L. de C.V.”, empresa que fue creada para ser proveedora del ayuntamiento, le pagó más de 40 millones de pesos con consta en los documentos en poder de Sol Quintana Roo. 

En los tres primeros meses de su gobierno -octubre, noviembre y diciembre del 2016- se facturó142 mil 538.40 pesos; en el 2017, se facturaron compras superiores a los 20 millones 155 mil 508. 73 pesos; y en el 2018, compras superiores a los 20 millones de pesos. 16 empresas más, presuntamente “fantasmas”, facturaron un total de 144 millones 724 mil 530.32 pesos, durante su administración. 

Las empresas señaladas son: Capacitación Fema S.A. de C.V., con domicilio en 11ª Poniente Norte, 131, colonia Centro, entre Av. Central y 1ª Norte, Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; Estructuras Internas de Negocios Sustentables S.A. de C.V., en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; Vigilancia y Limpieza Ward Clean S. de R.L. de C.V., Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; ARS Corporativo Empresarial, S.A. de C.V., con dirección en Av. Kabah, manzana 1 lote 2, local 40, Supermanzana 36, en Cancún; Comercial Byservi S.A. de C.V., en Cancún; Forasu Empresa del Futuro S. de R.L. de C.V., en Cancún; Paz Península Asesores y Servicios S. de R.L. de C.V., instalada en Cancún. 

¿QUÉ SE ESPERA? 

Con las antecedentes que se tiene de los posibles candidatos, no hay a quien irle. Por un lado, Cristina ya hasta dio a conocer que la tiene ganada, debido a que las encuestas la ponen en los cuernos de la luna. 

Laura Beristian, por su parte dice que es la ungida y Patricia Palma, que no le teme a ninguna, porque sabe que saldrá vencedora. Lo real es, que ninguna de las tres está comprometida con el municipio, sino que siquiera han llegado a la silla municipal y ya hasta repartieron obra pública, dádivas y hasta apoyos generales. Eso es lo que nos espera. Un pueblo con menos oportunidades y más pobres. 

Aquí el posible pacto de “amigas”: Laura Esther Beristáin Navarrete, presidenta municipal de Solidaridad, continúa “deshojando la margarita” y está más preocupada por saber cómo está José Mauricio Góngora Escalante, que encarar a su antecesora María Cristina Torres Gómez, quien al igual que el priista se dedicó a robarse el dinero de las arcas municipales. 

Ejemplo claro lo dijimos líneas arriba y replicamos: La adquisición de tortillas para el consumo de los custodios e internos del Centro de Retención Municipal para lo cual pagó 2 millones 320 mil a la empresa Yum Tzil Mejah S.A. de C.V., mejor conocida como Tortillería “Kiwaa” y a la persona física de Jaime Valencia García. 

Cada una de ellas recibió un contrato por nueve meses, mismo que firmó María Cristina Torres Gómez en su calidad de presidenta municipal, con lo que se cerró el estrafalario contrato de la fécula de maíz. 

De acuerdo con el contrato HAS/OM/ADQ/LRP/004/2018, quien será diputada plurinominal en la XVI Legislatura del Congreso del estado de Quintana Roo, la contratación fue por 900 mil pesos, monto que no coincide en lo absoluto con las cifras que fueron plasmadas en el portal de Transparencia. 

Hoy decenas de panistas señalan a Cristina Torres como una verdadera traidora, una política que se vendió al mejor postor, incluso, la comparan con Marybel Villegas, quien ha estado en casi todos los partidos y ha vendido y protegido a sus maestros, como es el caso de Félix González y Roberto Borge Angulo, respectivamente.

Artículos Relacionados

TSJ, NADA QUE INFORMAR

Daniel Tuz

“EL MENCHO”, AMO DEL HUACHICOL

Arceus

DIPUTADOS SAQUEADORES

Jaqueline De la Portilla

Deja un Comentario