Hoy Escribe

SOSPECHAN DE ALINEAMIENTO DE EJÉRCITO CON LOS “CHAPITOS”

* Videos subidos en redes sociales así lo hacen suponer

* Esto aumenta la desconfianza en el actual gobierno de López Obrador en materia de seguridad

Leonardo Juárez R./ Staff Sol Quintana Roo/Sol Yucatán/La Opinión De México

Mucho se ha hablado de la penetración de los cárteles en las fuerzas armadas, en particular del Ejército mexicano, aún queda fresca la desaparición de una región militar en Sinaloa, debido a que el capo bisexenal Archivaldo Joaquín Guzmán Loera “El Chapo”, había logrado obtener el apoyo de la milicia con fuertes cantidades de dinero.

Las hipótesis siguen manteniéndose en torno a estos suceso, en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa incluso se decía que no había mucha confianza en la Sedena, que por eso se le daba “juego” a la Secretaría de Marina-Armada de México en las operaciones contra el narcotráfico, debido a que los efectivos navales eran menos susceptibles de ser corrompidos por los tentáculos de los barones de las drogas.

Incluso entre líneas se maneja una relación ríspida entre la Marina y la Defensa Nacional debido a esa situación, por la desconfianza que había a los elementos castrenses en la lucha frontal contra el narcotráfico en el país, y si se da una hojeada en los medios de aquella etapa, la Semar se llevaba los honores, relegando casi en el olvido a la Sedena, y eso no tenía muy contentos a los mandos de la Defensa Nacional.

Aparece video donde gente de “Los Chapitos” se reúne con milicia

En las redes sociales comenzó a difundirse recientemente una grabación donde aparecen supuestos integrantes del otrora organización delictiva más poderosa del país, el Cártel de Sinaloa, en una supuesta reunión con efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en esa entidad.

En el video aparece gente de los hijos del capo de las drogas procesado en Estados Unidos Joaquín Guzmán, en la capilla de la Santa Muerte ubicada sobre la carretera que conecta a los municipios de Culiacán e Imala con soldados.

La grabación capta a gente ataviada con ropa táctica propia de las fuerzas armadas durante su horario de servicio, los miembros del crimen organizado son parte de la agrupación “Los Ninis” que apoyan a Iván Archivaldo Guzmán Salazar (a) “El Chapito”, Jesús Alfredo Guzmán Salazar (a) “El Alfredillo” y Ovidio Guzmán López (a) “El Ratón o Nuevo Ratón” mejor conocidos como  los “Chapitos”, hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán.

En junio pasado en otra grabación similar se mostraron en redes sociales mientras hacían rondines a bordo de camionetas en el municipio de Puerto Lobos en Sonora.

La ciudadanía ante estos sucesos cuestiona las acciones que se emprenden contra la delincuencia organizada, sobre todo las manifestaciones del presidente López Obrador con su tan cacareado cambio, de cero tolerancia a los actos de corrupción, abusos de poder, y otras transformaciones que tienen al país en caída libre al abismo, la pregunta general es del por qué no se dan cuenta de la presencia de los criminales si se pasean a plena luz del día con total impunidad, dónde está la promesa del cambio y de erradicar los viejos vicios de sexenios pasados, a los cuales el titular del Ejecutivo federal culpa de todo.

Los decepcionados ciudadanos refieren que los criminales se dan el lujo de hacer sus rondines en varios convoyes, en camionetas en ocasiones blindadas de manera artesanal, fuertemente armados y con ropa táctica, y la autoridad sin hacer nada.

La escena fue captada en un lugar que se localiza a solo unas millas de camino del municipio de Caborca en donde horas antes, sicarios del crimen organizado se enfrentaron por casi un día, lo que dejó como saldo de una gasolinera, casas y varios automóviles incendiados.

En otros video hasta saludan a los sicarios del CDS

En el mes de octubre de 2019 en medio del escándalo por la liberación de parte de las fuerzas federales de Ovidio Guzmán, tras un operativo fallido de la Guardia Nacional dependiente de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) a cargo de Alfonso Durazo Montaño, quien aspira a ser candidato de Morena a la gubernatura de su estado natal Sonora, apareció en la red virtual otro video donde se evidencia a las fuerzas armadas. 

La videofilmación refiere el momento en que “los mensajeros de la muerte” del Cártel de Sinaloa retienen a efectivos militares en Culiacán tras la supuesta detención de Ovidio Guzmán. Luego de que se decidiera terminar con el operativo, los dejan ir, incluso hasta los saludan.

En una conferencia el gabinetazo de Seguridad de la IV T fue duramente cuestionado por esa imagen del saludo, a lo que el general Luis Cresencio Sandoval, secretario de Defensa Nacional, contra su pesar aceptó que el grupo de militares «improvisó». 

Sandoval explicó que los sicarios montaron un retén y detuvieron al convoy que cuidada a un vehículo con combustible, y que ante esto se investigarían las razones por las que se saludaron a los gatilleros, asunto del que ya no se ha vuelto hablar ni por parte del presidente López Obrador, mucho menos del secretario de la Defensa Nacional.

En esa ocasión dijo “estas cisternas van acompañadas desde el comienzo del operativo. Una gran cantidad de gente armada retuvieron a un oficial, vehículos y las armas que llevaban».

Último sexenio panista donde quedó de manifiesto la sospecha

En el año de 2000 se difundió que cerca de tres años les llevó a los hermanos Beltrán Leyva corromper a una parte del Ejército y llegar hasta el corazón de la Sedena, luego de que el presidente Felipe Calderón declaró la “guerra” contra el narcotráfico en diciembre de 2006.

En esa ocasión se mencionó que Marcos Arturo Beltrán Leyva “El Botas Blancas, “El Barbas” o “El Jefe de Jefes”, quien fue acribillado en un lujoso departamento de Cuernavaca, tuvo de su lado a miembros del Grupo de Información Sensible (GIS) del Ejército mexicano para evadir a los propios militares, según consta en el expediente PGR /SIEDO /UEIDCS/ 166 /2009o.

Aunque los nombres de los integrantes del GIS  se mantienen en reserva por razones de seguridad, un policía municipal de Cuernavaca, Mario González Gaspar, rindió un testimonio que involucra al GIS en la protección de narcos.

González Gaspar “El Negro”, se encargaba de vigilar con un grupo de compañeros policías, las casas y departamentos en donde se encontrara “El Señor” –como denomina en su testimonio a Arturo Beltrán Leyva–, además de patrullar la ciudad para reportar cualquier movimiento extraño en los retenes militares o en la Policía Federal, por los servicios recibían 2 mil dólares mensuales de los narcos como salario por su labor.

Guzmán Loera supo manejar muy bien sus barajas para hacerse de los servicios de personal militar, principalmente en su escolta particular, así lo demuestra el caso de Carlos Manuel Hoo Ramírez (a) “El Cóndor”, fue su único hombre de confianza que le acompañó al momento de su recaptura.

Hoo Ramírez formó parte de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por tres años y tres meses, periodo en que logró adquirir rango, subió de soldado a cabo e ingresó al grupo élite 209 anfibio del grupo de fuerzas especiales con sede en Culiacán, Sinaloa.

Este sector conocido como Ganfes fue adiestrado para dominar las costas mexicanas y uso de armas especiales dentro de las aguas, de acuerdo a los expedientes de la Sedena Carlos Manuel Hoo nunca desertó del ejército solo pidió su baja del instituto armado, en su hoja de servicio se establece que obtuvo durante su estancia en la Sedena el rango de cabo de arma en el año de 1999, no participó ni en campañas ni en acciones militares. Sin premios ni bajas temporales del servicio únicamente hizo uso de sus periodos vacacionales que le correspondieron,

Nadie en la Sedena pensó que Hoo Ramírez se convertiría en uno de los hombres de confianza de Guzmán Loera, ambos fueron detenidos en Mazatlán, Sinaloa en el sexenio de Enrique Peña Nieto, el grupo especial de la milicia al que perteneció “El Cóndor” tuvo preparación en lugares inhóspitos como selvas, patrullaje y supervivencia, conocimientos básicos y avanzados marítimos, de fauna y flora en el ambiente. Así como de reconocimiento  y combate en áreas inhóspitas y climas extremos, bajo cualquier situación de terrenos.

Durante el juicio que se le siguió en la Corte Federal de Nueva York, el testigo de la fiscalía Alex Cifuentes ,manifestó que el Ejército mexicano paseó a Guzmán Loera en un helicóptero con la cabeza abajo, y después liberó por falta de pruebas, en 2012 durante unas entrevistas en las que él estuvo presente con el productor de cine que recopilaba información para su filme de biografía que pensaba dirigir, Guzmán Loera relató que la milicia lo detuvo en el estado de Nayarit, pese a ser sometido a torturas jamás le lograron sacar el lugar donde se encontraba una remesa de drogas.

En las investigaciones que se realizaron en contra del capo sinaloense, se estableció que la empresa criminal que lideraba se extendió gracias al manto protector del Ejército mexicano, de acuerdo al testimonio de Vicente Zambada Niebla hijo de “El Mayo”.

En esa ocasión “El Vicentillo” dijo que se reunió con un general de División de la Sedena supuestamente en un anexo complejo a la residencia oficial de Los Pinos en el sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de León, esto no compaginaba con la guerra al narcotráfico del presidente Felipe Calderón Hinojosa que hizo uso de las fuerzas armadas por la corrupción que había en las corporaciones policiacas de todos los niveles de gobierno, aunque de acuerdo a él la descomposición de mandos castrenses data de años antes.

Reveló que un mayor del Ejército mexicano le alertó de que su familia estaba en peligro y pudiera huir, y que otro general le vendió un aparato para intervenir llamadas telefónicas por 750 mil dólares.

Artículos Relacionados

SIN LÍNEA

Arceus

LOS CAPITALES

Arceus

Isegoría

Columnistas Invitados

Deja un Comentario