Portada

TURISMO A LA DERIVA

*Con la extinción del Consejo de Promoción Turística de México en junio del año pasado, el presidente López Obrador le dio el tiro de gracia a la propaganda y difusión de los principales atractivos del país, demostrando con ello su inopia sobre la contribución de la industria sin chimeneas al PIB nacional.

*Este año el presupuesto destinado a la Secretaría de Turismo tuvo una baja de más de tres mil millones de pesos en relación al monto asignado en 2019, situación que ha derivado –entre otros factores- en el abandono de programas de promoción que permitan posicionar a México como destino turístico a nivel mundial.

*Las críticas que recibió el portal VisitMéxico por las traducciones al inglés que causaron todo tipo de burlas en las redes sociales, no es más que resultado del desamparo en que la 4T mantiene a la industria integrada por hoteleros, restauranteros, agentes de viajes, aerolíneas y demás prestadores de servicios turísticos.

STAFF SOL QUINTANA ROO

Ciudad de México.- El presidente López Obrador le dio el tiro de gracia a la industria sin chimeneas cuando su partido (Morena) y aliados, aprobaron en el Senado de la República la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), medida que implicó el cierre de 23 oficinas en América Latina, Norteamérica, Europa y Asia, así como el despido de más de 200 empleados que laboraban en México y el extranjero.

A pesar de las severas críticas y el rechazo generalizado por parte de prestadores de servicios turísticos a la extinción del citado Consejo, los senadores del partido en el poder argumentaron que era “un barril sin fondo”, que “no ayudaba a los cinturones de la pobreza”, contrario a lo que opinaron los legisladores de oposición, quienes advirtieron del impacto negativo que tendrá en el sector turístico la anulación del citado organismo.

Los legisladores del partido en el poder nunca mencionaron que el extinto Consejo de Promoción Turística de México logró posicionar a nuestro país como una potencia turística con una derrama económica estimada de 22 mil 500 millones de dólares anuales.

Para paliar la falta de este organismo, la propuesta del gobierno de la Cuarta Transformación fue la creación del Consejo de Diplomacia Turística, integrado conjuntamente entre las secretarías de Turismo (Sectur) y de Relaciones Exteriores (SRE), pero que independientemente de los efectos de la pandemia en los flujos de turismo a nivel mundial, su labor ha sido bastante gris sin que haya una promoción real de los atractivos de México.

Pero los golpes del gobierno federal a la industria turística han sido propinados desde diferentes frentes, como lo demuestra la baja en el presupuesto asignado a la Secretaría de Turismo.

Este año, la dependencia tuvo un recorte de tres mil 751 millones 396 mil 662 pesos, al pasar de ocho mil 758 millones 888 mil 223 que ejerció durante 2019, a cinco mil 034 millones 491 mil 561 pesos que manejará este 2020.

Si bien en el 2019 la Sectur tuvo un incremento de 124 por ciento en su gasto en relación al ejercido durante el año anterior en que recibió tres mil 916 millones, el aumento se debió al impulso de los proyectos de inversión que representaron el 77 por ciento del total del presupuesto, con un monto de seis mil 769 millones de pesos.

Esta inversión estuvo a cargo del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), de los cuales cinco mil 820 millones de pesos se clasificaron como “Provisiones para trenes de pasajeros y carga”, rubro en el que se encuentra el Tren Maya, el proyecto turístico estrella de AMLO y que fue la principal razón de esta alza de recursos para la dependencia.

Otros proyectos de inversión considerados fueron el Centro Integralmente Planeado (CIP) de Nayarit y el de la Costa del Pacífico, en Sinaloa; además del mantenimiento a los CIPs existentes en el país y los estudios de preinversión del famoso Tren Maya.

El Consejo Nacional Empresarial Turístico y el Centro de Investigación y Competitividad Turística Anáhuac, señalaron que conforme a la más reciente actualización de las estimaciones de la Organización Mundial del Turismo, en el peor escenario, la contracción en el flujo turístico mundial provocado por la pandemia podría ser de hasta el 78 por ciento en el presente año.

Esto significaría una pérdida de más de mil millones de viajes internacionales, más de 1.2 billones de dólares y la puesta en riesgo de entre 100 y 120 millones de puestos de trabajo.

Para nuestro país, refieren ambos organismos, la reducción estimada en el consumo turístico para 2020 es de 1.6 billones de pesos. Esto es una contracción estimada en 49.3 por ciento con relación al año anterior.

Dicha cantidad es equivalente al 25 por ciento de todo el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2020, permitiría construir casi 11 Trenes Mayas y casi ocho refinerías Dos Bocas. En otras palabras, la hemorragia diaria del turismo ante la falta de visitantes es equivalente en este 2020 a 4.1 mil millones de pesos diarios.

Con ello, el Producto Interno Bruto (PIB) turístico se reduciría a una participación estimada en el PIB nacional de 4.9 por ciento, siendo que en 2018 la proporción fue del 8.7 puntos porcentuales.

De esta manera, la caída en el PIB turístico, por sí solo, traería como consecuencia una reducción de 3.7 puntos del PIB nacional en 2020. Es decir, en un entorno en que las estimaciones más optimistas de reducción del PIB nacional se encuentran en torno al 7.0 por ciento, la mayor parte de la contracción se explicaría por el derrumbe del sector turístico, aunque el más reciente pronóstico del Banco de México habla de una caída de 9.9 puntos del PIB.

Se estima una pérdida del 27 por ciento del empleo turístico, es decir, poco más de un millón de personas podrían perder su empleo derivado de la contingencia sanitaria.
De acuerdo con las estimaciones recogidas en el sector privado, la recuperación de ninguna manera se concretaría este año y podría alcanzar en el mes de diciembre un 55 por ciento en el mercado doméstico y 46 por ciento en el mercado internacional, sobre el nivel observado en 2019.

Dada la incertidumbre asociada al fenómeno, la carencia de una vacuna y la profundidad esperada de la recesión global, no se pueden descartar mayores afectaciones y la recuperación a niveles de 2019 se avizora para concretarse hacia 2022 o 2023.

Todo lo anterior apunta a la necesidad de que el sector turístico requiere de todos los apoyos posibles desde la política pública a fin de paliar, en la medida de lo posible, la pérdida de empleos y el cierre masivo de empresas, especialmente microempresas.

Es fundamental dar alivio a la falta de liquidez, al tiempo de que se deben impulsar los mecanismos para estimular la demanda en el corto plazo. Una situación extraordinaria como la que hoy vive la industria amerita intervenciones en la misma medida: extraordinarias.

En el fondo es posible identificar una gran paradoja y es que en la medida en que el turismo no reciba los suficientes apoyos, el impacto será mayúsculo no solo para la propia industria turística, sino para el conjunto de la sociedad mexicana, coincidieron el Consejo Nacional Empresarial Turístico y el Centro de Investigación y Competitividad Turística Anáhuac.

Cae 92.1 por ciento el turismo por vía aérea

Por su parte, el informe del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) del pasado 10 de agosto, refiere que el ingreso de turistas internacionales al país durante el mes de junio, registró una reducción del 74.8 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior.

De acuerdo con la Encuestas de Viajeros Internacionales (EVI), en el sexto mes del año ingresaron al país 981 mil 385 turistas extranjeros, cifra muy por debajo comparado con los tres millones 901 mil 649 registrados en el mismo mes del 2019.
Asimismo, el INEGI señaló que el ingreso de divisas por concepto de turistas internacionales alcanzó 175.2 millones de dólares, de los cuales el 84.4 por ciento se derivó de los turistas de internación y el 15.6 por ciento de los turistas fronterizos. Porcentajes que muestran un repunte frente a los 95.7 millones de dólares captados el mes anterior.

Sin embargo, los resultados siguen siendo negativos, ya que en comparación con el 2019, el ingreso de divisas cayó 90.3 por ciento.

El principal descenso se dio en los turistas llegados por vía aérea, ya que en 2020 se registraron 135 mil 230, es decir 92.1 por ciento menos que en 2019 donde se contabilizaron un millón 706 mil 927 viajeros. El gasto medio por viajero fue de 95.39 dólares, cifra menor a los 253.72 dólares observados en junio de 2019.

Ante este escenario resulta urgente que la industria turística reciba todos los apoyos posibles de parte del gobierno federal, poniendo énfasis en la política de promoción de los principales atractivos del país a fin de aminorar la pérdida de fuentes de trabajo y el cierre de micro, pequeñas y medianas empresas.

Por ello carece de explicación alguna la negligencia en que incurrió la Secretaría de Turismo al abandonar el manejo del sitio VisitMéxico, plataforma digital con la que se pretende llegar a la meta de recibir a 55 millones de turistas internacionales y una derrama anual de 31 mil 600 millones de dólares para el 2024.

Tecnocen, la empresa denunciada ante la Fiscalía General de la República (FGR) por la Sectur por supuesta extorsión y control del dominio del portal VisitMéxico, rechazó ser responsable de los errores de traducción al inglés de ciudades del país que causaron todo tipo de burlas en las redes sociales.

La empresa aseguró que la Secretaría de Turismo es quien tiene el control del sitio y de los contenidos que se suben.

Tecnocen señaló que solo ofrecía el servicio de hospedaje de VisitMéxico, pero aclaró que la programación y los contenidos no formaban parte de su responsabilidad.

Tras exhibirse los errores de traducción de sitios que se promocionaban como Guerrero, Puerto Escondido o Playa del Carmen (Warrior, Heiden Port o Beach of the Carmen) en el portal de VisitMéxico, la Sectur presentó la denuncia en contra de Tecnocen y aseguró que el sitio web había sido “secuestrado” como parte de una campaña en contra de la dependencia.

Usuarios de redes sociales no perdonaron que VisitMéxico tradujera de manera literal sitios como los antes mencionados y otros como Torreón y la Riviera Maya. Además, el portal también tuvo el error de considerar a Tampico como la capital de Tamaulipas.

Las traducciones generaron mofas debido a que la plataforma es considerada como uno de los principales puntos de entrada para turistas, quienes a través de la información y reseñas compartidas, elaboran parte de su programa de vacaciones dentro del territorio nacional. La página se encuentra actualmente en un proceso de rediseño y su relanzamiento está programado para el 20 de agosto.

En este sentido, el Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET) señaló que la reputación de uno de los destinos turísticos más grandes del mundo, México, se dañó con el manejo de la página VisitMexico.

No se trata sólo de una página de internet más, sino que este sitio constituye el portal digital que desde años ha sido consultado por millones de viajeros, tanto nacionales como extranjeros, consideró el CNET.

“En un entorno de intensa competencia y ante la limitada inversión pública en la promoción turística de los destinos del país, lo ocurrido con esta importante herramienta es crítico y no puede ni debe repetirse, pues quienes viven de, para y por el turismo mexicano, no merecen que se cometan este tipo de errores que van en sentido contrario a la estrategia de captación de viajeros”, dijo el organismo.

Explicó que el sector turístico mexicano atraviesa por el momento más difícil en su historia. “La crisis derivada del manejo del Covid–19 ha puesto en riesgo alrededor de 500 mil empresas turísticas, en su mayoría micro, pequeñas y medianas. Por ello, hoy más que nunca se requiere de acciones y estrategias que abonen a una pronta recuperación de la industria turística que, hasta antes de la pandemia, aportaba cerca del 9 por ciento al Producto Interno Bruto nacional y generaba más de cuatro millones de empleos”.

Adicionalmente, agregó el CNET, no puede dejar de mencionarse que esta situación no solo compromete a la actividad turística, sino constituye un importante daño a la reputación del país en el mundo. “Es por ello que solicitamos, respetuosamente, además de proceder legalmente en contra de los responsables de la afectación de la principal vitrina turística del país, se trabaje de manera urgente en el resarcimiento de los daños”.

El CNET dijo estar convencido de que la promoción de los destinos turísticos mexicanos es un elemento fundamental para el desarrollo de la industria y, por ende, para impulsar el bienestar de las familias mexicanas.

El compromiso es trabajar en forma coordinada y con efectividad, para contribuir decididamente a superar la muy difícil situación que vive el turismo de México, sector estratégico de la economía.

Artículos Relacionados

PERIÓDICO SOL QUINTANA ROO, EDICIÓN 103

La Chubascos

GASTA EN PUBLICIDAD MÁS QUE EN COVID

Lesmy Aurelia González Velázquez

DOS AÑOS DEL ROBO AL SOL Y LA FGE NO VA AVANCE ALGUNO

La Chubascos

Deja un Comentario