Portada

XCALACOCO, ARRUINADO POR EL INAH

Xcalacoco

*La oscura privatización del sitio arqueológico que el Instituto Nacional de Antropología e Historia no sabe defender

*La cadena hotelera Sandos Caracol dice ser la dueña de la zona arqueológica patrimonio de la humanidad ubicada en Playa del Carmen, municipio de Solidaridad

STAFF SOL QUINTANA ROO

Al norte de Playa del Carmen, se ubica el sitio arqueológico «Xcalacoco» el cual desde el 2011 está «secuestrado» por el hotel Sandos Caracol que se adueñó del lugar y que ofrece al turismo tours basados en la cultura maya y que cobra cantidades importantes por sus paseos por el lugar.

Lo más significativo es que ni los gobiernos estatal y municipal, así como el federal por medio del Instituto Nacional de Antropología e Historia no sabe defender (INAH) han sabido defender como patrimonio y legado del estado de Quintana Roo, de México y de la Humanidad, como lo es toda la cultura maya.

Anteriormente, este sitio se podía visitar de forma gratuita, ya que no forma parte de la Red de Zonas Arqueológicas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) que se encuentran abiertas al público. Es decir, si bien son patrimonio de la nación, no hay que pagar un derecho para ingresar.

De hecho, antes de que el sitio de Xcalacoco fuera cercado por el hotel de capital español, el INAH lo contempló dentro de un Programa de Empleo Temporal para acondicionarlo para una posible apertura.

En ese entonces, la directora del Centro INAH Quintana Roo, Adriana Velázquez Morlet, según lo publicado en un comunicado del INAH, estaba en proceso de investigación junto a otros 5 sitios: Chakanbakan, Akumal, San Miguelito, Nicolás Bravo y Boca Iglesias.

Incluso, en abril del 2013, en una publicación de la revista Cuicuilco, de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), Velázquez Morlet citó a Xcalacoco como uno de los cuatro sitios que en unos años tendría las condiciones para abrirse al público.

Sin embargo, en septiembre del 2012, un medio local dio cuenta de la situación por la que atravesaba este sitio, tras la llegada del hotel Sandos Caracol.

Los dueños del complejo, argumentando tener la propiedad, cercaron y dividieron en dos el sitio arqueológico, conservando algunos edificios y dejando otros fuera de «su propiedad».

Esta situación provocó una controversia constitucional que a la fecha, al parecer no se resuelve o, posiblemente, el INAH haya desistido.

Y es que, al preguntar al actual director del Centro INAH Quintana Roo, el arqueólogo Margarito Molina Rendón, este simplemente desconocía del tema, y por lo que pidió un tiempo para informarse.

En la página oficial del INAH, al buscar este sitio de Xcalacoco, ya no apareció la información referente a su historia, y la descripción de los vestigios, tal como detallan de otros.

Por ejemplo, la Zona Arqueológica de CALICA, refiere que el «Grupo P» es un conjunto monumental conformado por una plataforma con estructuras de diversas épocas, así como un basamento integrado por dos plataformas sobre las que se levantan otras estructuras y una pirámide de cinco cuerpos.

El conjunto es un ejemplo representativo de arquitectura temprana en la región, que data del Preclásico tardío (300 – 50 a.C.) y Clásico temprano (250 – 600 d.C.), con una importante reutilización durante el Posclásico tardío (1200 – 1450 d.C.). Sobre una de las plataformas (“Gran Plataforma P”) se conserva un edificio estilo Costa Oriental, conocido como «Templo de las Columnas», que en su interior conserva un santuario conocido como “La Casa Azul”, que presenta hasta 26 capas de aplanados de estuco, incluyendo un espléndido mural en la fachada, del que se conserva poco más del 35%, por lo que es un sitio representativo de la pintura mural posclásica de la región, donde se plasmaron aspectos relevantes sobre la concepción del cosmos maya de esa época.

O la zona arqueológica de Xaman Ha (en Playacar), que corresponden al período Postclásico tardío (1200 – 1550 d.C.) y entre ellos se encuentran principalmente, templos para funciones rituales, residencias de mampostería y plataformas para casas de material perecedero. Las construcciones mejor conservadas son las ubicadas en los grupos B, C y D, destacando la Estructura C-1, que es la más grande del sitio y que conserva fragmentos de pintura mural que incluyen una de las fechas calendáricas más tardías conocidas en la región maya. El grupo C también incluye una muralla en forma de “U” que rodea al conjunto de estructuras principales.

De hecho, a diferencia del hotel Sandos Caracol, el INAH tiene estos dos sitios bajo el resguardo de particulares, mediante convenios.

En el caso de CALICA, «el sitio no está formalmente abierto a la visita pública. Cualquier visita debe solicitarse con anticipación, a fin de que el Centro INAH Quintana Roo la organice con los administradores de la empresa Calica», informa en su portal oficial.

Mientras que en el caso de Xaman Ha, » el sitio no está formalmente abierto a la visita pública. El visitante debe informar de su ingreso en el área de control de acceso del fraccionamiento».

En el caso de Xcalacoco, el INAH no informa si se debe pedir permiso al hotel o al Centro INAH Quintana Roo.

De hecho, al llegar al lugar, la vereda por la que se ingresaba al lugar desapareció entre la espesa vegetación de la región. Ninguna persona de las que laboran los clubes de playa del lugar sabía siquiera de su existencia y menos cómo llegar.

Es decir, el sitio de Xcalacoco, por lo menos la parte que no fue secuestrada por el Sandos Caracol, se volvió a perder en la selva y por ahora no figura en los planes del Centro INAH Quintana Roo ser rescatada.

Hay que recordar que desde hace unos pocos años, sus esfuerzos se centran en resolver el conflicto con ejidatarios de Bacalar para poder abrir el sitio de Ixchkabal que, presumen, será casi de la misma magnitud que el de Chichen Itzá, en Yucatán.

Hoy las ruinas de Xcalaco representan un jugoso negocio para la cadena hotelera Sandos Caracol, pues vende la cultura maya al turismo nacional y extranjero, mientras el INAH opta por hacerse de la vista gorda en la defensa del patrimonio cultural de México.

Artículos Relacionados

¡LE ROBAN AL SAT!

Información

DROGA INCAUTADA EN BELICE ERA DE LOS HERMANOS LARREA

Información

MAURICIO GÓNGORA, OTRO FUNCIONARIO CON BENEFICIOS

Arceus

Deja un Comentario