SIN LÍNEA

*El “austero” gabinete de la transformación de cuarta

*¿Robo de cuotas en el SUTGCDMX? Insólito ¿no?

José Sánchez López/Sol Quintana Roo

“NO puede haber gobierno rico con pueblo pobre”, es una más de las arengas del inquilino de Palacio, ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR, con las que logrado marear al pueblo bueno y sabio, no importa que sus parientes, cercanos y lejanos, amigos y protegidos, den muestra a diario de que la austeridad republicana no es para ellos y menos aún para los que conforman su gabinete.

Conforme a DeclaraNet.com, donde todos los funcionarios federales deben publicar sus bienes, estudios y posibles conflictos de interés, varios de los hombres del presidente LÓPEZ OBRADOR son amantes de invertir sus fortunas en coleccionar armas, joyas, vehículos, casas, bibliotecas y obras de arte.

Uno de los que encabeza la lisa de Declaranet, de los principales allegados al presidente LÓPEZ, es el secretario de Relaciones Exteriores, MARCELO EBRARD CASAUBÓN, que en su declaración de 2020, registró la posesión de joyas y obras de arte.

Las joyas, que asegura no haber comprado sino que le fueron heredadas, cuestan 2 millones 800 mil pesos.

¿Y las obras de arte cuánto?

El ex titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y futuro gobernador del Banco de México, ARTURO HERRERA GUTIÉRREZ, es un coleccionista de pinturas. Su colección, según el portal, tiene un valor de 600 mil pesos.

LUIS ANTONIO RAMÍREZ PINEDA, director del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE, declara que es propietario de diversas obras de arte que cuestan desde 2 mil pesos hasta 20 mil pesos, pero no dice cuántas.

El secretario de la Defensa Nacional, LUIS CRECENCIO SANDOVAL GONZÁLEZ, declaró el pasado 14 de mayo, tener una colección de armas por un valor de 138 mil pesos, varios autos y una camioneta de la marca GMC.

Doña DELFINA GÇOMEZ ÁLVAREZ, (acusada de extorsionar a empleados cuando era edil de Texcoco), actual titular de la Secretaría de Educación Pública y futura gobernante del Estado de México, por obra y gracia del “Señor de Macuspana”, si no disponen otra cosa sus

correligionarios, dice ser dueña sólo de un “tsurito”, modelo 97, de 75 mil 500 pesos, aunque también de algunas joyitas con un valor de 185 mil 564 pesos.

Otro rollo es el cuestionado y polémico MANUEL BARTLETT DÍAZ, director de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que se compró una biblioteca en 2018, con un valor de 800 mil pesos.

En 2019, la periodista ARELI QUINTERO informó que la fortuna de BARTLETT era 16 veces más grande de los 51 millones de pesos e ingresos anuales por 11 millones que declaró, es decir que sus ahorritos superaban, hasta ese momento, los 816 millones de pesos.

Según su declaración patrimonial, es dueño de dos edificios, tres locales, dos comprados y uno heredado y dos terrenos en Tacubaya.

Trabajos de investigación periodística de ARELI, demostraron que el funcionario de marras tiene más bienes no registrados a su nombre.

Señala que a partir del 2001, comenzó a poner sus inmuebles a nombre de familiares. Desde esa fecha JULIA ELENA ABDALA LEMUS, que tiene más de 20 años de ser pareja de MANUEL, pero que éste no admite como esposa, comenzó a aparecer con registros de varias propiedades, lo mismo que los hijos que cada uno tuvo con matrimonios anteriores.

Esa es la austeridad de algunos de los pocos funcionarios, que han sido detectados, del gabinete del presidente LÓPEZ, aunque hay otros más, ensabanados, que para nada salen del clóset y dan a conocer sus fortunas, que desde luego no corresponden a sus emolumentos.

MAXIMILIANO GARCÍA ORTEGA, que encabeza el Movimiento de Regeneración Sindical, grupo disidente del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad de México (SUTGCDMX), advirtió que ya no es posible la reelección de los dirigentes de las 40 secciones que integran el sindicato único y que llevan en el cargo más de 12 años.

Dijo que la actual dirigencia quiere eternizarse en el poder, a costa delo que sea, para continuar con sus actos de corrupción y seguir robando las cuotas de los agremiados.

Esa situación debe cambiar y eso sólo será posible con una elección democrática, y si no la hay habrá una huelga de hambre ante las embajadas de Estados Unidos y Canadá, para solicitar la intervención del panel laboral contemplado en el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, puntualizó MAX.

Será interesante saber qué cauce tomará la próxima contienda en el sindicato del gobierno capitalino.

Si se dan elecciones limpias ¿se acabarán cotos sindicales? Y de no ser así ¿hasta dónde llegará MAX y sus seguidores, para, según él, terminar con más de una década de corrupción.

Veremos.

¿Algún miembro de la Pobreza Franciscana que quiera cambiar su estatus al de la Austeridad Republicana del gabinetazo de la 4-T?***AU REVOIR. joebotlle@gmail.com

Botón volver arriba
A %d blogueros les gusta esto: