Portada Puerto Morelos

USAN COMO BASURERO LA POLICÍA MUNICIPAL

*La presidenta municipal con licencia de Puerto Morelos, Laura Fernández Piña, dejó vacías las arcas municipales y sin camiones recolectores de basura 

*Los destartalados vehículos municipales entran al quite para recolectar la basura y la tiran en predios de la policía municipal de Puerto Morelos 

*El lugar se ha convertido en un foco de infección, donde llega todo tipo de desechos entre ellos los de enfermos con Covid-19 

Redacción/Sol Quintana Roo 

Puerto Morelos.- Los terrenos de la policía municipal de Puerto Morelos son utilizados como basureros a cielo abierto, luego de que la presidenta municipal de Puerto Morelos Laura Fernández Piña dejara las arcas de la comuna sin recursos ni camiones recolectores de basura. 

Apenas el año pasado, la alcaldesa metió camiones viejos y destartalados propiedad de su esposo Carlos Alberto Moyano, para desplazar a la empresa “Bios Servicios Ambientales y de la Salud S.A. de C.V.”, con quien firmó un contrato de más de 9 millones de pesos. 

Y si bien los camiones eran del marido de la hoy candidata de Morena a diputada federal, el encargado de administrar los vehículos recolectores de basura era Ramiro Díaz, este se hace de la vista gorda y da la cara para dar el servicio que ya cobró a la Comuna. 

Ante esa negligencia, tanto la presidenta municipal con licencia Laura Fernández Piña como la encargada del despacho Ana Luisa Betancourt Canul, autorizaron que se utilizaran como basureros temporales los predios de la policía municipal de Puerto Morelos, lo que se ha convertido en un foco de infección, donde llega todo tipo de desechos entre ellos los de enfermos con Covid-19. 

El problema de la basura en Puerto Morelos viene desde que inicio la presente administración de Laura Fernández Piña. Este conflicto se agravo cuando altos funcionarios de la empresa “Bios Servicios Ambientales y de la Salud S.A. de C.V.”, encargada del servicio de recolección de basura denunciaron que la presidente municipal de Puerto Morelos, Laura Fernández Piña, tienen un adeudo con ellos de más de 4 millones de pesos más lo que generen los intereses por los servicios de recolección de basura entre el 1 de agosto y el 31 de diciembre. 

El hecho fue confirmado por personal cercano a la Presidencia Municipal, quienes aseguraron que la relación entre la alcaldesa y “Bios, Servicios Ambientales y de la Salud S.A. de C.V.”, se rompió luego de la empresa sorprendiera a Rogelio Anaya, prestanombre del esposo de la alcaldesa, Carlos Alberto Moyano Menchaca, extrayendo secretos técnicos y empresariales sobre el manejo de los residuos. 

Empleados de la empresa “Bios Servicios Ambientales y de la Salud S.A. de C.V.” explicaron a Sol Quintana Roo, que una de las condicionantes no escritas para firmar el contrato para el servicio de la recolección de basura en Puerto Morelos, fue que Laura Fernández insistió en que Rogelio Anaya fungiera como gerente o el equivalente. 

 “Se aceptó el acuerdo por lo que fue desplazado nuestro personal de confianza. Él trajo algunas otras personas como supervisores, etc., por lo que parecían dos empresas, pero más tarde fue sorprendido recabando información de Bios y nuestra filial Proresur, lo que nos pareció muy extraño porque nada tenía que ver con su cargo”, dijo la fuente de la empresa poblana. 

“Ahora sabemos que el personaje en cuestión tiene una estrecha relación con el esposo de la presidenta Laura, y que ya vienen creando su estructura empresarial de recolección de basura, solo están esperando algunos permisos para dar a conocer el contrato de licitación con un valor cercano a los 20 millones de pesos”, agregó. 

“También explicaron que la inexperiencia del sujeto y los pleitos que trae la alcaldesa Laura con Carlos Canabal Ruiz, quien es amo y señor de la basura en Cancún, ya no quisieron recibir la basura de Puerto Morelos por lo que se creó un basurero clandestino en el kilómetro 1 de la ruta de los cenotes que está resguardado por la policía municipal”, aseguran. 

Los informantes aseguran que por “algún tiempo se estuvo llevando la basura al municipio de Solidaridad, pero ante la inexperiencia de Rogelio Anya y su gente que siempre dejaban un cochinero, le retiraron la autorización”. 

Ahora le deben la empresa Bios más de $4,000,000.00 (Cuatro millones de pesos 0/100 MN) que no ha pagado la señora presidenta, afirman, lo que también provocó desempleo y salarios caídos, en general dejo en la insolvencia a nuestra empresa”. 

Como se recordará, Sol Quintana Roo informó que en agosto de 2019 el ayuntamiento de Puerto Morelos otorgó el contrato MPM/OM/FORTAMUN/SER/001/2019 a la empresa “Bios Servicios Ambientales y de Salud S.A. de C.V.”, por un monto de $9,848,431.32 (Nueve millones ochocientos cuarenta y ocho mil cuatrocientos treinta y un mil pesos 32/100 MN) por el servicio de recolección y disposición final de residuos sólidos. 

El contrato que se realizó por medio de una licitación pública, lo firmó el apoderado legal es Gustavo Amador Carrasco, dejando testimonio de que la empresa fue constituida en el municipio de Chignahuapan, Puebla, el 28 de enero del 2019. 

Y si bien la empresa “Bios Servicios Ambientales y de la Salud S.A. de C.V.”, fue constituida en Chignahuapan, Puebla, tiene domicilio fiscal en la Ciudad de México, en el Barrio San Ignacio Manzana 1 Lote 64 de la Alcaldía Iztapalapa. Sin embargo, la dirección es un domicilio particular y a lado hay una tienda de abarrotes. 

Otra inconsistencia es que “Bios Servicios Ambientales y de la Salud S.A. de C.V.”, no está inscrita en el Registro Público del Comercio, aunque el apoderado legal, Gustavo Amador Carrasco, es propietario de la empresa Proresur, dedicada al mismo giro de recolección de residuos, pero fundada dos meses después que la primera, en marzo de 2019. 

A la fecha el Ayuntamiento de Puerto Morelos no ha transparentado el nuevo contrato de recolección de basura ni con qué empresa se trabaja y mucho menos el monto del contrato. Sin embargo, los denunciantes aseguran que por todo el año del servicio y el crecimiento de la demarcación la cifra acordada estaría rondando entre los 18 y 20 millones de pesos. 

En un acercamiento con el personal que actualmente labora en la recolección y confinamiento de la basura que se genera en Puerto Morelos aseguran que algunos cobran en el ayuntamiento y otros reciben sus pagos por medio de una pagadora, pero que trabajan en condiciones de incertidumbre. 

 “Algunos de los choferes eran de la empresa Bios, hay otros que son del ayuntamiento, pero en general ninguno sabe para quién trabaja, además de que no nos proporciona seguro social y otras prestaciones, todos estamos trabajando con contratos de eventuales”, explican. 

“De un momento a otro vimos que se llevaron los camiones de Bios. En ese tiempo vinieron a hacer el quite alguno camiones de Playa del Carmen y ellos se la llevaban la basura para allá, para Playa, pero trajeron unos camiones viejos e inservibles y metieron uno o dos nuevo, pero dicen que venían del Estado de México”, argumentan. 

El personal de la empresa asegura que solo recibieron un pago de $3,582,222.25 (Tres millones quinientos ochenta y dos mil doscientos veintidós pesos 25/100) antes de que concluyera el año y nada más. Hay un faltante de $4,000,000.00 (Cuatro millones de pesos 0/100 MN) por los servicios prestados. 

Aunque en el contrato de menciona que $9,848,431.32 (Nueve millones ochocientos cuarenta y ocho mil cuatrocientos treinta y un mil pesos 32/100 MN), con un periodo del 1 de agosto al 31 de diciembre, lo cierto es que a la empresa se le acuso de incumplimiento pero a comienzos de diciembre de 2019, por lo que no se concluyó todo el periodo. 

Sin embargo, se realizaron servicios que a la fecha el ayuntamiento no ha cumplido con los pagos correspondientes y que ascienden a $4,000,000.00 (Cuatro millones de pesos 0/100 MN) por los servicios prestados. 

Personal de la empresa advirtió que de no cumplir con los pagos se procederá de manera legal, por la vía civil y judicial porque existe información en la que exceden los ámbitos re la relación entre empresa y municipio. 

Y mientras la candidata de Morena elegirse como diputada federal sigue haciendo promesas de campañas, los terrenos de la policía municipal son basureros ambulantes a cielo abierto y focos de infección de diversas enfermedades, entre ellas el Covid-19. 

Artículos Relacionados

SEGUIRÁ EN PRISIÓN MAURICIO GÓNGORA

Información

EDOMEX: TIERRA DE CÁRTELES

Morocha

GÓNGORA TENDRÁ UNA NUEVA IMPUTACIÓN POR PECULADO

Información

Deja un Comentario